Tres meses desde que me volví a enamorar

Hoy hace tres meses que te declaraste a mí y dije sí, te quiero. Viniste al mundo para revolucionar mi corazón, para descubrirme la capacidad infinita que una madre tiene para querer a todos sus hijos, sea uno, sean cinco, de igual forma, incondicionalmente. Llegaste para poner mi mundo emocional patas arriba, y te doy las gracias hijo, porque dudo que una felicidad mayor sea posible. Ese día cerraste el círculo de nuestra familia… Una línea que gira y gira, sin principio ni fin, infinita. Sigue leyendo