¡Se acabó! Nuestra relación es imposible.

heart-297313_640Lo he intentado muchas veces sin éxito. Créeme si te digo que he puesto todo de mi parte. Una oportunidad tras otra, un fracaso tras otro. El otro día pasé un día muy largo contigo… Empecinada en sacar adelante lo nuestro, una nueva oportunidad. Hiciste que volviera a gritar, que estuviera irascible y malhumorada. Sentí que había perdido el tiempo. Por fin me di cuenta y lo reconocí, no me gusta estar contigo. Sigue leyendo

Anecdotario. Sabe más el diablo por viejo…

A todos y a todas nos molesta o nos escuece al menos un poquito que nos digan con voz categórica y con algo de suficiencia quizá también, aquello de “Te lo advertí“… Pero es que, qué leches, nos lo advirtieron.

Dijo alguien una vez que la curiosidad mató al gato. Y desde luego matarlo no sé si lo mató, pero teñirlo en nuestro caso, lo tiñó. De amarillo limón concretamente. Monísima y graciosa estaba la felina, las cosas como son. Pero observar con mis propios ojos el desaguisado que el pequeño animal peludo ocasionó en un abrir y cerrar de ojos… O mejor dicho, en un entrar y salir de un cubo, fue poco menos que apoteósico. Sigue leyendo

La maternidad de la A a la Z: Con “W” de What?

Si alguien tiene en esta vida la capacidad para sorprenderme ese es mi hijo. Comentarios imprevisibles, salidas que te llevan a veces incluso a reflexionar, a reír, a llorar, a sentirte orgullosa… Pensamientos impensables que fluyen de esa pequeña mente y que de repente un día te encuentras con esta cara y diciendo…

WHAT?!?!?

Sorpresa

Este post pretende ser un post completamente vivo. Una de las letras más complicadas de este diccionario, y sin embargo, no tengo duda, será una de las más activas. El post más editado de todos los tiempos. En él iré incluyendo todas esas “prendas” de las que hablo y que por nada en el mundo me gustaría quedaran en el olvido. Y más ahora que me tocará vivirlas por duplicado…

¡Comenzamos!

– Ama… ¿Tú te has morreado en los labios alguna vez con Juancar?
– Sí, hijo.
– ¿Cuántas veces?
– Paso palabra…

¡No entiendo por qué se tuvo que inventar la “mala gaita”… (Refiriéndose al mal humor de los adultos. A lo que a mí me entra un ataque de risa y él añade…) ¡Ama, escríbelo en “Blogger”!

Cuando sea mayor voy a construir un cohete para ir a Marte. Tú vas delante conmigo. Juancar y los abuelos van detrás.

image

What!?!?!

Si el mundo fuera una cebolleta gigante ya no existiría. Porque me la hubiera comido…

What!?!?!

El hecho de que tu hijo oiga desde que nació “Es que tiene la nariz de su padre. Otra cosa no, pero la nariz, es del padre. Cagaíto”… Puede dar lugar a preguntas de este tipo…

¿Esta nariz es de aita? O ¿Es nariz de nacimiento?

What!?!?!

Ama… Cuando tú eras pequeña… ¿Existían los juguetes?

(¡Dios! Aquí me hundió en la más absoluta depresión, ¿Tan mayores nos ven?)

What!?!?!

Todo no es posible. La gente dice que nada es imposible… Pero eso  no es verdad. Construir un planeta sí es imposible. O tocar un planeta y que se caiga al suelo desde el espacio también es imposible.
image

What!?!?!

– Ama, los abuelos, Juancar, tú y yo debemos de estar soñando en el mismo sueño, porque últimamente me estoy comiendo todo sin protestar.

– Sí hijo… Es que un día se lo pedí a una estrella fugaz

What!?!?!

– Ama, ¿Hace frío en la calle?

– No hijo, no hace frío.

– Vale. Pues cuando haga frío y enciendas la caldera, cierra todas las ventanas, porque sino consumes mucha energía. Porque la caldera consume energía ¿Lo sabes no?

What!?!?!

Creedme… Continuará… ¿Quieres compartir aquí alguna perla de tus hijos? ¡No te cortes!

.

Consulta aquí mi diccionario completo de la p/maternidad de la A a la Z

La p/maternidad de la A a la Z es un carnaval de blogs iniciado por Trimadre a los Treinta que consiste en que cada p/madre participante describa un sentimiento al que ha descubierto un nuevo sentido con la p/maternidad, o una faceta de su personalidad que desconocía antes de ser p/madre. El objetivo es crear en red, colaborando un@s con otr@s, un “Diccionario de p/madres” con el que reírnos, emocionarnos y conocernos un poco más.

Anecdotario. La que no tiene cabeza…

A lo largo de nuestra vida, ¿Cuántas cosas nos ocurren que luego dejamos en el olvido? ¿Cuántas anécdotas vivimos con nuestros hijos e hijas, incluso nosotros y nosotras mismas que acabamos relegando en el armario de las vivencias olvidadas? Por eso, he decidido abrir este pequeño huequito en el blog, (No sé si da para tanto como para llamarlo sección) donde iré recogiendo todas aquellas que me apetezca recordar en el futuro. Y por qué no, reírme de mí misma, que es muy sano. Sigue leyendo