Cómo entretener a los niños y a las niñas en un viaje familiar

Hoy colabora en El rincón de Mixka Catalina López, autora de este interesante artículo que ha preparado especialmente para mis lectores y lectoras y que esperamos te resulte útil y disfrutes.

Nuestra escapada vacacional es ese momento soñado y anhelado, a veces durante casi un año, donde queremos que todo salga perfecto, que nada se desvíe de nuestros planes y que obtengamos nuestro merecido descanso.

En caso de viajar con niños, tanto el viaje de ida como el de vuelta pueden resultar poco relajantes si nuestros hijos se aburren o se sienten desatendidos. Si además viajamos en transporte público o colectivo, corremos el riesgo de que molesten a otros viajeros. Para evitar que tu vacaciones soñadas empiecen o acaben con un viaje poco agradable, conviene saber cómo distraer y entretener a los niños durante los trayectos.

1.- Distintas distracciones para distintas edades.

El cerebro de nuestros hijos pasa por muy distintas fases en sus tres primeros lustros de vida. Por eso, niños de distintas edades pueden tener capacidades de atención muy diferentes. Mientras que los más pequeños se cansan enseguida de una distracción concreta, también les llama la atención casi cualquier novedad.

En cambio, mientras mayores sean, más capacidad de concentración pueden tener en una distracción que les guste, por lo que podrán permanecer más tiempo con la misma si es de su agrado.

2.- Juegos sencillos, mejor que complicados.

En el medio de transporte que elijas no tendrás mucho espacio, sobre todo si hay más viajeros. Es por eso que has de escoger los juguetes pequeños antes que los grandes y los sencillos antes que los complejos. Que no puedan ser molestos, por ejemplo, que no hagan ruido o que no puedan molestar al padre que conduzca o a otros viajeros. Desde luego, ¡es mala idea dar a los niños unas pistolas de agua en un avión!

clip_image001

Imagen cortesía de shutterstock

3.- Estimula su interés por las vacaciones.

Además de entretenerles durante el viaje, incitar a los niños a conocer más sobre el destino escogido hará que disfruten más de él y ampliará su visión sobre las vacaciones. Actualmente existen guías de viaje para niños diseñadas para interesarles acerca de los lugares a los que viajan.

4.- Juegos verbales.

Son los más baratos, sencillos y no necesitan que te cargues de juguetes. Puedes jugar al “veo-veo” o a describir algo con una serie de palabras tabú que quien describe no puede utilizar. También puedes jugar a descubrir un objeto, película, serie de televisión o personaje de manera que quien lo describa tenga que hacer mímica y no usar palabras. Las palabras encadenadas, jugar a que cada participante de la familia vaya añadiendo una frase a una historia o que todos se imiten los unos a los otros, suele garantizar risas que facilitan que el tiempo pase más rápido.

5.- Videojuegos, cine y televisión.

Aunque conviene evitar que nuestros pequeños pasen demasiado tiempo pendientes de una pantalla, dejarles un rato con sus personajes o videojuegos preferidos puede proporcionar un merecido descanso a sus padres.

6.- Diario del viaje

Una manera de que los niños vean el viaje como un divertimento es pedirles que hagan una especie de diario de a bordo. Pueden hacerlo al estilo marinero o si le echan más imaginación, como si estuvieran en una nave espacial y todo el viaje fuera una gran aventura: los otros vehículos serán otras naves espaciales y cada nuevo paisaje, un nuevo mundo que estudiar, nombrar y catalogar. No hay mejor juguete que la imaginación y ejercitar hace que los niños crezcan más ingeniosos y ocurrentes.

7.- Pasatiempos, tebeos y libros.

Como ya hemos señalado, en el caso de los niños más pequeños hay que prever que se cansarán pronto de una actividad concreta, por lo que mejor llevar de más que de menos. Hoy en día las editoriales apuestan por libros infantiles muy llamativos y cada vez más adaptados a edades diversas. Como opción adicional, algunos tebeos y pasatiempos pueden ayudar a que tus hijos sobrelleven esos viajes que a veces se les hacen tan largos.

Un buen viaje ha de ser el perfecto prólogo y epílogo de nuestras vacaciones familiares. Que los niños disfruten de los trayectos como parte de las propias vacaciones es la clave para que el principio y el final de nuestro descanso sea el que adultos y menores se merecen.

DESCARGA esta guía práctica para viajar con niños y niñasCortesía de Viajo bien.

Este artículo ha sido escrito por Catalina López. Comunicadora social y periodista de la Universidad Pontificia Bolivariana. Ha escrito para varios periódicos locales y nacionales. La apasiona viajar, leer, el cine y todas las actividades de aire libre. Desde hace un año empezó su proyecto de escribir online acerca de sus aventuras de viaje, escribiendo en blogs de paginas como: www.viajobien.com.uy. Puedes seguir sus escritos en twitter @CatalinaLoZu

12 pensamientos en “Cómo entretener a los niños y a las niñas en un viaje familiar

  1. Por aquí tenemos doble problema:él se marea y yo también jaja. Si yo me pongo a entretenerle, acabo fatal y vomitando,como una niña. Y si él se marea, es él quien hace de niña del exorcista. generalmente somos los dos. Así que ni vídeos, ni juegos ni nada que nos haga girar la cabeza o bajar la vista porque agrava el problema. En mi caso, solo podemos recurrir a la biodramina y a intentar dormirnos los dos.
    Si es que somos pésimos compañeros de viaje..

    Me gusta

    • Ay amiga…

      Eso sí que es un problemón… Te cuento un secreto. Yo si no conduzco yo, también me mareo. Y se pasa fatal, la verdad. Bastante tiene una con lograr llegar a destino de una sola pieza… ¡Pero los niños no entienden de mareos! ¡Qué poco considerados! 😉

      Mientras la Biodramina os vaya bien, ni tan mal. Para el mareo (a mí por lo menos me empeora), fijar demasiado la mirada en un libro, el móvil, etc, me va bastante peor. Lo que me ayuda es mirar al frente y bajar un poco la ventana y recibir aire fresco. Eso sí, cuando entro en bucle ya… ¡Adiós! Eso sí, es coger el volante, y mano de santo, jijijiji.

      Me gusta

      • Eso me pasa a mi, que si voy a mi aire sin hablar con nadie, sin leer, sin móvil etc no me mareo. Pero ahora llevo al lado a un bichito que se marea y debo ir pendiente de el así que en lo que me giro dos veces para atenderle ya me he mareado. Mira, hace un par de semanas contaba en el blog que vino una amiga de visita sorpresa. Pues con biodramina y todo eh, nos fuimos a comer a un sitio a media hora de aquí, y vomitamos los dos, el niño y yo. Menos mal que mi amiga ya me conoce porque si no.. Que vergüenza.

        Me gusta

  2. Ooh!! me ha encantado el post!! la verdad es que no he viajado tanto con la peque. Mas que nada que no le gusta el coche. Es muy bebé todavía para jugar a todo esto. Pero tengo ganas de que crezca un poco más y se pueda distraer, sin ponerse a llorar. Mientras tanto, viajamos en tren, que es la mejor manera de poder viajar con ella encima y sin problema

    Me gusta

    • Ains… Siendo tan pequeñines pueden ocurrir dos cosas:

      1. Que duerman como marmotas desde que el coche se pone en marcha.
      2. Que no peguen el ojo en todo el viaje y llegues a destino con ataque de ansiedad.

      Jajajjaajajja. Lo que ocurre es que siendo tan pequeñines es complicado entretenerles, es cierto. Sin embargo, de cara a que se van haciendo más mayores, todos estos tips vienen requetebién. Nosotros que con el mayor, que enseguida cumplirá 8 años, hemos viajado bastante lo hemos podido comprobar. Hemos pasado por varias fases. Ahora se entretiene bastante con la consola, hace fotos con ella, trastea aquí y allá, lee, jugamos a las adivinanzas,… Pero ha habido épocas que la pregunta estrella era nuestra pesadilla ¿Y cuánto queda?

      Tener en cuenta todas estas cuestiones y planificarlas con antelación, nos hace el vieja mucho más llevadero a todos. A los más mayores y a los peques.

      Un abrazo 😉

      Me gusta

  3. ¡Muy interesante! ¡Me lo apuntaré para futuros viajes! Mi peque de un añito es difícil que se distraiga con algo, prefiero que se duerma del tirón porque enseguida deja de echar cuenta a los juguetes o algo.

    Me gusta

  4. Yo he decidido que no quiero viajar más en coche porque así ambos podemos estar pendientes de entretener a mi churumbelita. Una de las peores ideas que tuvimos nunca fue ponernos a jugar con un globo que se iba constantemente a la zona del conductor ¡para habernos matado, oye!

    Me gusta

    • Anda que… Jajajajajajaja sí, lo del globo no es una gran idea, no. Pero bueno, te perdonamos porque eres tú 😛

      La verdad es que el transporte público, avión, tren, etc… Son una buena opción por el tema que tú comentas. Nosotros este año nos aventuramos a irnos en coche. Viaje de 7 horas. Aparte de todos los consejos del post, me tomaré una tila para sobrellevar el viaje. O quién sabe, igual me sorprenden los peques 😉

      Eso sí, nada de globos, ¿eh?

      Me gusta

¿Me dejas un pensamiento?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s