La biblioteca… ¡Hoy leemos sobre la música!

Hoy abrimos la biblioteca por primera vez en este año, con un tema que me encanta, ¡la música!. No sé si alguna vez os he dicho que no podría vivir sin ella… Pues sí, así es. De hecho, os cuento un pequeño secreto, durante varios años estuve inmersa en el mundo de la música, estudié solfeo, coral y comencé a tocar el acordeón… A mí realmente me gustaba el piano, pero casi casi, por dar gusto a mi abuela (y porque un piano en aquella época costaba un ojo de la cara), me matriculé en acordeón. La preadolescencia, y el hecho de que el instrumento no me acabara de llenar del todo, fue el motivo del abandono en segundo año. Pero lo cierto es que recuerdo aquella época con mucho cariño y aprendizaje. Pero hoy no vamos a hablar de esto, hoy en la biblioteca, gracias a boolino vamos a hablar de libros.
Sigue leyendo

Mi historia de la teta. Nuestra primera lactancia.

Cuando arranqué con el blog tuve muchas tentaciones de escribir sobre mi primera (y en aquel momento única) lactancia. Después de un año largo de blog, las personas que seguís de cerca esta bitácora ya conocéis de sobra mi historia. Supongo que por apuro, vergüenza, miedo… O simplemente por intimidad, en los inicios no tenía previsto que terminara siendo mi rincón de catarsis, no me pareció oportuno hacerlo. Sin embargo, Vanesa, Orquídea dichosa, nos brindaba en su blog la oportunidad de compartir nuestra historia. De aprender unas de otras, de llorar y reír juntas, de desahogarnos, de vaciar la mochila, y así fue como empecé a escribir mi relato. A fecha de hoy me apetece que esa parte de mi historia esté en el blog, por lo que le planteé a Vanesa la posibilidad de copiar y linkar parte de la misma. Ella me dio la posibilidad de “llevarme” el post completo, pero lo cierto es que ese relato fue escrito para su blog, y lo justo es que permanezca en él. Por ello, aquí sólo encontrarás parte del mismo…
Sigue leyendo