Querido diario… Noviembre

Querido diario,

La maternidad me ha hecho darme cuenta de muchas cosas. He ido arañando capas de mí misma con cada vivencia, destapando miedos, superándolos, como en cualquier otra faceta de la vida… La experiencia te curte. Superas “con nota” las pruebas que te ponen. Pruebas que, paradojas de la vida, un día tus padres pasaron por ti… Me pregunto con la perspectiva del tiempo, ¿valoré esa labor y aquel esfuerzo? La respuesta es sencilla. No.

wings-474114_640

Como cualquier otra madre, ni más ni menos, como cualquier otra, protejo bajo mis alas a mis hijos. Es fácil hacerlo sabiéndoles cerca, a salvo, pero lo cierto es que como lo hiciéramos nosotros algún día hace años, poco a poco, necesitan aprender a volar solos. Hemos de ir abriéndo dichas alas, porque nuestra labor como padres es que vayan construyendo su propia personalidad, que aprendan a tomar decisiones, a equivocarse, a crecer como seres individuales que son. Y esta quizá sea la mayor prueba que todo padre y madre tenga que asumir en este camino de la pa-maternidad.

Entender que desde el mismo momento en el que nacen, nuestro papel es ayudarles a emprender el vuelo en el futuro… Por desgracia, cada vez menos lejano.


Querido diario es una iniciativa de The blue monster. Un pequeño carnaval de blogs en forma de diario. Mensualmente lanzará una palabra que nos servirá de inspiración para crear una pequeña entrada sobre la maternidad/paternidad que no excederá de 200 palabras. Puedes consultar aquí todas las condiciones.

Otros diarios…

18 pensamientos en “Querido diario… Noviembre

  1. que difícil es aceptar que ellos tienen sus propias alas, y que deben aprender a volar solos!!! ay es una de las cosas mas complicadas de ser madre. Un besazo

    Me gusta

  2. qué gran verdad esa de que no valoramos a nuestros padres hasta que nos convertimos en ellos… y qué duro saber que un día volarán y se alejarán de nuestro lado pero espero que cuando ocurra pueda estar tranquila de que su vuelo será seguro porque les enseñé bien.. un besazo

    Me gusta

    • ¡Claro que sí! No tengas duda de ello. Yo creo que aunque como todos, cometemos errores, pero toda madre desea para sus hijos lo mejor. Seguro que estarán muy orgullosos de ti.

      A mí estas reflexiones me hacen poner en valor todo lo que mis padres hicieron/hacen por mí. Y espero que un día mis niños tengan los mismos sentimientos que yo tengo hacia mis padres. Con las alas levantadas, pero alerta… Por si algún día les necesito.

      Me gusta

  3. Es verdad que no sabemos lo que sufren nuestros padres hasta que no tenemos hijos y que miedo da que crezcan tannnn rápido y no saberles guiar correctamente.
    Un besote

    Me gusta

    • Totalmente…

      Yo muchas veces lo pienso. Que por todo lo que yo estoy pasando, ellos lo.pasaron algún día por mí. Lo bueno y lo no tan bueno. Tengo grabado en la memoria a fuego el día que me fui de casa… En una marquesina dd autobús, con la maleta, esperando… Y llorando a moco tendido. Había dejado el nido. Jamás le pregunté a mi madre qué sintió. Pero si yo estaba así, ¿cómo estaría ella? Pero un día, inevitablemente, volamos del nido.

      Le gusta a 1 persona

  4. Que bonito y cierto es lo que dices!!! Ahora que soy madre entiendo mucho mejor cosas que hizo mi madre y no eran para fastidiarme como creía en el momento de ignorante juventud, se nos hace muy cuesta arriba que cada vez crecen más y algún día serán totalmente independientes pero C EST LA VIE

    Me gusta

    • ¡Gracias guapa!

      Completamente de acuerdo. Ya escribí en otro post sobre este tema más profundamente. Supongo que es ley de vida, ¿no? Lo rápido que queremos volar cuando somos más jóvenes y lo que cuesta dejarles volar a ellos… Pero, hay que dejarles caer también, para que aprendan a levantarse, siempre desde su lado, eso siempre.

      ¡Un besito, preciosura!

      Me gusta

    • ¡Exacto! Qué bien lo has definido… Y qué difícil es de alguna manera aceptarlo cuando estamos en este lado de la barrera, ¿verdad?

      Yo recuerdo cuando “era” hija, quería crecer, ser independiente, que me dieran esa independencia… Y ahora me doy cuenta lo mucho que cuesta soltarles…

      Pero como tú bien dices, nuestra labor es guiarles, estar ahí y prestarles un brazo en el que apoyarse, ayudarles a crecer como personas.

      ¡Un besazo y feliz día, preciosa!

      Gracias por pasarte y dejar tu huellita. 🙂

      Le gusta a 1 persona

¿Me dejas un pensamiento?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s