¡Se acabó! Nuestra relación es imposible.

heart-297313_640Lo he intentado muchas veces sin éxito. Créeme si te digo que he puesto todo de mi parte. Una oportunidad tras otra, un fracaso tras otro. El otro día pasé un día muy largo contigo… Empecinada en sacar adelante lo nuestro, una nueva oportunidad. Hiciste que volviera a gritar, que estuviera irascible y malhumorada. Sentí que había perdido el tiempo. Por fin me di cuenta y lo reconocí, no me gusta estar contigo.

Salí de casa dispuesta a empezar de cero. Compré varias cosas. “Es fácil, sólo tienes que poner algo de tu parte”, me decía una y otra vez. Me fijé en otras, para ver qué tenían de especial, para intentar comprender qué es lo que estaba haciendo mal. Quizá la falta de confianza en nosotros ha tenido algo que ver.

Tú y yo no estamos predestinados a tener una relación.


Y así comenzó todo…

Entraba el otro día en una tienda de juguetes para comprar un regalo de cumpleaños. El primero de la temporada… Era una tienda de esas que no sabes bien dónde mirar. Cientos de cuentos con diferentes formas y llenos de color, juguetes de madera, de esos que desprenden un olor particular, manualidades para todas las edades, muñecos de trapo…

¡Muñecos de trapo!

Una cestita con muñecos de trapo. Me acerqué, había un perrito, lo miré, sencillo, con colores suaves y con muy pocos detalles. No tenía nada de particular, pero llamó mi atención y me transmitió mucha dulzura. Lo cogí y miré el precio, ¡catorce euros! Era algo parecido a esto:

wpid-perro-frutilla.jpg

Compré los regalos y salí de la tienda. No podía apartar de mi cabeza aquel perrito de trapo, y pensé… “Realmente no tiene nada, es muy simple”… ¿Y si hago yo uno para Xabier? ¡Oh, sería perfecto! Un muñequito de trapo hecho por mamá. ¡No hay más que hablar!

Compré tela, relleno, y hasta unos cascabeles para meter dentro y que hiciera las veces de sonajero. Pero no haría un perro, no. Haría algo único. Un monstruito que dibujado por mí, sería único para él. Éste fue el diseño que hice:

wpid-2014-09-25-23-22-35_deco.jpg

Sencillo. Muy sencillo. Un cuerpecito redondeado, con sus extremidades pequeñas y unas antenas en la parte superior, donde estarían unos grandes ojos saltones (con fieltro quizás)…

La técnica era sencilla: Las tres “T”,  tela, tiza y tijeras. Puse sobre la mesa la tela doble, sobre ella, mi dibujo artístico. Con la tiza perfilé la silueta despacito para no estropearlo y no manchar la tela demasiado. Sujeté ambas telas con alfileres para poder empezar el trabajo serio. La cosa marchaba bien. ¿Sería aquel día el de mi reconciliación con la aguja y el hilo? ¿Sería realmente el día en el que las manualidades dejaran de ser mi talón de Aquiles? ¿Podría llegar a ganarme la vida haciendo monstruitos únicos y exclusivos a demanda? (Esto lo veremos más tarde. O mejor, seguramente no lo veamos nunca).

2014-09-26-07-15-31_deco

Aguja e hilo. Comencé a coser. Despacio, muy despacio. Intentando hacer puntadas de un tamaño uniforme. Una hora más tarde, sudores fríos caían por mi frente. Los dedos de la mano derecha casi dormidos… “Venga, ánimo, sólo te queda la mitad”. Por fin, después de varios descansos (entre teta y teta e ir a buscar al colegio al mayor…), por fin terminé. Todo el dibujo estaba cosido a excepción de la parte de las piernitas, que sería por donde metería el relleno para dejarlo regordete, suave y blandito… Era el momento de la verdad. Le di la vuelta… Le volví a dar la vuelta para volversela a dar una segunda vez. Algo se debía de haber quedado enganchado… Lo miré. Lo volví a mirar. No se parecía en nada a aquel maravilloso monstruito que transitaba mi cabeza. Lo miré otra vez, desde diferentes ángulos, por si era una cuestión de perspectiva. ¿Qué opináis?

2014-09-26-07-32-06_deco

Mi hijo mayor me animaba sin éxito. Sé a ciencia cierta que las palabras que salían de su boca eran mentiras piadosas. Un sentimiento ambiguo recorría mi cuerpo, no sabía si reírme o llorar, ¡Menuda mierda de monstruito! Pero estaba “calentita” y no iba a permitir que un simple error de cálculo echara por tierra mi sueño. Mi bebé tendría un… Tendría un… Tendría algo. Hecho por su madre. Con el sudor de su frente. Y punto pelota.

Cogí lo que me había sobrado de tela. Esta vez con mano temblorosa volví a dibujar. Volví a usar las tres “T”, tela, tiza, tijera. Volví a coser hasta que dejé de sentir mis dedos, esta vez sin poner tanto cuidado en las puntadas. Le di la vuelta, se la volví a dar, volví a dársela una segunda vez. Da igual, es un poco ambiguo el trapujo este de las narices adorable muñequito, pero no importa. “Lo relleno, le planto los ojos y ala, a correr”. Hiperventilo. ¿Qué es? No lo sé. Pues a mí me parece… Queridos lectores y lectoras, saquen ustedes sus propias conclusiones.

2014-09-26-07-48-30_deco

En fin, la cosa iba cogiendo forma, aún no sabemos de qué, pero iba cogiendo forma. En mis padentros yo sabía que esto tampoco tenía solución, pero no soy persona que se rinda con facilidad, aunque en ese momento reconozco que mi estado mental estaba flaqueando. ¿Cómo explicarlo? Era una mezcla de frustración con unas gotitas de mala leche. Le cosí los ojos, intenté por todos los medios hacer dos ojos iguales. En fin, le cosí los ojos. ¿Y ahora qué hago con el fieltro? ¿Un gorro? Uy no, un gorro no “tustasloca” (por si no había tenido bastante), ¡una capa! Sí, una capa sería perfecta. Así no se ve el resto.

2014-09-26-08-02-03_deco

Y ese, señoras y señores, fue el día que decidí, irrevocablemente, que jamás volvería a coser. Que en mi relación amor-odio con el “DIY” hay barreras irreconciliables. Que da igual que nuestros sentimientos en algún momento se acerquen. Nuestra relación es un amor imposible. Y me queda la satisfacción de saber que al menos lo intenté, una y otra vez.

MORALEJA: El que la sigue a veces no la consigue, pero al menos lo intentó. Tómate la vida con sentido del humor. Y aprende a reírte de ti mismo.

IMG_20140917_120944

55 pensamientos en “¡Se acabó! Nuestra relación es imposible.

  1. El post me ha encantado mas que nada por que no te has rendido en ningún momento y has seguido ideando para ver que se le puede hacer a tu bebe y mira lo has conseguido y es precioso y el nene cuando sea mayor te lo agradecerá enormemente y sera para toda su vida! Eres un ejemplo a seguir como mama💜

    Me gusta

  2. Me ha encantado tu experiencia, jajaja, me siento muy identificada contigo. A mi me encantan las manualidades pero no siempre las cosas quedan como habias planeado… Mi ultima creacion ha sido un bolso para mi hija pequeña con goma eva, parece facil no? Bueno pues no tanto… Mucho animo en tus creaciones y he de decirte que el monstruito ha quedado gracioso!

    Me gusta

  3. jajajajajajajajja Vero no te desanimes! como tu dices, lo intentaste y quien la sigue si que la consigue! ya verás que tarde o temprano podrás! 🙂 Seguro que Xabier lo aprecia y le gusta mucho!! ANimo!!!

    Me gusta

  4. Pingback: Blogs de papás y mamás: nos ponemos escatológicos | E7radio noticias, de Venezuela y el mundo

  5. mal de muchos consuelo de tontos… me uno al club de las negadas con la aguja… hasta para coserle la cinta a la chaqueta para ir al cole me las veo y deseo… ni te cuento si intento hacer lo mismo que tú… creo que me saldría el primo-hermano feo de tu muñeco..jejejeje…
    No te saldría perfecto pero el buen rato que he pasado imaginándomelo… eres un crak

    Me gusta

  6. Pingback: Escuela Infantil GRANVIA Vistahermosa » Archivo del weblog » Blogs de papás y mamás: nos ponemos escatológicos

  7. Los monstruos son monstruos… no tienen que ser bonitos, solo entrañables. Y el tuyo lo es. Además, yo, con problemas hasta para coser un botón, valoro tu esfuerzo!!!! Me he reido un rato largo leyendote. Besos

    Me gusta

  8. ¡Jajaja! ¡Qué cosa tan horrorosa! Yo con un bicho así no me iría a la cama.No sé lo des al niño, criaturita, qué miedo va a pasar con ese ser informe. Hija ¡bienvenida a mi club de inútiles para el DIY! Lo mejor es asumirlo y ahorrar para pagar los modelos de quienes sí tienen arte para estas cosas.

    Me gusta

  9. Pues a mi me parece adorable el monstruito!! Seguro que a tu peque le encanta y llegará a ser su preferido. Ése del que si se pierde o separa, ¡apaga y vamonos!!! Jejeje

    BESAZOS BICHEJOS ENORMES PRECIOSURA

    Me gusta

  10. Me vas a perdonar pero a carcajada limpia estoy.
    No lo dejes!!!! Sigue y además cuéntalo.
    Me “meao toa”
    Si te sirve de consuelo tenias que verme coser un botón. Y encima lo peor es que mi madre es modista y nunca lo he conseguido.
    Me has alegrado la tarde guapa!!!!
    Gracias un besazo.

    Me gusta

  11. Jajajajajaj, me meo contigo! Te sigo desde hace un tiempo pero no me decidía a comentar, pero es q no me he podido resistir!!!
    Tu muñeco es horrible, pero el post es buenisimo. Todo no se puede tener 😉
    Un besazo

    Me gusta

  12. ¡Cómo me he reído leyendo! Jajaja. Me has recordado a mi cuando tuve que hacer un caballito de esos con palo de escoba para mi peque, lo peor de todo es que era para la fiesta de Navidad de la guardería y se lo daba el Apalpador (sucedáneo de Papá Noel). No te puedes imaginar los pedazo caballos que hicieron las otras madres! Menos mal que a la peque le gustó y aún hoy juega con él. (Sigue sin saber que lo hice yo jeje)

    Me gusta

    • Ains… Calla, si cada una me decís una cosa. Tú dices perro, otra dice, yo qué sé. A mí me parece Coco de Barrio Sésamo desteñido en una rueda de reconocimiento (por aquello de que está de costado)… Jajajajajajaja

      La costura desde luego no es lo mío. Y lo curioso es que me llama la atención y no me disgusta del todo, pero no se me da y lo tengo asumido.

      Pero oye, seguro que hay otras cosas que hacemos estupendamente 😉

      ¡Un besote!

      Me gusta

    • Jajajajajajaja… Intención toda. Yo creo que tiene tanta intención como feo me ha salido. Pero bueno, al menos ha servido para que nos riamos un rato.

      No se lo he dado al niño. Con las cosas bonitas que hay en el mercado, ¿cómo le voy a dar esa “cosa”? Jajajajajajaja

      La verdad es que no sé si se puede ser más torpe cosiendo…

      ¡Besos!

      Me gusta

  13. jajajajajajaja, mujer no siempre salen las cosas a la primera o a la segunda, coge un patrón de internet y vuelve a intentarlo. Y de todas formas, yo veo un doudou superamoroso hecho por mami. A lo mejor no es la obra de arte que tenías en mente, pero es adorable!
    Besotess

    Me gusta

    • ¡Hola guapa!

      Amor todo, las cosas como son. Pero feo es de narices. Cuando se me pase el shock, y tenga ganas de volver a intentarlo cogeré una muestra de Internet. Mientras tanto dejaremos a las que saben de estas cosas… Y no, no se parece en nada a lo que yo tenía en mente, Jajajajajajaja

      ¡Un besito, preciosa!

      Me gusta

    • ¡Ssbia decisión!

      Creo que me he pasado de creativa. Jajajajajajaja Con calcetines he visto cosas muy chulas, la verdad. Pero la próxima vez (que no será ahora…), buscaré patrón en Internet. Nada de innovar.

      ¡Ánimo con tu primer DIY! ¡Y enséñanos foto!

      ¡Un besote! 🙂

      Me gusta

  14. 😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂 Se parece a Dinopepino jajajaja mola!! Y oye que para chuparlo, le sobra!!

    Jajajajjajaja Besotes, apañá!!

    Me gusta

  15. Jajaja. Pero aún no te has dado cuenta que lo que hicistes era un monstruo-gusano del inframundomundial.
    Creo que cuando uno hace una cosa de esas hay que darle un margen de unos centimetros que son los que se come la tela cuando la coses y giras. Para la próxima vez seguro que te sale mejor. En el peor de los casos puedes ir haciendo intentos con calcetines desemparejados, seguro que rellenandolos y juntandolos entre sí y cosiendo diversos botones o recortes de tela puede salir algo potable. Un bezaso Mixka.

    Me gusta

    • ¡Hola Laura!

      Pues el caso es que la teoría me la sé, lo de dejar margen lo tenía presente… Pero es obvio (muy obvio, jejejejeje) que no dejé el suficiente. ¡Claro, no sabía que al dar la vuelta se comería tanta tela! Ahora sé que tendría que haber dejado bastante más.

      De momento voy a aparcar esta faceta mía… Cuando se me olvide este fiasco lo volveré a intentar, eso seguro, jejejeje

      La próxima vez buscaré en Internet algún patrón y dejaré la innovación para otras cosas.

      ¡Un besote guapísima! 🙂

      Me gusta

    • ¡Hola princesita rellena!

      Sí, soy muy cabezota, eso es así. Pero cada una tiene que reconocer sus debilidades y coser es la mía. Como mucho coso botones y hago cada avería… Con decirte que el botón no se cae nunca más, pero la tela de alrededor se cae en masa, te lo digo todo. Muy torpe… Jajajajajajaja

      Si quieres te hago un monstruito para tu mini grulita… 😛

      ¡Besotes gordos preciosa!

      Me gusta

      • Jajajaja princesita rellena, que cuqui…:-* ❤ pues yo encantada, con el amor que le pones a todo seguro que estaría precioso! y viniendo de ti seguro que me reencantaría.
        Un besote preciosa!

        Me gusta

  16. Jaja, “El que la sigue ,la consigue” ¡Claro que sí! ¿Cómo vas a despreciar tu arduo trabajo? Tú no, pero yo veo un espécimen dulce, muy dulce, me transmite ¿?….Y ¿Quién sabe? A lo mejor el niño no le coge miedo, sino que se convierte en su mascota preferida… ¡Ánimo!

    Me gusta

    • Jajajajajajaja Si yo perseverante soy, y un rato. Llámalo terquedad. Pero hay que reconocer que aunque está hecho con la mejor intención y todo el cariño y amor del mundo, es horrible.

      Aún no se lo he dado al peque (y no tengo muy claro si se lo daré)… Jajajajajajaja

      ¡Un besote! 🙂

      Me gusta

¿Me dejas un pensamiento?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s