Las cosas que no has de decirle a una mamá reciente

Seguramente que la mayoría de las frases que leerás en este post, te resultan familiares. Quizá porque las hayas escuchado en algún momento o tal vez porque las hayas sufrido en tus propias carnes, incluso porque en alguna ocasión las hayas pronunciado de manera desafortunada… Suele decirse que “Si lo que vas a decir no es más bello que el silencio… ¡Mejor no lo digas!” Y es que hay cosas que jamás de los jamases deberían decirse a una mujer que acaba de ser mamá.

 

Mamacacahuete.jpeg

“Vaya tripa que te ha quedado todavía, ¿No?”

Yo pensaba que había estado la friolera de nueve meses con una distensión en la piel de la barriga (por no mencionar los pechos…), un bebé dentro ocupando ese espacio que llegó a pesar más de tres kilos. Que todos (o casi todos) los órganos ocupan ahora una ubicación que no les corresponde y sobre todo, que sólo hace unas semanas que el inquilino ha abandonado su morada…

Mencionar, dicho sea de paso que en mi casa hay espejos que me devuelven el reflejo y que soy plenamente consciente de que mi barriga es una versión cutre mejorada de un blandiblu. Que soy carne de Corporación Dermoestética, pero que es que… ¡Acabo de ser madre leñe!

“En nada estás igual que antes”

No me mientas… ¿Por qué me mientes? Soy plenamente consciente de que mi cuerpo nunca mais volverá a ser el de antes, pero cuando decidí ser madre lo hice sabiendo que así sería. Cada marca, cada muesca que hay en mi cuerpo es sólo la huella de mi maternidad.

“Es igual que su padre”

¡No!¡No!¡Nooooooo!¡Error! Esa mujer a la que estás viendo ahí, tendida en la cama con la almorrana a flor de piel, “el tema” con pocas ganas de fiestas y las ojeras en forma de colgante al más estilo Cartier, lo que menos necesita es eso. ¡Miente!… Aquí te dejo varios ejemplos para que cuando te veas en el caso puedas improvisar:

  • ¡Oooooh… Tiene tus orejas!
  • ¡Mira que es guapo!¡Las uñas son tuyas! No hay duda.
  • ¡Soy lo peor con los parecidos… Pero no hay duda, el blanco del ojo es tuyo!
  • Ese lunar… Ese de ahí… Sí, ese, cagaíto al de madre oye…

Vale, como recursos he de reconocer que son una mierda dejan mucho que desear, pero son mejores que tu frase lapidaria.

¿Quieres que te lleve algún tupper-ware?

¡No preguntes!¡Hazlo! Da igual que sean cocletas, almóndigas, cocido montañés o madrileño, caparrones o lentejas con espinacas (A poder ser evita las pencas, la cocliflor y cualquier pescado en cualquiera de sus variedades. No me gustan)… ¡Hazlo! También puedes encargar comida al chino de la esquina. Así te salvarás de perder tu amplia colección de tuppers… Sin embargo, estarás contribuyendo a una gran causa, la alimentación de los padres de la criatura que hasta ese momento sobrevivían a sopa de sobre, ensalada y salchichas Frankfurt estilo microondas…

“¿Es bueno el niño?”

Pues mire usted… Llevo días barajando la posibilidad de contactar con la unidad de análisis de conducta del FBI… ¡Pero para que le estudie a usted!

¿Existe acaso algún bebé que sea malo? El llanto en el bebé no es más que su única forma de manifestar alguna necesidad. En ocasiones quizá lo haga por hambre, en otras lo hará por sueño, calor, frío, mimos, estrés, higiene (Venga vale… En ocasiones también es posible que lo hagan por fastidiar un poquitín)… Pero siempre, siempre habrá un motivo, aunque sólo sea el mero hecho de llamar nuestra atención. Sólo hemos de aprender a entenderlo y atenderlo.

“Ese niño tiene mucho vicio con la teta”

Sí, de hecho creo que es el único que tiene. Dormir y hacer cacas lo consideraremos una necesidad fisiológica… ¡Ah, no, que comer también lo es!

Vale, sí, ya lo sé… El pecho es mucho más que alimento. Pero después de soltar esta prenda, vete tú a explicarle a quien te lo ha dicho que dar pecho implica mucho más que el mero hecho de alimentar a tu bebé.

“No lo cojas tanto, que se te va a acostumbrar y luego verás tú… “

Pero vamos a ver… ¿Que después de nueve largos meses de espera no voy a poder abrazar, acurrucar, mimosear y espachurrar a arrumacos a mi hijo? ¿Realmente hay alguien que se canse o se llegue a acostumbrar a que le quieran y le mimen? ¿Existe algún adulto que rondando los 70 – 80 kilos pida dormir en brazos de su papá o su mamá? ¡Oiga, quizá sí… Se acostumbró!

¿Se te ocurre alguna más?

28 pensamientos en “Las cosas que no has de decirle a una mamá reciente

  1. Holaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa que de tiempo sin pasarme!
    Me encanta esta entrada! además te doy toda la razón xqe acabo de ser mamá hace dos meses y vamos… pa contarte! ajajjajjaa besossssssss

    Me gusta

  2. Subscribo contigo todas esas frases lapidarias. Mira que son de mal gusto!

    Pues fíjate lo tuve que oir de labios de un hombre hacía un recién padre refiriéndose a su reciente madre: “tendrás que llevarla al planchista, no? jajaja”. Para cogerlos y atarlos de lo alto un pino!.

    Me gusta

  3. Hola! Me ha encantado tu post!!! Qué cierto es la de burradas que nos tenemos que oír. Hace unos meses escribí un post sobre el tema, una de las frases que más harta me tenían y me tienen a mí todavía es: es que esta niña no se parece nada a ti!! que lo sé… que sí… que vale… q pesadita es la gente…
    Y la otra: estos niños van demasiado abrigados… y con la teta. la mejor: ¿OTRA VEZ LE VAS A DAR? o su otra variante ¿LE TOCA YA?
    Q pesados!!
    Por si te apetece leer todas mis frases gloriosas:
    http://blog.cestaland.com/2014/04/frases-que-molestan-embarazadas-y-mamas.html

    Me gusta

  4. Se me ocurren un millón más de frases que no decir, pero ya me las reservo para mi blog (así no lleno de mala baba el tuyo). Durante el embarazo, mucha gente se ofrecía y juraba y perjuraba que nos traerían tuppers de comida en el post parto. Pues 7 meses después, los únicos tuppers que han entrado por esta puerta han sido unos pocos de mi madre y del resto nunca más se ha sabido. Pienso como tú: si realmente quieren ayudar te lo traen sin preguntar, pero parece que a la gente les gusta ofrecerse de cara a la galería y después del túpper se olvidan al segundo siguiente.

    Me gusta

  5. A mi me dijeron lo de la tripa después de mi primer parto, y claro que yo también pensaba que nacia la niña y aquello volvia a ser como siempre, pero error, parecia que seguía embarazada de cinco meses. Es verdad que aunque tu sepas que es así no necesitas que nadie te lo recuerde y menos en plan joooder que tripa se te ha quedado….
    Lo de no acostumbrar a los niños a los brazos es una cosa que nunca he entendido y que me pone de los nervios, porque para que tienes niños si no los vas a coger. Pero vamos que yo desde que me quedé embarazada tenía clarisimo que iba a achuchar a mis niños todo lo que pudiera y mas y asi lo he hecho siempre y lo sigo haciendo.

    Me gusta

  6. Jajajá! Buenísimo. Todas, todas , todas.
    A mí la primera vez me cogieron desprevenida, pero para esta, ya no me callo. Y si alguien se molesta… Le echaremos la culpa a las hormonas, la depre postparto y esas cosas de loca que tenemos las mujeres, que dan también para una entrada 😉
    Me ha encantado.

    Me gusta

  7. oye que rabia me da cuando escribo un comentario y me pone que no me deja publicarlo joo!!!
    a mi las frases que menos me gustaban eran la de “esta niña lo que tiene es….”Puede acabar en hambre, sueño, gases, dolorcillo, dientes… pff cada uno decía algo, alguno acertaba y luego se las daba de listillo…
    Estas perlas te las dicen ahora con Xabier o ya te las dijeron con el mayor? besos!

    Me gusta

  8. Acabada de parir: “¿Y para cuando la parejita? ¿que no vas a querer que se quede hijo único? ¿no?

    . “Ufff. Eso de dar el pecho te lo dejará caido y fofo”

    Y sí, lo que joroba más es lo del padre, pero lo que sigue jorobando más es que cinco años después se siga pareciendo al padre o al primo del abuelo para justificar el pelo rizado del churumbel, cuando la familia paterne tiene todo el mundo pelo liso como clavos y tú tienes el pelo rizado, tu madre también, tu abuelo también, pero el niño no lo ha sacado de tí, sino del famoso primo de los abuelos de tu suegra… anda que…

    Me gusta

  9. Todas! Todas de una en una y creo que en ese orden jaja ahora me hace gracia pero hace 7meses ni pizca! Que pesaditos se ponen!!! Un besazo a tu niño

    Me gusta

  10. A mi además de decirme un montón de cosas de esas, se me plantaron en el hospital unos familiares del padre de la criatura a regalarme un pijama de la talla 52!! Teniendo en cuenta que antes del embarazo llevaba la 42 y al final me venía justa la 44, puedes imaginar el mal rollo que me dio. Estaba entre ponerme a llorar o enfadarme seriamente. Al final dije que no lo quería, que no me lo iba a poner nunca, que era muy grande para mi (y bastante feo) y se medio enfadaron… Otro tema que da para un post: qué regalar y qué no regalar a una recién parida 😛
    Un saludo!

    Me gusta

  11. Ay omá, que cansina es la gente…a mí me repetían lo del pecho y darle de comer en plan ..otra vez?…pues oiga si usted tiene hambre,come no?..pues no seré yo la q le niegue a mi hijo su comida…y las q cuando atienen 3 meses los intentan poner de pie,porque “este niño tienen que empezar ya a andar”…ufh,pa matarlas…es que hay gente para todo….lo de la barriga, nadie me lo dice, pero Adrián más de una vez me suelta que si tengo barriga xq le voy a dar otro hermanito jaja dos años después de tener a Iván…pa’habernos matao,qué niños jaja

    Me gusta

  12. Pido perdón pork seguro k yo te he dicho alguna!!! Tomo buena nota!!! Pero luego no me digas nada de las mentiras piadosas. . Eh? Besos y la verdad se parece todito a ti… hasta. ….lo de la entrepierna ja ja ja

    Me gusta

  13. jajaja es buenísimo!!! Me encantó! A mi me han dicho unas cuantas de estas frases y si que sacan de quicio!!! Lo de es “igual que su padre” parece que no, pero… como molesta!!! Y bueno, lo del vicio con el pecho o llevarlo en brazos, lo he escuchado hasta saciar… ahora que ya no toma pecho y solo quiere andar, vamos! que menos mal que no escuche esas “sabias” lenguas! saludos y felicidades por el blog.

    Me gusta

  14. Que buena jajajajajajaja siempre te dirán si no es una cosa es otra. A mi me han dicho todas toditas esas, y para añadir también, no tendrá hambre? Ponle el chupete que es muy bueno. Dale un biberón por la noche y así duermes. Te usa la teta de chupete. Ect…..

    Me gusta

  15. Jaja… piensa q todo es con buena intención. Cdo te preguntan si es bueno, más o menos, la pregunta es si te deja descansar un rato, aunq la respuesta es obvia…Y cdo el bebé llora, algo hay de decir para parecer q entiendes el sufrimiento ajeno, y hay pocas opciones: hambre, sueño o le molestan las cacas. Ahhhh, yo siempre animo con esa frase de “en nada estarás como antes” a las primerizas ya que un sólo embarazo te deja de lujo, si se vieran desp de dos o tres,jajaja…

    Me gusta

  16. Genial!!!! 😀
    A mi me repatea lo de “¿es bueno?” y siempre digo que todos son buenos. Aggggggg!!!!!
    Y eso que tengo suerte y muchas tampoco me han dicho, ni he dejado, que si hay que ser un poco borde de vez en cuando, pues se es, si no, que no digan nada.
    Un abrazo!

    Me gusta

  17. “Déjalo en la cuna que en brazos le das mucho calor” TOMA ESA!!! no te digo más porque decir palabrotas en casa ajena es de mala educación 😉
    Besazos preciosa!!!

    Me gusta

  18. Jajajaja, muy buenas todas esas frases, la que más me repateaba y me sigue molestando a veces, es la de que ” se parece al padre”, si y al butanero, no te digo!

    Me gusta

  19. Preguntas porculeras:
    Y cuando vuelves al trabajo?
    Y tu otro hijo no esta celoso?
    Y ya sacas tiempo para ti? que es importante, eh?
    Y tienes suficiente leche? Come lo suficente? tu leche es buena? tu leche le gusta.
    En una de esas, la leche se la lleva el que pregunta.

    Me gusta

  20. Fermosa! Que hacía mil que no me pasaba por aquí!!!

    Me parto, lo de se parece al padre me fastidiaba un montón de recién parida, en plan “oye, que lo parí yo”.

    Y lo de los tuppers, al menos te lo preguntan! Quien dice tupper, dice comida preparada, no soy muy exigente.

    Me alegro de que estés bien :)))

    Besissss!!!

    Me gusta

  21. “¡Ese niño tiene hambre!” Mire usted, soy su madre y que sepa usted que los niños no solo lloran de hambre…Todo el mundo cuando lo oía llorar…tiene hambre…ufff me ponía enferma, que soy su madre leñe…! y le acabo de dar de comer…. Todo el mundo de alrededor sabe más que tú que lo has parido…enga ya! Con las otras que has dicho estoy de acuerdo…típico…

    Besitos hermosa

    Me gusta

¿Me dejas un pensamiento?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s