Querido diario… Marzo

Querido diario…

Hace algún tiempo hablé de todo lo que implica para mí la palabra tiempo. Un concepto muy presente en mi vida y también en mi maternidad. Algo que me inquieta y que reconozco me causa cierto nerviosismo.

image

Hará unas cuantas semanas esas inquietudes, ese nerviosismo, volvió a rondarme. De repente fui consciente de que en poco y menos mi hijo cumplirá siete años… ¡Siete años! Caminaba con mi madre y le dije, supongo que fue el típico pensamiento que no puedes evitar expresar en voz alta:

– ¿Te das cuenta de lo rápido que ha pasado el tiempo? ¡Si hace tan sólo un suspiro era un bebé!

A lo que ella, con voz grave respondió:

– ¿Cómo no me voy a dar cuenta hija, si para mí la vida ha sido un suspiro?

Me dejó el corazón helado. Vivimos contrarreloj, en lucha constante con un calendario que no deja de correr. A veces ansiando que desaparezcan sus hojas, otras pensando, ojalá el tiempo pudiera detenerse. Pero siempre, girando a su alrededor.

Cómo anhelo poder arrancar de cuajo las hojas de abril y mayo para tenerte a mi lado… Y entonces detener el tiempo mientras memorizo cada instante contigo.

.

Querido diario es una iniciativa de The blue monster. Un pequeño carnaval de blogs en forma de diario. Mensualmente lanzará una palabra que nos servirá de inspiración para crear una pequeña entrada sobre la maternidad/paternidad que no excederá de 200 palabras. Puedes consultar aquí todas las condiciones.

El resto de diarios…

46 pensamientos en “Querido diario… Marzo

    • ¡Hola guapa!

      Yo sin haber nacido aún el segundo ya te diría que no tiene nada que ver… Incluso en el embarazo ya es diferente. No descansas, el tiempo no es exclusivo para ti y para tu bebé… Hay otra personita que te requiere. Aun así, y aunque sea diferente no lo cambio por nada.

      ¡Un besote!

      Me gusta

  1. Vero, hablando del tiempo, no sé de dónde sacas tiempo para escribir tanto. Te he confesado ya que a mí me gusta mucho leerte, a lo mejor te suena tonto pero me relaja 🙂

    Un abrazo largo y fuerte, tendré cuidado con tu pancita, claro 😀

    Me gusta

    • ¡Hola bella!

      Pues mi cabeza está en funcionamiento 24 horas al día. A todo gas. Y cuando me siento a escribir en realidad, sólo transcribo lo que tengo en la cabeza. Siempre suelo escribir los post de noche, después de cenar 😉 cuando el peque ya está acostado. En resumen, restando horas de sueño. Jajajajajajaja

      Gracias por tus palabras… Me tomo como un gran cumplido aquello de que te relaja mi escritura 🙂

      ¡Muak!

      Me gusta

  2. Yo arrancaria de cuajo este mes y prncipios d abril para tener a mi bebe ya conmigo!! es cierto que pasa muy deprisa pero más aun con estos pekes 😉

    Me gusta

  3. Me he angustiado al leerte, realmente el tiempo pasa volando, en un suspiro. Y aunque muchos digamos que tenemos que aprovechar el tiempo al máximo, y lo intentamos, realmente, apenas nos centramos.
    Me estoy liando…

    Me gusta

    • Jajajajajajaja Te he entendido perfectamente.

      Yo creo que a veces nos metemos en demasiadas cosas, muchos jardines que explorar, que nos restan tiempo para otras cosas. Somos conscientes, pero nos dejamos llevar. Eso también nos enriquece de alguna forma, peeeeero… A veces es cierto que o no hay elección, o hay que elegir. Mira, ahora al final creo que me he liado yo también. 😉

      ¡Un besazo!

      Me gusta

  4. Dicen que cuando convives con alguien no lo ves cambiar, que los niños solo crecen en casa ajena, pero yo te juro que a las mías, hay ocasiones, que de un día para otro, las veo hacerse mayores. Me pasó con la pequeña poco antes de navidad y me sucedió lo mismo con la mayor, que también tiene siete años, como el tuyo, hace un par de semanas. Estabamos en el parque, también con mi madre, y la ví, con sus leggins, su abriguito, un pañuelo al cuello y me pareció alguien desconocido, la ví desde fuera y le dija a mi madre: “qué mayor está C, verdad?” Es increible verlos crecer, INCREIBLE. Disfruta de cada momento hasta el parto, que después el tiempo todavía correrá más deprisa

    Me gusta

    • ¡Hola guapísima!

      Jajajajajajaja, me hace gracia porque muchas veces, cuando el peque se va de fin de semana, cuando vuelve mi madre me dice muchas veces… “Ay… Pues yo creo que ha crecido” y yo siempre le respondo igual… “¡Pero si le viste hace dos días, cómo va a haber crecido!”

      Vamos, que todas compartimos en el fondo los mismos pensamientos en una u otra ocasión.

      En esta ocasión, a pesar de que tengo unos embarazos que hija mía, ¡Qué cruz! Estoy siendo mucho más consciente de cada momento. Lo estoy viviendo mucho más intensamente. Aunque a veces no pueda evitar pensar ¡A ver si pasa ya!

      ¡Un abrazo, preciosa!

      Me gusta

  5. ¡Los años pasan volando y a la velocidad de la luz! Mi niño Mayor también tiene 7 años, y es lo que has dicho tú, parece que fue ayer cuando era un bebé que no ocupaba más que el brazo de su papi, y ahora…
    Por eso hay que disfrutar de ellos y con ellos estos años que no se volverán a repetir!!!
    Un beso, y ánimo que no te queda nada!!! 🙂

    Me gusta

  6. Ya os lo digo yo y no me creéis!! De repente me he dado cuenta que empieza el declive!! Se me han pasado 42 años sin darme cuenta y tengo tanto por hacer!!!. Y k piiiiiiiii.. no quiero envejecer!!!

    Me gusta

    • ¡Gracias cielo!

      Después de leer vuestros comentarios me doy cuenta de que éste, es sin duda uno de los talones de Aquiles de la humanidad. En realidad sería tan fácil… ¡Pero si ya somos conscientes de ello! ¿Por qué nos empeñamos en dejarlo pasar así, tan gratuitamente?

      ¡Aprendamos pues a valorar, saborear y disfrutar de cada momento! 😉

      Me gusta

    • Así es… Demasiado deprisa… Pero si hace tan sólo cuatro días, cuatro estabas hablando de tus pruebas de embarazo en el blog y yo me debatía entre si lanzarme a la maternidad o no… Cuatro días contados.

      ¡Un abrazo y a disfrutar de cada momento con la pequeña princesa!

      Me gusta

  7. Te hará gracias pero precisamente anoche en la cama pensaba que mis padres eran ya abuelos, que cuando me dé cuenta mi hijo hace la Comunión, y esto ya no hay quien lo pare!!!! y me asusta un poco, porque tengo 31 años pero sin darme cuenta llegarán los 40 y me dará un yuyu, no por la edad sino porque la década se me habrá pasado volando “por culpa” de los niños,jaja… Ellos, en parte, son los que hacen que el reloj vaya más rápido… Pero es cierto, yo ya estoy deseando que llegue el fin de semana, y el verano!!!!

    Me gusta

    • ¡Hola preciosa!

      Qué va… No me río en absoluto. Porque ese mismo pensamiento lo tengo yo a menudo. Es como si estuviera en una línea central y mirara a mi derecha y viera a mis padres… Cómo “poco a poco” se van haciendo mayores, y esos pequeños achaques que empiezan a dar por saco. Miro a la izquierda y veo que mi hijo es un niño “mayor” que crece y madura sin freno. Y sin embargo, también digo… ¡A ver si llega el verano de una vez! Jajajajajajaja (Que ya huele tanta lluvia… ¡Hombre ya!)

      ¡Un abrazo!

      Me gusta

  8. Es cierto, en ocasiones estamos deseando que pase el tiempo, para que llegue un momento determinado y se pasa sin más.
    Cuántas veces has pensado lo largos que eran antes los veranos (cuándo íbamos al cole), y ahora? pero sino duran nada!!! y cuándo tienes niños es increíble… yo no termino de asimilarlo.

    Me gusta

    • Sí, esa sensación la he tenido (la tengo) a menudo. Cada vez soy más consciente de ello y muchas veces digo, venga va… No tengas prisa, que el tiempo avance despacio. Pero es un pensamiento inconsciente que tenemos.

      Con el embarazo estoy alucinando. Porbun lado digo, jo qué largo… Y por otro, digo ¡leñe! ¡Si sólo me quedan 13 semanas!

      Lo de ver cómo “se escapa” la infancia de los peques, eso ya es que no lo quiero ni pensar.

      ¡Un besote!

      Me gusta

    • ¡Hola bella!

      Pendientes de él absolutamente para todo. Lo que nos falta, lo que nos sobra, el trabajo, el colegio, ir, llegar, volver, citas, etc… El tiempo nos marca el ritmo. De eso no hay duda. El problema es cuando lo vamos perdiendo por el camino en cosas que no merecen la pena. Lo dejamos escapar sin ser conscientes de ello. Y desgraciadamente, no hay retorno.

      ¡Un abrazo!

      Me gusta

  9. A veces cuando miro hacia atras también siento el mismo miedo y me pregunto ¿qué ha pasado?, ¿ya he llegado a esta etapa? ¿Como puede ser? y me doy cuenta de lo rápido que pasa el tiempo y de como lo perdemos a veces en tonterías.

    Tenemos que aprender a vivir más intensamente cada momento por que luego no volverá

    Me gusta

  10. Es cierto que aquí estamos de “prestao” – como dice la canción – pero esto nos tiene que valer para disfrutar y valorar cada momento, cada día. Ese suspiro que es la vida es tan preciado precisamente por su brevedad. Que bonita entrada, Vero!

    Me gusta

    • Así es Iván,

      Pero por algún motivo sólo somos conscientes de ello en momentos puntuales, en los que paramos en seco y decimos de repente… ¡Han pasado dos años!

      El otro día comentaba con mi marido ¿Te das cuenta de que el propio ser humano se encarga de hacerle la vida más difícil al prójimo? ¿Que la vida es tan corta y a veces la malgastamos con egos estúpidos y tonterías?

      Y después de esa reflexión te esfuerzas en intentar disfrutar más y centrarte en lo importante, pero a medida que pasa el tiempo… Te relajas y vuelves a lo mismo. ¡Mira que somos tercos! 😉

      ¡Feliz día! 🙂

      Me gusta

¿Me dejas un pensamiento?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s