Anecdotario. La que no tiene cabeza…

A lo largo de nuestra vida, ¿Cuántas cosas nos ocurren que luego dejamos en el olvido? ¿Cuántas anécdotas vivimos con nuestros hijos e hijas, incluso nosotros y nosotras mismas que acabamos relegando en el armario de las vivencias olvidadas? Por eso, he decidido abrir este pequeño huequito en el blog, (No sé si da para tanto como para llamarlo sección) donde iré recogiendo todas aquellas que me apetezca recordar en el futuro. Y por qué no, reírme de mí misma, que es muy sano.

calendar-23684_640…Lunes, 3 de marzo de 2014. 6:30 suena el despertador. Legaña  puesta me dirijo cual autómata a la cocina. Caliento el café y leo el periódico un par de blogs interesantes.

7:00 en punto, me dirijo a la habitación de Nano. Le despierto, gruñe, balbucea unas palabras ininteligibles. Se viste y mientas desayuna hablamos se deleita en un interminable monólogo, desayuna… Mis piernas empiezan a impacientarse, no llegamos. ¡Lo perdemos!

7:20… Empiezan Siguen las prisas, ¡Vamos que perdemos el autobús! Salimos como alma que lleva el diablo. Llegamos a la parada. No hay nadie… (Inserte aquí sonido de grillos) Compruebo el reloj… Sigue sin llegar nadie… Vuelvo a comprobar el reloj. Nadie. Miro a mi alrededor, quizá se han quedado agazapados tras aquella columna… No, no es viable.

¿3 de marzo? ¿Qué narices es el 3 de marzo? Algo en mi interior empieza a removerse… Las sospechas comienzan a arremolinarse en mi cabeza. Cojo mi Smartphone de última generación e intento acceder a la página Web del colegio. “No responde”… ¡Mierda! Cojo la agenda del peque para comprobar que hay un calendario de fiestas… 

3 de marzo. Rojo. Fiesta de Carnaval. 

Miro a Nano, más despierto que una lechuga en primavera… 7:35 (Cualquiera le duerme otra vez)… Sólo me queda un recurso. Bajo amenaza le dejo muy claro, que a pesar de que es ya casi completamente de día, es muy pronto… Muy pronto, prontísimo, requetepronto… Nos dirigimos a casa. Nos volvemos a la cama.

MORALEJA: Cuelga el calendario de fiestas del colegio de tu hijo en la nevera.

53 pensamientos en “Anecdotario. La que no tiene cabeza…

  1. El otro día ya no pude comentar, te quería decir que mi madre un día nos llevó a la escuela un sábado!!! jajajajaja. Para que veas que a todas nos ha pasado algo similar 🙂

    Un beso desde Budapest

    Me gusta

    • Jajajajajajaja ¡Tienes enchufe! ¡Leñe a mí me mandaban con una circular a casa a modo de recordatorio! Como para saberse el calendario escolar completo…

      Ahora que en cuanto llegué a casa me aseguré de mirarlo de arriba abajo y comprobé que al menos hasta Semana Santabya no hay más días festivos. 😉

      ¡Un besote!

      Me gusta

    • ¡Hola guapa!

      Pues imagina mi cara de ¡Pero dónde se habrá metido el autobús!… ¡Y todos los niños y niñas que están aquí todos los días! Claro, lo primero que pensé es que ya habría pasado y lo habíamos perdido, cosa que encima me enfadaba más porque no era la hora del autobús aún. Me hubiera gustado verme a mí misma por un agujerito.

      Al peque conseguí convencerle. Le costó un pelín, pero cayó. ¡Si es que a esas horas cae cualquiera otra vez!

      ¡Besos!

      Me gusta

  2. Es buenísimo!! En fin, a tí te debió de sentar como una patada. Qué mañana más larga, por dios! me lo puedo imaginar. A mí me pasó algo parecido con un cambio de hora. Un año se me dio por matricularme en psicopedagogía, pero como era en otra ciudad, solo iba a clase dos veces por semana. Un día apareció en el aula y allí no había nadie… había ido una hora antes porque no cambié el reloj de la cocina, que es mi centro neurálgico. Lo realmente grave es que no te vayas a pensar que esto sucedió un lunes… sino un MARTES… llevaba 48 horas viviendo en la franja horaria equivocada…

    Me gusta

    • Jajajajajajaja ¡Hola guapa!

      Osea, domingo, lunes y el martes por fin aterrizaste en el planeta Tierra… La verdad es que en ese momento te sientes tonta de remate, te ríes de ti misma pensando que no es posible ser tan despiste… Pero luego con los años, estas cosas se recuerdan con una sonrisa en la cara.

      En la fiesta del maestro nos salvo de que nos ocurriera lo mismo el peque. El insistía en que el fin de semana era largo… Nosotros, noooo… El peque, sí, ama. Este fin de semana es largo… Nooooooo (chistando los labios, que no leñe!) Pues al final tanto insistir miramos el calendario escolar.

      Efectivamente, el lunes era fiesta. Jajajajajajaja

      ¡Besos!

      Me gusta

  3. Buenísima anecdota !! Muy grande y menos mal que luego se durmió…yo creo que a mi peque no lo acuesto por nada del mundo…a mí antes cosas así no me pasaban pero desde que soy madre el despiste, olvido y no se cuantas cosas más se han instalado en mi vida. Pero por ahora tú me superas…aunque creo que unos cuantos venimos pisando fuerte jajaja
    Besos

    Me gusta

    • ¡Hola!

      Yo últimamente estoy en los mundos de Yupi. Cuando no me olvido de meterle la bata al peque, me olvido del almuerzo, cuando no me olvido del almuerzo, me olvido de que martes y jueves ha de llevar merienda también. Vamos, un desastre. Lo curioso es que soy una persona muy puntillosa y cuadriculada normalmente. Pero yo no sé si será el embarazo o qué… ¡Las meteduras de pata se suceden una tras otra! Y como ves, cada vez con más intensidad… Jajajajajajaja

      ¡Un abrazo!

      Me gusta

  4. jejejejeje, qué bueno tu comienzo de anecdotario!!!! Has dejado el listón muy alto para el próximo, jejejeje

    A mí me has hecho recordar mis pequeños grandes despistes cuando era niña e iba al cole, joooo he llegado a salir de casa en zapatillas, sin mochila o sin los libros del día!!!!!

    Esperando la próxima entrega. Bsss

    Me gusta

    • ¡Hola preciosa!

      Jajajajajajaja ¡Yo también! Vamos… Que no es la primera vez que me ocurre. En una ocasión, pensé que me había dormido. De un salto salí disparada de la cama, me vestí y salí corriendo de casa para ir al instituto. Iba en autobús y si lo perdía, debía esperar al siguiente y llegaba a la primera clase… ¡Eran las tres de la mañana! Jajajajajajaja

      Cosas y anécdotas que vives y las recuerdas para toda la vida 😉

      ¡Un besote fuerte!

      Me gusta

    • Bueno… He de confesar que no es la primera vez, pero nunca había sido tan exagerado… Alguna vez para ir a trabajar también me ha pasado. Levantarme sobresaltada pensando que me había dormido, llegar incluso a desayunar y darme cuenta de que son las 3 de la mañana. Pero nunca había llegado a salir de casa… Y menos con el niño a cuestas! jajajajajja.

      El peque desde luego encantado de la vida. Un día inesperado de fiesta ¿Qué más se puede pedir? Y encima con mami todo el día 😉 Hay que ver el vaso medio lleno, sienta mucho mejor.

      ¡Un abrazo!

      Me gusta

    • Sí… ¡Puro desastre! Pero eso sí, sin perder el sentido del humor. Eso nunca 😉

      Es cierto, que las semanas que hay algún día festivo, son como rarillas… No sabes ni en qué día vives. A mí me suele pasar también. El problema es cuando no sabes que hay día festivo… Jajajajajaja

      ¡Un abrazo enorme y gracias por pasarte!

      Me gusta

  5. jajajaja…. ainsss tu querías que desayunara pronto así haces la comida antes no lo niegues… dijiste lo despierto desayuna paseo y a la cama lo del despiste para que cuele!

    Menos mal que se durmió de nuevo un besazo!!! has visto los dos premios que te di?

    Me gusta

    • ¡Hola guapa!

      Ains… Despiste total… No suelo tener muchos de estos, pero desde luego cuando los tengo, los bordo. No me ando con bobadas. Jajajajajja…

      Bella, sí vi los premios, muchas gracias por acordarte de mí. Tengo un montón de ellos atrasados… A ver si saco un ratillo para organizarme y recogerlos como dios manda. Porque se me han ido acumulando y tengo la “vitrina” hecha un verdadero desastre…

      ¡Un besazo!

      Me gusta

  6. Jajaja bienvenida al club de las #madresdespistadas ^_^
    Qué te voy a decir yo que soy experta en el tema. Lo único que puedo hacer para animarte es incluirte en la lista de candidatas a peor madre del año 😉
    Cuando lo tenga listo te aviso.
    Besotes wapa

    Me gusta

    • ¡Hola guapa!

      La verdad es que se me quedó una cara de boba… ¿Pero desde cuándo en el colegio se tiene fiesta por Carnaval? Yo jamás tuve… Ni me lo hubiera imaginado. Pero ni me planteé otro plan distinto, a la cama, derechitos los dos, juntitos, jeje.

      ¡Espero aprender de esta experiencia!

      Me gusta

    • ¡Hola guapísima!

      ¡Qué bien tenerte por aquí! La verdad es que nos podíamos dar la mano… Jajajajajaja ¿Serán los aires de aquí del norte que nos atolondran? 😛 Si te sirve de consuelo, como ves, no eres la única que mete la pata. Supongo que en tu trabajo se quedarían de piedra ¿No?

      ¡Un besazo!

      Me gusta

    • Hazme caso… 😉

      Siendo más peques normalmente te mandan circular a casa, “Recuerda que mañana…”, pero ahora, después de que nos hemos acostumbrado resulta que no… Que ya no avisan. Jajajajajaja… En fin… Calendario fosforito en la nevera y listo.

      ¡Un besote!

      Me gusta

    • ¡Hola Lydia!

      Bueno, entre tú y yo y ahora que no nos lee nadie… Corriendo vamos todos los días. Como diría aquel “Con el culo apretao de tiempo”… Osea que esa parte no es novedad. Pero madre mía la cara de… LERDA que se me quedó. Jajajajajaja

      ¡Un besazo, preciosa!

      Me gusta

    • ¡Hola guapa!

      Sí, a poder ser en folio fluorescente para que tu ojo no se acostumbre a él y acabe pasando desapercibido. Llamativo. 😉

      Sí… Al final se durmió un ratillo… Entre silviditos, tarareos y jugueteos varios, cayó rendido en los brazos de Morfeo. Aunque este hijo mío es bastante madrugador y la alegría no duró mucho, jajajjajaja.

      ¡Un abrazo! 🙂

      Me gusta

  7. Jiji, solo a ti te puede pasar, jajajaja. Muy bueno ¿El pequeño no decía nada? Joo, yo tengo una en casa que sabe cuando es fiesta, y cuando no, jiji. Aun así se levanta siempre a la misma hora, a las 6:30, sábados, domingos, fiestas, lunes…

    Me gusta

    • ¡Hola guapa!

      El peque más contento que unas castañuelas. Supo ver el lado positivo de la situación. ¡No había cole! Y además de eso me dijo: “Ama, no te preocupes. El almuerzo de hoy, me vale para mañana” 😉

      Nano ha sido de madrugar mucho siempre. Ahora ya con casi siete añazos “se gestiona” más o menos solito. Cuando se despierta, se enciende la tele, o coge un libro, o un lego,´un disfraz, o cualquier cosilla que tenga en su habitación y se queda ahí tan tranquilo jugando. Ya pasaron aquellos días de las 8 de la mañana y el niño tocando diana. Bueno, quien dice ya pasaron, dice que vuelven otra vez en breve…

      ¡Un besazo guapa!
      (A mí estas hormonas me están dejando atontada ¿eh?)

      Le gusta a 1 persona

    • ¡Hola guapa!

      Ay… Eso es lo que más rabia me dio. Si hubieran sido las 9… Bueno… ¡Pero leñe que eran las siete y media de la mañana!¡Un lunes! En fin, lo dicho… Que la que no tiene cabeza, tiene dos buenas piernas para volverse a casa. Jajajajajajaja 😉

      ¡Un besazo, preciosa!

      Me gusta

  8. Jijiji Será por anécdotas!!! Entre los enanitos y nosotros que en ocasiones estamos perdidos… En fin!! Vas a crear una mega sección!!! Grande Nano con sus monólogos y grandes nosotros por los despistes!!!

    Un beso amor!!!

    Me gusta

    • Así es…

      Lo que me da pena (Mucha pena), son todas esas que se han quedado en el tintero… Porque tenemos unas cuantas dignas de post ¿Eh? La verdad es que el peque da mucho juego 😉

      ¡Un besazo enorme amore! (Qué paciencia tienes hijo mío…)

      Me gusta

¿Me dejas un pensamiento?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s