24 semanas… ¿Ó… 25? ¡Comenzando la bajada!

Casi seis semanas sin escribir sobre el embarazo. Parece que fue ayer cuando os contaba las últimas novedades. Han sido semanas muy duras. De trabajo a alto rendimiento y mucho cansancio… Cierre de año, justificaciones económicas, madrugones, retomar la rutina después de las vacaciones navideñas… Aunque alguna que otra “bronquilla” me ha tocado llevarme por el esfuerzo (Y con razón, al César lo que es del César y al Dios lo que es del Dios), a veces, la responsabilidad y la corresponsabilidad pueden y están por encima de los intereses propios. Aunque con buen criterio he tenido que escuchar que ésta, en realidad a quien se la debo es a mi bebé, la “necesidad”, entre comillas, las ganas de llegar a todo y el propio carácter que gasta la menda, le hacen a una a veces no discernir correctamente sobre lo que ha de primar.

Al margen de todo eso y ya que después de la tormenta llega la calma… El tamaño de mis ojeras vuelve a tener unas dimensiones proporcionadas. Es cierto que había idealizado este segundo embarazo, pensando que iba a ser mucho mejor que el primero, y la verdad es que nada más lejos de la realidad. Hoy me reafirmo ¡Nos han engañado! (Risa maligna)… Cada mujer es diferente, y cada embarazo, también.

Me siento cansada, muy pesada y sobre todo torpe, muy torpe. Noto mis movimientos muy limitados por la tripa y mi centro de gravedad se ha ido como una exhalación a la barriga. Me tropiezo, a veces incluso noto cómo me voy hacia los lados. Normalmente soy una persona muy activa, ágil, inquieta, actúo rápido, no dudo, ¡Zas! Esa soy yo… Sin embargo ahora es como si mi vida se desarrollara a cámara lenta. La verdad es que este aspecto no me preocupa demasiado, incluso a veces me parece algo divertido. Sigo levantándome a la misma hora, 6:00 A.m., hago lo mismo de siempre, y sin embargo los últimos diez minutos antes de salir de casa tengo que hacerlos “a la carrera”. Sigo sufriendo cambios de humor muy bruscos aunque me noto en este sentido algo más… ¿Estable?

20semanasA estas alturas el tamaño del bebé según los datos estadísticos, es de alrededor de 21 centímetros y alcanza un peso de poco más de medio kilo. Sin embargo, en la última ecografía nos comentaron que por el tamaño del bebé parecía que estaba de una semana más (24+1), pero de momento no han variado la fecha probable de parto. Por lo que entendemos que traemos un “morlaco” considerable y que la nena en el parto lo va a tener que dar todo para traerlo al mundo.

Sobre el peso ganado, paso palabra… Sé a ciencia cierta que he ganado “varios” kilos, pero me niego a pesarme. Mi mejor báscula son las prendas de ropa. Me siguen sirviendo las mismas (¡Ja!), pero veo cómo poco a poco se van ciñendo más a mi body… El abrigo hace ya un par de semanas que no me cierra, pero me niego a comprar uno nuevo para tres meses. He decidido no flagelarme más con este tema. Estoy redonda. Voy a redondearme más… Me doy por vencida. Es-lo-que-hay.

Hacia la semana diecinueve (soy bastante neurótica) empecé a preocuparme porque aún no notaba los movimientos del bebé. Me había dejado llevar por las experiencias de otras mamis que me habían dicho habían empezado a sentirle hacia las semanas 16 – 17 en el segundo embarazo. En mi caso no ha sido así… Sin embargo, en la semana veinte y como un buen reloj suizo, el pequeñajo comenzó a moverse con pez en el agua y a lanzarme patadas karatekas haciéndome saber que está sano y salvo, campando a sus anchas a lo largo y ancho de mi útero. Por su “modus operandi” he podido intuir que el pequeño apunta maneras y se parece bastante a su papá… Puede pasar largos ratos sin menearse… Pero oye, es meter cualquier tipo de alimento al cuerpo ¡Y a bailar! A mí personalmente sentirle me transmite mucha tranquilidad. Está ahí, se mueve, es vida, es movimiento. Es conexión entre ambos.

23semanasRespecto al tamaño de mi tripa… Esto es algo casi casi de “Expediente X”. Mi ombligo está prácticamente fuera… ¡Por completo! y nadie me calcula menos de siete meses cuando ve mi barriga… El tema del ombligo es algo que me da mucho repelús… Es una rareza que tengo como otra cualquiera ¡No soporto que nadie me toque el ombligo, que nada me roce! Me produce una sensación muy desagradable. No lo puedo remediar. Esta cuestión es bastante difícil de llevar durante el embarazo para mí, ya que a estas alturas es prácticamente imposible evitarlo. En la última ecografía la ginecóloga colocó el ecógrafo justo sobre el ombligo, tuve tentaciones de salir corriendo, de morderla la yugular o incluso de gritar… Sin embargo, la mujer estaba haciendo su trabajo, por lo que aguanté estoicamente el tirón. Rara que es una.

Esta semana haremos el siguiente análisis de sangre y las pruebas de glucemia, para valorar el nivel de azúcar en sangre y así determinar si existe diabetes gestacional o no. Al hilo de lo que comentaba al principio respecto al tamaño del bebé… Es una prueba que tengo ganas de hacer, ya que éste suele ser un indicador (entre muchos otros) de que podría existir. Pero no adelantemos acontecimientos, cuando tengamos el resultado lo veremos.

¡Hasta la siguiente ecografía!

43 pensamientos en “24 semanas… ¿Ó… 25? ¡Comenzando la bajada!

  1. Pingback: 28 semanas… Test de O’sullivan positivo | El rincón de Mixka

  2. Ánimos que ya estás en la recta final 🙂
    Por cierto, a mi me pasa lo mismo con el ombligo, no aguanto que me lo toquen, me da mucha cosa y en mi embarazo también temía el momento en el que saliera para fuera 😦
    Un fuerte abrazo

    Me gusta

    • ¡Gracias preciosa!

      Al menos ya estamos en momento de descuento. Ha pasado más tiempo del que falta…

      Que sepas que eres la primera persona, aparte de mí, que conozco con la misma rareza del ombligo. Jajajajajajaja curioso desde luego es, pero oye, como cualquier otra rareza 😉

      ¡Un besazo!

      Me gusta

  3. Ya va quedando menos….
    Lo de no parar durante el embarazo… es cuestión de carácter, a mi muchas veces se me olvida que estoy embarazada a la hora de agacharme, de coger al peque… y claro, luego estoy agotada.
    Me hace gracia lo del ombligo jaja

    Me gusta

    • Sí… Yo también creo que esas cosas van con el carácter que tenga cada persona. Yo soy muy guindilla y me resulta muy difícil parar. Quiero llegar y llegar y llegar, y eso al final te pasa factura.

      Lo del ombligo es que no lo puedo evitar… Jajajajajajaja Me pasa de siempre. Rarezas tontas que tiene una, jeje

      ¡Un besote fuerte!

      Me gusta

  4. No mientas k en las fotos sales estupenda…con barriga como todas pero guapísima ;).
    Empieza a bajar resoluciones y cuidate en lo que queda de embarazos k tu cuerpo y tu mente te lo agradecerá…nadie más aunke trabajes hasta el día del parto así que piensa en vosotros k los Xabier son tremendos, de otra pasta…ya me darás la razón, jajajaja.
    Besiños

    Me gusta

    • ¡Hola Yaiza!

      Jo… Qué más me gustaría que quedarme en mi casa mañana mismo… Pero según la matrona para poder coger la baja ha de haber una causa médica… Y claro, el cansancio no se contempla como tal. Por lo que me tocará esperar un poco aún y luego echarle morro. Vete tú a saber, igual cuando vaya estoy hecha una braguilla de verdad.

      Espero que el enano sea igual de tranquilín como lo fue su hermano. La verdad es que dormía bien, comía fenomenal, nada que decir. ¡Espero que mi Xabier sea una excepción! 😉

      ¡Un besazo fuerte!

      Me gusta

    • ¡A ver si es verdad!

      Al final me han dado cita para la primera semana de marzo ya que me dijo la matrona que sigue mi embarazo que la semana 26 es la mejor para hacer la prueba. Tengo ganas de saber el resultado para quedarme tranquila. Con el primero no tuve, pero supongo que eso no tiene nada que ver…

      ¡Muchísimas gracias por seguirme! 🙂 ¡Un abrazo!

      Me gusta

  5. Ya has pasado más de la mitad ¡cómo pasa el tiempo! Ahora que ya lo dejé atrás y que estuve trabajando hasta el mismo día del parto, yo te recomendaría que te centres todo lo posible en ti y en tu bichillo porque al final nadie nos agradece la dedicación y el esfuerzo, y esta etapa pasa muy deprisa y cuando queremos darnos cuenta ya no la podemos recuperar. Yo con barriga de 6 meses ya me decía la gente que si estaba fuera de cuentas…¡y eso que me seguía poniendo mi misma ropa e incluso había adelgazado.

    Me gusta

    • Así es. Totalmente cierto. Nadie agradece el esfuerzo y lo que es peor, a veces ni lo valoran. Yo sólo pienso en todas las cosillas que tengo pendientes de preparar… Revisar ropita, lavar, comprar cosas que hagan falta… En fim un montón de cosas que digo ¡Me va a tocar hacerlo cuando ya no pueda ni con el alma! La verdad es que necesito descansar más, pero los días se me quedan tan cortos…

      Lo tuyo con el peso ha sido de expediente X… ¡Qué envidia (sana) me das!

      Un abrazo… Te debo visitas… 😉

      Me gusta

  6. Sabes que me parece que fue hace años cuando estaba embarazada y la verdad es que no hace mucho tiempo…. Leyéndote he revivido algunas sensaciones (a mí no me encantó la experiencia de estar en estado), lo de la torpeza lo recuerdo muy bien, se me caí todo, tropezaba con cualquier cosa, jeje. Eso me desesperaba. Muy buena idea lo de no pesarse, la mejor medida, como dices es la ropa. Ánimo y a seguir disfrutando 🙂

    Me gusta

    • ¡Hola guapa!

      Es que en realidad no fue hace tanto… ¡Pero el tiempo vuela!

      Para mí el embarazo no es algo idílico. Al menos y por desgracia mi experiencia no es así. Lógicamente es bonito, es precioso saber que estás formando una vida, que crece y se mueve dentro de ti. Pero cuando los síntomas no te acompañan es una fase dura a la vez. A fin de cuentas el embarazo no deja de ser “el trámite” para alcanzar el objetivo, la maternidad. Quizá hable así por lo malo (o no tan bueno) de mis dos experiencias, pero así lo siento yo también.

      La torpeza gracias a dios es pasajera… Porque sino ¡Pobrecitas de nosotras! Jajajajajajaja… ¡Qué cosas!

      Como la edad no perdona sé que me va a costar recuperar la forma física, pero lo mejor es asumirlo y luego ya pondremos remedio. Tengo todo el veranito para darme buenos paseos con el bebé e ir recuperando la forma física 😉

      ¡Un abrazo enorme directo para Budapest!

      Me gusta

      • Esa actitud me encanta! Siempre mirar hacia adelante y ya verás como con paciencia, constancia y disciplina sí recuperas la forma, que te lo digo yo que he visto cosas imposibles ser posibles.

        Un gran abrazo

        Me gusta

  7. Que rabia lo del ombligo!!! Jajaja a mi tambien me paso durante el embarazo!!! Era tocarlo y algo se encendia en mi! Animo que te queda poco!! Y lo de la tripa… Tranquila, parece ser q los segundos embarazos crece mas rapido porque el utero tiene memoria!

    Me gusta

    • Ains… Lo del ombligo siempre me ha dado mucha sensación. Realmente no sé por qué ni por qué no… Pero oye… ¡No lo soporto!

      Sí es cierto que dicen que en el segundo embarazo se nota antes la tripita, y yo puedo dar fe de ello. Llevo diciendo semanas… Bueno, igual se estanca… ¡Pero nada, esto crece como la espuma! Luego tocará hacer abdominales como loca para recuperarse… ¡A ver si tiene memoria de retorno también!

      ¡Un abrazo!

      Me gusta

  8. Aiiii ! que guay! 24 semanas ya! yo estoy de 32!! y me muero de los nervios!
    Aunque estoy empeznd otra vez cmo tu dices, vuelta a los sintomas de cansancio y pesadez y ya por las noches ni te cuento… tengo que hacer maniobras para poder coger bien la postura y no despertarme en toda la noche ( seria un milagro la verdad ). A mi cuando me ven me dicen… “disfruta ahora que ya esto no vuelve! ( tranquilidad ) que cuando nazca tu bebe se te acabo tdo” y yo… hello?¿?¿?¿? pero si ni siqiera puedo cerrar los ojos del dolor de espalda! afuuu….

    Me gusta

    • ¡Hola bella!

      ¡Qué bien! Estás ya prácticamente en la recta final… La verdad es que es la etapa más dura, porque por pocos kilos que hayas cogido, no dejan de ser una especie de mochila que llevas encima durante todo el día. En tu blog ya te comenté que yo usaba el cojín de lactancia para dormir. En el primer embarazo me salvo de muchas noches de insomnio. En este de momento no lo he necesitado… Pero lo tengo cerquita por si acaso lo necesito 😉

      Los primeros meses dormir no vas a dormir mucho, pero pro otro lado esos primeros momentos de la vida de tu peque no vuelven… Con lo cual intenta ser positiva y ganarle la batalla al cansancio, porque sino después añorarás esos momentos con nostalgia, y desgraciadamente, no vuelven…

      ¡Un besote preciosa!

      Me gusta

  9. El tamaño de mi barriga con el segundo embarazo fue espectacular también! Y con mi metro y medio la sensación era ¿aparatosa? 😉 Pero estoy segura que la mayor de las sorpresas te la vas a llevar cuando tengas al peque en brazos. Vas a descubrirte pletórica con todo el aprendizaje emocional que te ha dado tu hijo mayor. Lo sé. Lo sabrás ♥

    Me gusta

    • ¡Hola guapísima!

      Eso es justo lo que me pasa a mí… Que me faltan unos cuantos centímetros de estatura. El ser tan recogiditas yo creo que también hace que parezca más grande la tripita.

      Ese momento que describes no veo el momento de que llegue. Me lleno de emoción sólo de pensarlo. Y aunque con la primera maternidad he aprendido muchas cosas, sé que aún me queda mucho camino por andar. La vida entera es un constante aprendizaje (O así deberíamos tomarlo) 🙂

      ¡Un abrazo!

      Me gusta

    • ¡Muchas gracias Lydia!

      Lo de descansar para mí últimamente ya es una utopía… Y los kilos pues idem. Ya me pondré en plan soviético después del embarazo. En el gimnasio me esperan con los brazos abiertos 😉 y yo loca por volver a mi rutina deportiva.

      ¡Un besote fuerte!

      Me gusta

    • ¡Hola guapísima!

      Pues la verdad es que avanza muy rápido… Parece que fue ayer cuando las dos barritas rosas se teñían en el test de embarazo… Aun así, con las ganas que tengo de verle, se me hace largo.

      El otro día consulté con la matrona cuando me recomendaba ella cogerme la baja… Y me dijo que en realidad si no hay motivo médico la baja no la puedo coger… En la seguridad social se están poniendo serios y a los dos meses si no has cogido el alta te citan a una inspección… Con lo cual tendré que seguir con mis planes y alargar mi estancia en el trabajo al menos hasta semana santa. Realmente creo que empezaré a disfrutar cuando esté en mi casa tranquila, sin preocupaciones ni prisas… Espero estar lo suficientemente bien para poder disfrutar.

      ¡Un besote fuerte, corazón!

      Me gusta

  10. Me alegro que todo marche bien y se mueva como cual karateka jiji
    Y la barriga pasa que ahora la tienes grande pero ya veras que no te crece mucho mas.
    Mil besos guapa

    Me gusta

    • ¡Hola mi niña!

      Pues sí, cuando se pone se menea de lo lindo, pero a mí me encanta cuando lo hace. Al final es la única forma de saber que está bien ahí adentro. Por el tamaño… ¡Pues luego tocará tirar de faja! Pero bueno, ante eso no podemos hacer nada más que tener paciencia y esperar a que todo vuelva a su ser…

      ¡Un besazo!

      Me gusta

  11. Lo mejor es estar activa y por lo que se ve tú no paras! Menudos madrugones…. Y yo quejándome…
    Barriga tienes… Y qué? Si tanto el bebé como tú estáis bien qué importan unos kilos de más, además tienes muy buena cara y eso es lo más importante de todo! Si pesarte te agobia, manda la báscula a la m….. Jajaja
    Sigue contándonos que nos encanta verla crecer, tenéis nombre?
    Besitos

    Me gusta

    • ¡Hola guapa!

      Madre mía parar… Desde las 6 de la mañana hasta las 21:00 que acostamos al peque ni un momento. Acabo el día derrotada. El peso ya es que directamente paso de pesarme. Cuando voy a la matrona o al gine me pasan y punto. Hay días que te juro que me entra hasta la risa. No pienso agobiarme más con ese tema. ¡Me niego! No voy a negarme dos caprichos, porque además creo que me los merezco. Realmente no tengo la sensación de abusar en las comidas, en absoluto. Simplemente mi constitución es así, punto. Es lo que hay. Sé que no me creen, pero me da lo mismo 😉

      Un besazo… ¡Seguiré informando! Jeje

      Me gusta

      • Claro que sí! El embarazo no es para amargarse y si ellos se quieren poner en plan sargento que se pongan, hay médicos que se creen dioses en la tierra, a más de uno le daba yo un embarazo y un buen parto!!!! Jajaja
        No te peses y sigue disfrutando! Besitos

        Me gusta

  12. Yo creo que con la segunda tardó más, o menos, realmente no me acuerdo. Estás divina, los kilos de más ya los perderás. Y la torpeza también. Eso sí, la memoria la perderás, pero se irá corrigiendo. Las cosas importantes las seguirás recordando.

    Me gusta

    • ¡Ay Marta!… No sé… Siempre he sido más fiable que una agenda para citas, cumpleaños, tareas… Y llevo una temporada que he de apuntarme todo porque me olvido. Este despiste no es nada típico en mí. Espero volver a ser yo en ese sentido… Respecto a la torpeza, a veces me recuerdo a misma a los muñecos gigantes de humor amarillo. Esos grandotes de goma espuma… Jajajajajajaja

      ¡Un besote!

      Me gusta

  13. La verdad es que si eres movidita, ni el embarazo te hace parar, es una cuestión de forma de ser… Yo también recuerdo peor el segundo embarazo pero por la sencilla razón de que no es lo mismo un embarazo en el que tienes que perseguir a un niño que no tiene ni dos años que un embarazo sin otro pequeñajo…Lo bueno de eso, es que corriendo detrás de un churumbel, ganas menos kilos… aunque yo tampoco estaba preocupada por eso, en el primero engordé 18 y en el segundo 9. Y lo de la barriga??? pues es que es increíble la diferencia entre embarazadas, yo soy de las que tengo poquísima y otras ya a mitad parece que están en el el último trimestre, cada una es un mundo. Ánimo con esa super actividad!!

    Me gusta

    • ¡Hola guapa!

      Eso es… Ni más ni menos. En el anterior embarazo mi tiempo libre era eso, MI tiempo. Ahora es el tiempo de mi niño mayor. Las responsabilidades de casa y trabajo son las mismas y claro… ¿De dónde restas? Pues del tiempo de descanso.

      Con el tema del peso ya tengo asumido que me voy a poner como una vaca burra. Mi objetivo, no coger los 25 kilos de la otra vez… Pero vamos, que ahí ahí va a andar la cosa.

      Cada mujer somos un mundo diferente… Qué cosas ¿Verdad? 🙂

      ¡Un besazo!

      Me gusta

¿Me dejas un pensamiento?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s