18 semanas… ¡Prueba superada!

Bueno venga vale… Decir prueba superada es mucho decir. Mi gran talón de Aquiles durante los embarazos, el peso, puedo decir que me ha dado tregua “relativa” desde la última visita que hice a la matrona. Después de las fiestas navideñas y las innumerables comidas y cenas como cualquier persona (embarazada o no) he ganado algo de peso. Pero observando la progresión que llevaba en las visitas anteriores, sí, me lo tomo como una victoria. Sólo he ganado dos kilos.

En la entrada anterior, hace cuatro semanas, os hablaba de los cinco propósitos de cambio de hábitos que me auto-impuse (por recomendación de la matrona):

  • No echarme justo después de comer.
  • Retirada de dulces y golosinas (Madre mía lo que me está costando esto… Reconozco que algún día peco).
  • Aumentar la actividad física. Aunque después del susto abandoné el gimnasio definitivamente, me siento más activa. Procuro ir a los sitios andando siempre que puedo. Evito los ascensores generalmente, etc.
  • Ser más consciente cuando como fuera de casa de los alimentos que pido. Esto a veces es complicado, pero procuro ser formal.
  • Asignatura pendiente… báscula. (Miedooooooo…)

Sólo he cumplido los cuatro primeros puntos. Sigo sin poder subirme a la báscula. Pero reconozco que el resto de medidas me han ayudado mucho a la hora de “controlar” el incremento de peso, teniendo en cuenta que en días puntuales sí me los he saltado a la torera.

En esta ocasión, nuevos consejos y cambios a poner en práctica, directamente relacionados con la alimentación. Aunque siempre sin perder de vista que debo ingerir todo tipo de alimentos y hacerlo de manera equilibrada.

Es cierto que solemos estar errados en las proporciones que ingerimos, en cómo combinamos los nutrientes y eso desde luego no ayuda. Para las próximas seis semanas:

  • Dado que (generalmente) consumimos proteínas a diario, no es necesario hacerlo en la comida y en la cena. Por lo tanto, reduciremos a una ración diaria la ingesta de proteína.
  • Sustituiremos la pasta normal por pasta integral ¿Por qué? La absorción del organismo es mucho más lenta, por lo que la sensación de saciedad es mayor, o viéndolo de otra manera, el apetito tardará más tiempo en aparecer.
  • Cuando sintamos necesidad de comer entre horas, elegiremos la fruta. Si comemos más de una pieza, siempre será de la misma clase.
  • Encontrar el equilibrio entre las cantidades que nuestro cuerpo necesita y lo que nosotros pensamos que es lo adecuado, puede resultar complicado y reducir la ración de manera brusca puede resultarnos frustrante. Por lo que iremos reduciendo muy paulatinamente las raciones hasta conseguir la ración más adecuada a nuestras necesidades.

Acudía a la consulta con miedo. Pero la matrona me ha animado mucho. He salido muy satisfecha. Creo que todas las personas reaccionamos mucho mejor ante las palabras de aliento que no después de un buen rapapolvo.

“No puedes dejar que este aspecto te agobie ni te enfade. Sólo has de buscar la manera de encontrar tu equilibrio”

Al margen del peso, el resto de la exploración ha sido buena. Hemos escuchado el corazón al pequeño, que late con fuerza. Hemos tardado un poquito en localizar el latido y ya estaba empezando a ponerme nerviosa 😉 Para que luego digan de las madres primerizas…

Respecto a las molestias que vengo teniendo estos días atrás en la zona lumbar y piernas, sólo me ha recomendado seguir las pautas de alimentación y actividad física. Es posible que puedan deberse al aumento de peso (una vez más), por lo que veremos si aplicando las recomendaciones anteriores consigo que no vaya a más. Para la inflamación de los tobillos, sólo el uso de medias de compresión ligeras.

No tengo analíticas a la vista… Y lo cierto es que con el embarazo anterior tuve la sensación de estar continuamente con pruebas y demás…

Durante estos días de vacaciones no he podido evitar hacer alguna compra para el pequeñín (Siempre en tonos neutros, por miedo a que mute entre ecografía y ecografía). Incluso sus Majestades los Reyes de Oriente han tenido a bien acordarse de él… Menos mal que una madre está en todo… 😉

Foto

¿Conseguiré el reto de mantenerme en línea?… Pues ya veremos… ¡Actitud no me falta! Sé que hay muchas futuras mamis en la misma tesitura que yo. Ver cómo tu cuerpo se desdibuja no es agradable, ver que cada vez es más complicado moverte con normalidad no ayuda, verte en la obligación de vestir como otra persona que no eres tú, no anima nada tampoco… Creo que todas tenemos muy claro que es un estado transitorio, bonito y especial. Pero el estado de ánimo de cada mujer es personal e intransferible y a veces muy difícil de controlar. Tratar de quitarle hierro no es la solución. A veces un oído o un te comprendo es suficiente. Para mí, para ellas, importa. 😉

40 pensamientos en “18 semanas… ¡Prueba superada!

  1. Venga que tú puedes!! seguro que lo haces genial y logras controlar al maldito peso y la maldita báscula. Si algo nos sirve el estar embarazadas es para comer bien durante al menos 9 meses. Yo no comí tanta fruta como cuando estaba embarazada. La pena es que esos buenos hábitos si no los cuidas se pierden 😦
    Un fuerte abrazo y seguiremos tu aventura 🙂

    Me gusta

    • Bueno…

      He de decir que lo estoy llevando muy bien. Sus consejos parece que me están funcionando. El primer día… ¡Pasé mucho hambre! Pero ya me estoy regulando. A ver qué opina mi gran enemigo el peso… ¡Seguiremos informando! 😉

      ¡Un besote!

      Me gusta

  2. ¡Qué maja la matrona!! Yo también pienso que reaccionamos mejor ante los ánimos que ante los rapapolvos.

    Bueno, pues me parece muy bien tu plan, ¡sin agobios, pero racional y sin parar! Y, sobre todo, que disfrutes mucho el embarazo 🙂 Yo también tuve la sensación de estar todos los santos días con pruebas y analíticas ¬¬ Pero yo solo he tenido uno, jeje 🙂

    Un besoteeeee!! Y me alegro de que todo siga muy bien 🙂

    Me gusta

  3. Yo no te voy a dar consejos, jajajaj, que para dar consejos tú. Me parece que vas bien y por ahí cuando has puesto alguna foto no te veo muy subida de peso en absoluto. Te mando un abrazo y gracias por compartir tus avances 🙂

    Me gusta

  4. Me quedo por aquí! me han gustado mucho los consejos que has dado, añado un truquito que decía una nutricionista que conocía. Parece una bobada, pero para controlar las raciones, usar platos más pequeños ayuda un montón! Así “engañas” un poco a la vista para no pensar “ay madre, qué poco hay en el plato!”
    De todas formas no hay que obsesionarse con el peso, es cierto que aumentarlo desorbitadamente aumenta el riesgo de varias complicaciones, pero no debe hacerte disfrutar menos de esta etapa tan fantástica 😉

    Me gusta

  5. Casi la mitad, y fue ayer cuando comenzaste a hacer ejercicios kamasutreros, jajajajaj.
    Enhorabuena por ese mantenimiento de línea, y por hacer caso de los consejos nutricionales, pero tampoco te des mucho mal, que los embarazos hacen engordar, porque el bebé lo necesita :p
    Y sí, siempre es mejor palabras de aliento y positivas, que las desagradables de: “has engordado”, “tienes que comer menos”… Yo salía de la consulta de la matrona super enfadada.

    Besos especiales!!

    Me gusta

    • ¡Hola guapa!

      Sí… Algo de peso es lógico coger. Pero 4 kg mensuales… ¡Glup! Llevaba una carrera que ni Bill Gates. Jajajajajajaja No quiero hacer el bobo con la alimentación, por eso le pedí a la matrona que me diera pautas para hacerlo bien y no dejarme nutrientes necesarios por el camino.

      Desde luego que el ánimo es mucho mejor que la bronca. En eso creo que todas estamos de acuerdo 😉 ¡Bastante tenemos ya con aguantarnos muchos días! ¡Dichosas hormonas!

      Me gusta

    • ¡Hola guapísima!

      ¿Por qué será que el peso siempre es motivo de lucha en la mujer? Da igual embarazadas o no… ¡Qué barbaridad! Aún es pronto para que te encuentres totalmente recuperada. Dicen las malas lenguas que es necesario todo un año para volver a ser las de antes 😉

      Muchas gracias por tus ánimos y confianza. A ver qué ocurre… En un par de semanas he de volver al ginecólogo. Veremos si ha dado resultado y si voy por el buen camino.

      ¡Un abrazo!

      Me gusta

  6. Pero que buenos consejos,nos da esta chica siempre!! (querido bebé dos puntos)
    😉 Con permiso de las dos,me los apunto yo también! NO estoy embarazada,pero bueno.. después de tantas fiestas,nunca viene mal.
    AY,Mixka! Los kilos,ese agravante que va tan unido,al quedarnos embarazadas.
    Solo decirte,que te cuides lo máximo que puedas,como sé que estás haciendo.
    Es inevitable engordar.Yo en mi experiencia.Hasta los siete meses,pude medio controlarlo.A raíz de ahí,con retención de líquidos y demás.. llegué a pillar 20kilacos!
    Tengo claro,que el dia de mañana,si me vuelvo a quedar embarazada,pondré todos mis medios para no volver a coger tanto peso.
    Y,sino lo logro.. pues nada!! Haré como hasta ahora.. poquito a poquito,a irlos dejando atrás.
    Nos vemos muy gooooooorditas,pesadas.. nos sentimos super primas hermanas totales,del Elefante Trompita! 🙂 pero al echar la vista atrás y recordar lo vivido.. seguro que volveríamos a pasar por ahí.
    Asique.. siempre cuidándote,pero disfruta de la comida todo lo que puedas!
    Al fin y al cabo,solo nos tenemos la oportunidad de dejarnos mimar taaaaaaaaanto,con las excusas de los antojos,durante los embarazos!
    Asique.. pide por esa boquita bonita!!!!

    Me gusta

    • ¡Hola preciosa!

      ¡Con nuestro permiso y sin él! Para eso es… Para tomar buena nota y aplicarlo.

      Jo… De todas formas… Leyéndote a ti y a la mayoría me doy cuenta que lo de ganar entre 9 y 13 kilos durante el embarazo realmente es una utopía… La gran mayoría de las mujeres rondamos los 15 – 20. ¡Ojo! No digo que eso sea más saludable, digo que la mayoría, o al menos de las personas de mi entorno cercano… Todas han superado esa subida y con mucho además.

      Creo que la constitución de cada una también tiene mucho que ver en todo esto. Yo también dije que con el segundo embarazo iba a controlar el peso. Que de ninguna manera iba a permitirme coger 25 kilos… Pero visto lo visto si no me pongo soviética con la dieta, no puedo controlar el peso. De todos modos que tengas esa idea es mejor. Cuidarte desde el principio 😉

      ¡Un besazo enorme y gracias por tus ánimos, preciosa!

      Me gusta

  7. Que bien planteado! Y seguro que consigues lo deseado aunque es cierto que no hay que agobiarse con ese tema si que es verdad que nos afecta aún siendo maravilloso el por que…pero veras q estarás guapisima durante todo el embarazo. Un beso y me apunto tus recomendaciones 😉

    Me gusta

    • ¡Hola preciosa!

      ¡A ver si es verdad! Sé que en una situación normal puedo hacerlo. Lo he hecho muchas veces y cuando me pongo cabezota no tengo precio. Pero ahora hay un bichito que importa más que yo y no puedo hacer el bobo con la alimentación. Ay… ¡Yo lo que quiero es que llegue junio ya! 😉

      Un besazo muy fuerte y gracias por tu apoyo 🙂

      Me gusta

  8. Cuanto miedo nos meten con el peso en el embarazo, para algunas matronas es casi obsesión.
    Cuidate para sentirte bien, haciendo lo que te haga feliz!!
    Es genial que todo vaya bien, y seguro que consigues lo que te propones.
    Un abrazo y a disfrutar!

    Me gusta

    • ¡Hola!

      Puedo llegar a reconocer que obsesionarse con el peso no es bueno. Pero en realidad, esto lo hago por mí. Con el primer embarazo cogí muchos kilos. Una ciática que mantuve durante un par de meses incluso después de dar a luz y mucha dificultad para moverme con soltura. Pero también te digo, que cualquier persona reacciona mucho mejor ante una palabra de aliento que ante una bronca. Salir de la consulta sintiendo que lo estás haciendo mal, no ayuda en absoluto. Quiero decir… Que controlar el peso sí, pero con un poco de paciencia y comprensión… 😉

      A ver qué dice la báscula el próximo 22 de enero que me toca ir al ginecólogo… ¡Ya os contaré! Y a ver si con suerte ya nos confirman el sexo de la criatura.

      ¡Un abrazo!

      Me gusta

  9. A cuidarse se ha dicho !
    Me alegro que el bebé esté bien y así seguirá claro que sí ! Aix yo eso de comer y dormir era inevitable… Además que Leo me dejaba muerta matá ! Paseitos antes de que caiga el sol te irán genial !!! Espero ir sabiendo como sigues !!!
    Un abrazo guapaaa

    Me gusta

    • ¡Hola guapa!

      Sí, el bebé está bien, que es a fin de cuentas quien importa.

      Lo de dormir creo que en este segundo trimestre lo he superado un poco… Ahora sí, el apetito no me lo quita nada. Y es que las que somos de buen comer…

      A ver si con la primavera y el buen tiempo puedo aprovechar un poco más y salir más de lo que lo estoy haciendo ahora. Con lluvia no apetece mucho, pero lo intento. El norte es lo que tiene… Muy verde y muy bonito, sí. Pero mucha lluvia también Jajajajajajaja

      ¡Un abrazo, preciosa!

      Me gusta

  10. Ayyyy Mixka mucho ánimo en tus propósitos que seguros que los consigues!!!! Como recomendación te digo que no es bueno acudir al gym solo por el hecho de estar embarazada, sino que se debe hacer como rutina. Por ejemplo yo hago deporte desde que tengo 8 años, así que durante el embarazo puedo seguir realizando deporte, aunque he bajado el nivel. Tan solo voy a hacer un poco de cinta o elíptica, vamos ejercicios aeróbico sin impacto en la barriga y yoga que empiezo mañana. Si antes no has pisado un gym no es muy recomendable.
    También te comento que puedes hacer ejercicio de tonificación o incluso natación moderada con ejercicios dentro del agua.
    jejeje yo a final de esta semanita hago las 20 semanas, así que vamos mas o menos parejas!!!!

    Me gusta

    • ¡Hola guapísima!

      La verdad es que ya hacía cosa de dos años que me había convertido en una friki del deporte… Spining dos días por semana. Interval un día. Y ahora después de las vacaciones de verano había empezado a hacer Pilates. Pero el monitor me desaconsejó seguir con Pilates, ya que es beneficioso durante el embarazo, pero un Pilates específico para embarazadas y no el normal, en el que la zona abdominal es prácticamente la protagonista. Al ser una clase grupal… Era lógico que no iba a adaptar las clases a mí. Mi idea era seguir yendo aunque sólo fuera a practicar ejercicios aeróbicos, pero después del susto la recomendación fue… Vida tranquila y caminar. La natación me gusta pero no en ese plan. Meterme en la piscina a hacer largos como una loca me aburre. Jijijijiji… Con lo cual, seguiré con mis caminatas y mi cremallera en la boca para comer lo justovy necesario. 😉

      Me llevas dos semanas de ventaja. ¡Qué ganas de que lleguecel momento!

      ¡Un abrazo, guapísima!

      Me gusta

  11. Yo estoy convencida de que los paseos son los que mantuvieron mi peso a raya durante todo el embarazo. Comparando con tu primera preñez parece que vas genial con este tema. A ver si tienes suerte y llegas así de moderada al final.

    Me gusta

    • ¡Hola guapa!

      La verdad es que creo que el estar más activa sí que me ha ayudado a “relajar” la curva de subida de peso. Nos damos unas buenas caminatas siempre que podemos. Cuando no llueve, más bien. A ver si esa actividad y comer más conscientemente me ayudan realmente a controlar el peso. ¡Os voy contando!

      Un abrazo..m

      Me gusta

  12. Yo intentaba sustituir los dulces por fruta y desterré el postre, tomaba yogur desnatado o manzanilla, y eso que la odio.
    Pareces muy concienciada, ya verás como no te pasas, eso sí, tampoco te obsesiones no vaya a ser que la pulgita lo note y de eso nada!!
    Hasta yo tengo ganas de saber el sexo!
    Besos y ánimo guapa

    Me gusta

    • ¡Hola guapa!

      Yo doy gracias a que esta vez no me ha dado por comer dulces… Que no me gustan además. Me han dicho en algún comentario lo de la manzanilla. Probaré, porque además a mí me gusta mucho.

      Lo que más me va a animar es ver el resultado. Que sé perfectamente que si sigo así, lo conseguiré. Pero cuando me pese y vea que no he cogido peso… Eso será una inyección de ánimos para seguir… ¡Ya os contaré!

      Tengo muchas ganas de que me lo confirmen ya… Aunque eso puede ser un peligro para la estabilidad económica de la casa… Jajajajajajaja

      ¡Un abrazo!

      Me gusta

  13. Lo primero que me alegro mucho que el renacuajo este bien y tu también física y emocionalmente!!! Intentare seguir esos primeros consejos que a mi no me dieron, sobre todo el no acostarme después de las comidas que hasta ahora reconozco que lo hacia.
    Empiezo hoy mismo la dieta (no se la verdad cuanto voy a durar ) pero sigo deprimida si, sobre todo el no poder comer lo que quieras cuando quieras es lo que peor voy a llevar. Gracias por tu apoyo y pensare que me queda poco ya…
    Un besasooo!!!

    Me gusta

    • ¡Hola guapa!

      A mí en el primer embarazo tampoco me dijeron nada. Ni broncas ni consejos ni nada. Dejaron que me hinchara cual globo sonda hasta el punto de no poder casi ni menearme. Horrible.

      En realidad, si nos paramos a pensar todas sabríamos qué hacer, qué comer, qué es bueno y qué no. Pero en los primeros kilos dices… Bueno, ya lo bajaré. No nis damos cuenta de que nuestro cuerpo no está acostumbrado a cargar con tanto peso y desde luego que luego nos pasa factura.

      Vamos a apoyarnos y vamos a probar. A ver qué pasa… Nos animamos mutuamente… ¿Te parece? 😉

      ¡Un besazo, preciosa!

      Me gusta

  14. Y tanto que importa, sobretodo cuando te sientes mal emocionalmente y no puedes explicar porqué sin recibir un “es una tonteria, olvidate de eso”. Frustra y mucho. Lo de vestirte como alguien que no eres tu fue lo que tuve muy en cuenta en el embarazo de mi hijo, porque tenia claro desde el principio que no usaria ropa premama. Por tres motivos: 1 nada me gustaba, 2 es carisima, 3 no iba a usarla mucho tiempo (me gusta invertir a largo plazo). Por eso mi opcion fue vestir como me gusta, pantys, blusas largas, botas altas, vaqueros hasta el 6 mes que no me servian los mios…pero de dos tallas mas que la mia. Me compre ropa normal y corriente, pero mas grande. Despues del parto se la di a mi madre para que la aprovechara, y listo. No es facil, pero hay que ver la mejor manera de seguir sintiendote tu misma y, porque no, seguir sintiendote guapa tambien. Un beso enorme, cuidate!

    Me gusta

    • ¡Hola guapísima!

      Es muy importante embarazada o no sentirse bien con una misma. Quizá otras personas le den importancia a otras cuestiones y piense que esto es superficial y una bobada. Pero a mí me gusta mirarme al espejo y que lo que me devuelve el reflejo me guste.

      Entre las hormonas revueltas que han hecho que mi cara parezca la de una adolescente sin causa. Mi pelo que para llevarlo limpio habría de lavarlo a diario (y me niego… Día sí, día no) y los kilos que he cogido no me reconozco. El hecho de no poder seguir siendo yo al vestir me enfada y me frustra. Lo de comprar ropa de talla mayor no lo había valorado. Soy muy bajita y no sé cómo me vería. Quizá también es cuestión de probar.

      Gracias por entenderme y por tus consejos y experiencia. 😉

      Me gusta

  15. Claro que sí, con voluntad y consciencia de lo que hacemos, es mucho más fácil no coger peso. Si me permites (adoro la nutrición), te voy a dar unos consejitos, por si te apetece:
    – Evita el postre, y cámbialos por infusiones, la manzanilla además es antiinflamatoria con lo que te puede ayudar a la causa de las piernas.
    -En vez de azúcar refinada, lo puedes sustituir por Stevia, o sino te gustan los edulcorantes, siempre por azúcar de caña.
    – Que los hidratos de carbono nunca sean refinados, más bien que sean integrales y ecológicos, también te ayudará.
    – Si quieres saciar un poco el hambre, también puedes tomar una mezcla de hortalizas y frutas en forma de jugo, hecho con la licuadora. No engorda nada y sacia bastante. Mi preferido el de zanahoria y manzana.

    Bueno y ya no te digo más, porque esto parece un post. Si quieres preguntarme cualquier cosa ya sabes donde encontrarme.

    Un besazo y a seguir adelante con mente positiva!!

    Me gusta

    • ¡Hola guapa!

      Muchas gracias por tus consejos. Se agradecen un montón. 😉

      La verdad es que la manzanilla me gusta mucho y la tomo por puro gusto. Pero conociendo sus beneficios, creo que me paso a ella directamente.

      Lo del azúcar por ejemplo lo veo más complicado. No soy partidaria de edulcorantes y el azúcar de caña no me gusta. En realidad es una manía… Pero te haré caso 🙂

      Empezaré probando naranja con zanahoria… ¿Sirve? ¡Me encanta la zanahoria!

      De verdad muchas gracias por tus tips y por tus ánimos. La actitud es muy importante y eso en este momento he vuelto a recuperarla. ¡Vamos allá!

      Me gusta

¿Me dejas un pensamiento?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s