En el saloncito con… Srta. Ruthenmeyer

En esta, la última entrevista del año, tenemos con todos y todas nosotras a una mujer que tiene las cosas muy claras. Pasional, directa y sin pelos en la lengua. Comprometida y reivindicativa. En definitiva un pequeño volcán lleno de conocimiento, y muchas cosas que contar, que a partir de hoy ya no podrás dejar de descubrir  en su precioso e interesante blog… Srta. Ruthenmeyer te cuenta… 😉 ¿Te lo vas a perder?

Te invito a que, si lees esto y alguna de las palabras te sugiere algo, un pensamiento, un momento, un sentimiento ¡¡Ruth y yo estaremos encantados de que lo compartas!! Vamos allá…

stars-159801_640Fiesta. Este no es un concepto que ha variado enormemente en mi vida. He de decir que no he sido una mujer fiestera, siempre ha podido mi yo del sueño, soy mujer de día. Salir de fiesta es algo que no priorizo, soy más de manta y sofá que de cubata y baile.

Pero sí me gustan las fiestas, los regalos, los globos, las serpentinas, los caramelos y chuches y por supuesto prepararlas y ese cosquilleo que se siente al pensar en la cara que pondrá el que la recibe.

Después de muchos años anhelando una, mi marido me hizo una fiesta sorpresa, algo que no olvidaré nunca porque lo disfruté como una niña y porque era algo que deseaba “secretamente a voces”.

Las fiestas de los cumples de mis hijos, han sido diversión asegurada y así espero que sigan en adelante, me encanta prepararlas.

Risa. La risa es algo que debería llenar todas las vidas. Solo oírla cambia el color de las cosas.

Debo decir que no soy una persona con un gran sentido del humor, pero la risa forma parte de mi día a día. Mis hijos llenan las horas de carcajadas, y mi pareja tiene la risa mas pegadiza del mundo. Cuando él sonríe, todo el mundo lo hace.

Esas arrugas que te hacen las sonrisas deberían estar en todos los rostros.

Familia. La familia es la base de todo.

No hay nada más importante para mí. Por supuesto mi marido y mis hijos son importantes pero mis padres y mi hermana también lo son. Todos ellos llenan mis días, para acompañarme en lo bueno, y por supuesto en lo malo.

Cada día veo el malestar tan grande que siente la gente cuando algo no funciona en su familia. ¿Pero qué haríamos sin familia? Pues seguramente dejar que el sentimiento de soledad nos invadiera. Hay que cuidar la familia, es el pilar de toda persona.

Modelo. Uffff que difícil definirme o encajarme dentro de un modelo.

No creo que siga ningún modelo de crianza, igual que no sigo ningún modelo mas allá del sentido común en mi vida, que es sin duda el menos común de los sentidos.

No me gusta Carlos Gonzalez, ni Estivill, ni Rosa Jové. No me gusta que me digan cómo tengo que hacer aquello que sin duda me sale de las entrañas. Intento no entrar en debates de modelos de crianza a no ser que me sienta tremendamente ofendida porque al final no creo que sirva para mucho si el que está delante no quiere oír nada.

Profesión. Dicen que somos lo que trabajamos, no creo que sea así al 100% pero en mi caso sí lo es. Doy mucho de mi cuando trabajo y sin duda creo que gano infinitamente más de lo que aporto. En estos momentos tan duros trabajar “de lo mío” resulta agotador y a veces frustrante, pero no deja de ser alentador ver cómo las personas luchan por aquello que creen y aprenden a vivir de nuevo con aquello que les ha tocado.

No sería lo que soy si no trabajara, sino fuera trabajadora social por todos los poros de mi piel. No creo que supiera hacer otra cosa ahora mismo. A veces, cuando las situaciones se ponen realmente duras, cuando los casos dejan de ser casos para formar parte de mí, me pregunto si no estaría más tranquila haciendo otra cosa, pero luego me doy cuenta de que no sería yo. No sería lo que soy ni sería como soy.

Deberes. Uinnsss… de eso no tenemos en mi casa aún, mis hijos son pequeños. La verdad es que soy consciente que todos tenemos unos deberes y unas obligaciones como padres y como personas que convivimos en sociedad. Ojala algún que otro político no olvidara que su deber es hacer el bien y trabajar por España.

Emprender. No sé si soy una persona emprendedora. Supongo que si entendemos emprender como el no tener miedo a iniciar cosas nuevas, pues en ese caso sí soy una mujer emprendedora.

No tengo miedo a lo nuevo. Miles de ideas bullen en mi mente como una olla a presión. Algunas super locas, otras imposibles… Pero las tengo ahí guardaditas por si algún día aparece la ocasión 😉

Tener el blog es sin duda algo bueno, pero no lo hago como un planteamiento para sacar un beneficio económico. El gran beneficio emocional y psicológico que ya esta aportándome, eso no se paga con dinero.

Amistad. Esta es la gran asignatura pendiente en mi vida…

No creo en la amistad, me han decepcionado muchísimo y por supuesto yo también he decepcionado. Supongo que es porque tengo la gran suerte de tener a mi lado a mi mejor amiga, mi madre. Con ella no tengo secretos y nunca me falla. Para mí la amistad no es un paño de lágrimas, no llamo a una amiga cuando estoy mal, para eso ya tengo a mi familia. La amistad son risas y diversión, aunque debo decir que eso es lo que yo hago no es lo que yo recibo, ¿Eh?

Luego esta la amistad 2.0. Debo decir que recibo muchísimo de este tipo de amistad, y me acompaña cada día hasta el punto de que algunas de ellas forman parte casi de mi familia.

pair-97059_1280Amor. El amor es la base de todo. Sin amor no vas a ninguna parte.

Amor del bueno, ese amor maternal que no sabes que tienes hasta que poco a poco, día a día va saliendo de ti como a chorros y después ya no lo puedes parar. Porque yo he aprendido a querer a mis hijos poco a poco, a conocernos, aceptarnos como somos y a aprender. Eso es amor.

El amor hacia mi pareja ese también es un gran pilar. No es que aporte lo que no tengo, es que nos complementamos a la perfección. Encontrarle fue un regalo, y sigo divirtiéndome a diario con él. Amándole cada día.

Tradición. He tenido que meditar sobre esta palabra y hasta preguntar a mi marido si soy una persona tradicional. Sí, supongo que sí.  Supongo que sigo las tradiciones familiares como comer castañas o “cagar el tió” en navidad. En lo demás pues no se responder a ello la verdad! jajajajaja

Educación. La educación es algo que de hace unos años brilla por su ausencia.  Cuando estaba embarazada, raramente alguien se levantaba para cederme su asiento y me producía rabia porque yo siempre me levanto. Ya no hablo de aguantar una puerta o dar los buenos días.

Me esfuerzo por enseñar a mis hijos normas básicas de educación que algunos adultos han parecido olvidar. Pero de la misma forma que les pido que sean respetuosos con el otro quiero para ellos lo mismo. Porque parece que la buena educación solo va del pequeño al mayor, no al revés y en eso no estoy de acuerdo. Si tratas con respeto y educación la respuesta suele ser con respeto y educación.

Sensibilidad. Sí, creo que soy una persona sensible. Cuando trabajo siempre intento dejar de lado mi lado sensible. Muchas veces no puedo, pero lo intento.

Soy de lagrima fácil y detrás de ese aspecto serio y alejado que sé que doy, se esconde una mujer muy sensible.

Comida. La comida con mi primer hijo se convirtió en una pesadilla. Llanto por su parte y desesperación por la mía. Así hasta que acepté que necesitaba su tiempo, dejé de presionarle y todo se relajó. No le gusta la fruta, pues se la hago en puré.  Y poco a poco negociando.

Con mi segundo hijo ya todo empezó directamente relajado. Y no se si fue por eso o sencillamente que él ya es así la comida vuelve a ser un momento maravilloso. Gozo tanto de verlo comer que a veces me dedico solo a contemplarlo.

Hoy en día mi hijo pequeño con 16 meses  ha probado infinidad de cosas que mi hijo de casi 5 años ni se le ocurriría probar.

La comida por fin ha vuelto a ser un buen momento en mi casa.

tetris-151437_640Juegos. ¿Jugar? Jajajajajajaja ¿A juegos de adultos? Si nos referimos a esos por supuesto estoy mas que dispuesta a divertirme, aunque no creo que en una entrevista maternal se pueda hablar de esto. ¿O igual si?

Los juegos forman parte de la vida del ser humano. De pequeño porque a través de ellos vas conociendo despacito el mundo, a través de ojos infantiles que lo tintan todo de colores. Luego de mayor te das cuenta que existen muchos tipos de juegos y que no todos son buenos. Pero al final los juegos son como todo, según como los utilices pueden darte cosas buenas o malas.

Quiero aprovechar la oportunidad para dar las gracias a Vero por dejarme hablar en su saloncito. Algunas respuestas me han costado mucho de contestar, otras las líneas salían solas sin mas esfuerzo que el de teclear rápido.

Gracias por compartir mis locas ideas y por ser tan especial. Vamos a por el 2014, que estoy segura nos aportará un montón de cosas buenas.

Besos Molones. 

¡Muchas gracias a ti, Ruth! Una entrevista muy generosa, sincera y llena de grandes verdades. 

25 pensamientos en “En el saloncito con… Srta. Ruthenmeyer

  1. Me encantan las entrevistas del Saloncito, y me ha gustado más si cabe, que la última del año 2013 fuera la de Ruth, ha sido genial conocerla un poco más, y casi casi, ponerle cara a sus letras.

    Me gusta

  2. Me ha gustado mucho la entrevista. Tenemos muchos puntos en común, pero espera! ! No he leído nada de oz!!! Muy mal!! Eso también se cuenta jajajjajajajaj.

    Un besico a las dos!!

    Me gusta

    • ¡Gracias Lydia!

      ¡Qué bien! A veces a través de los post no te haces realmente una idea de cómo pueden ser las personas. Por eso me gusta esta sección. Me ayudan a descubrir personas muy interesantes y con las que comparto un montón de cosas muchas veces sin saberlo. Ha sido una entrevista muy sincera.

      ¡Un besote enorme de vuelta!

      Me gusta

  3. ¡Genial! Un alma hermana que reconoce preferir la manta y el sofá a las noches de fiesta callejera y loca. Ya creía que era la única sobre la faz de la tierra que tenía este gusto rarito. No conocía su blog, pero desde hoy seré una seguidora fija.

    Me gusta

    • ¡Hola guapa!

      No mujer… La única no eres… Ya sois dos. Jajajajajajaja Es broma… Lo cierto es que yo a medida que me hago más mayor también voy decantándome, igual que vosotras por los planes más “Relaxing cupbin the house”. Pero de vez en cuando ne-ce-si-to salir.

      Seguro que su blog te gusta. Muy sincera y espontánea cuando escribe. 😉

      ¡Un abrazo!

      Me gusta

¿Me dejas un pensamiento?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s