La maternidad de la A a la Z: Con “Z” de Zapeo

Bueno, pues aunque no hayamos terminado… hoy agregamos al diccionario la última palabra del alfabeto, la Z. Y con ella una palabra que seguro que a todos y a todas nos resulta familiar. Quizá por estar presente o ausente, quién sabe, en cada caso… Hablaremos hoy de Zapear. Y sí, hablo en plural, hablaremos. Porque en mi querida casa la persona que comparte los momentos de televisión con el pequeño saltamontes es mi querido consorte, y podría haber sido otra persona la que relatara esta entrada… Por lo que, sin más ¡Os dejo con el rey del Zapeo! O… ¿Ya no zapeaba?

Como habréis adivinado en este caso concreto no es la acepción negativa del término que según la R.A.E. consiste en:

Zapeo. Sustantivo propuesto en sustitución de la voz inglesa zapping, ‘acción de cambiar reiteradamente de canal de televisión por medio del mando a distancia’ (Asimismo, se recomienda usar el verbo zapear en lugar de la locución hacer zapping.)

Siempre he sido una persona más o menos disciplinada frente al televisor, salvo pestiño absoluto (que los hay), aguantaba estoicamente cualquier historia basada en hechos reales de la sobremesa de los domingos, si alguien la tenía sintonizada… pero hace exactamente 5 años que se ha perdido cualquier espejismo de control sobre el mando a distancia…

ZappingDesde que Nano tomó consciencia de las maravillas audio-visuales que canales como Clan, Boing, Dysney chanel, etc  son puestas en antena a su disposición, se ha perdido toda oportunidad de poder ver un telediario, una carrera de fórmula uno, o una película dentro de su horario de influencia (no de la tele o el evento no…, sino de Nano), salvo momentos puntuales donde el zapeo es obligado. Recuerdo una ocasión donde me enteré del podio de F. Alonso gracias a una visita providencial al WC de mi queridísimo renacuajo… Diréis que se puede ver en diferido y que soy un exagerado, pero ¿Conocéis la mala suerte? Cuando has grabado el partido/serie/película/*.* con toda tu ilusión y llega el capull@ incauto de turno y….¡¡¡¡TE LO CUENTA!!! Pues creedme, pasa, los astros se conjuran en tu contra.

No cambio a Nano por nada, (Fijaos que he hipotecado todo zapeo por los próximos 8 años de nuevo, te esperamos pronto!!), ¡¡Sólo quiero reivindicar el derecho de los padres a ver una película, las noticias y/o cualquier serie pestiñosa (que las hay) que deseemos  ver!! O ir saltando de una a otra si las emiten simultáneamente…

Sé que es una utopía (O quizá esto también sea una quimera 😉 ) y que la televisión le pertenece, sé que igualmente no soy el único que añora el “uso y disfrute” en horario de audiencia infantil del mando a distancia, (sé que lo pensáis aunque no lo queráis reconocer)… recordar aquella libertad de intoxicaros con Sálvame… o con los documentales educativos “Deladós” en horario de la siesta, recordad con que placidez os dormíais (con ambos, siempre que en Sálvame no gritaran mucho…)

Para terminar he de deciros que ya no recuerdo ni el tacto de sus botones de goma, ni tan siquiera el peso del mismo, se lo habré de pedir a Nano una día de estos… ¡¡¡Quizá me lo deje un rato!!!

¿Os resulta familiar, verdad? Mucho me temo que con la llegada del pequeño saltamontes versión Junior, esto no haga sino “empeorar” y ralentizar nuestra reconquista del mando a distancia. Volviendo a revivir cual deja vu una y otra vez las mismas películas que han de ser de excelente calidad, ya que a pesar de girar y girar miles, sí, sí, digo miles de veces en el DVD, están impolutos.

Habremos de asumir que los adultos sólo podremos ver la televisión con total impunidad en los horarios de protección al adulto. Y digo bien, porque es en el único momento del día en el que te puedes aferrar al bendito aparatejo. Justo ese momento en el que ya estás tan agotado o agotada que lo único que puede suceder es que quedes estampado contra el sofá cual calcomanía, babilla colgando y reproduciendo Zetas e incluso algún sonido onomatopéyico. Pero dará igual, es tuyo, está en tu poder. Te aferrarás a él por encima de todas las cosas. Lo sientes, lo palpas, lo disfrutas, hasta que a las dos de la mañana te despiertas y te encuentras viendo la Teletienda. ¿Qué hora es? ¡Oh, no!¡Demonios! Ya no es hora de zapear… Es hora de apagar la caja tonta y dirigerte a la cama, sabiendo que mañana el cuento vuelve a empezar.

Consulta aquí mi diccionario completo de la p/maternidad de la A a la Z.

La p/maternidad de la A a la Z es un carnaval de blogs iniciado por Trimadre a los Treinta que consiste en que cada p/madre participante describa un sentimiento al que ha descubierto un nuevo sentido con la p/maternidad, o una faceta de su personalidad que desconocía antes de ser p/madre. El objetivo es crear en red, colaborando un@s con otr@s, un “Diccionario de p/madres” con el que reírnos, emocionarnos y conocernos un poco más.

23 pensamientos en “La maternidad de la A a la Z: Con “Z” de Zapeo

  1. Pingback: Mi diccionario maternal: EPÍLOGO. | El rincón de Mixka

  2. Buaajjj ver la tele dices? Lo de coger el mando sii lo cojo pero para poner dibus Allá donde estoy ..y la tele en la cocina ni la cato ya con la cosa de que no coman con la tele puesta ni las noticias vemos..sino fuera por tw no sabría ni que suben la luz( y que feliz sería no?) jiji y eso si la de mi habitación estoy empezando a verla por las noches eso si, sino lloran a mitad de una película y me destierran a su habitación con la consecuente perdida de ver el final de la peli. Ayyyy niños jiji

    Me gusta

  3. Jajaja, en casa es “sagrado” cuando quiero ver el cachito de las noticias a las que llego. Suelen ser cinco minutos antes de los deportes, con lo que mantenerlas calladas y quietas ese tiempo, mientras intento enterarme de algo es casi imposible. Hasta que cambiamos a Clan o sus derivadas.
    Mis hijas son artistas del zapeo, saben qué números deben tocar para poder ver dibujos, pero siempre piden permiso para encender la tele (yo pensaba que al enseñárselo, ellas solas irían los sábados por la mañana al salón a ver dibujos, ja!)
    Ah, y otra cosa, si no sé el título de una película, por muy interesante que sea, no puedo verla.

    Besos guapa!

    Me gusta

    • Jajajajajajaja Claro… Si no sabes el título es que mucho no te interesa… Supongo que ese será su argumento. Nano también zapea que da gusto. Cuando estamos en casa de los abuelos, de mis padres, el abuelo se pone malo y siempre la misma perorata… ¡Ni el “parte” puede ver uno! Jajajajajajaja pero lo cierto es que nunca le quita lis dibus…

      Veo que en todas las casas se cuecen habas. No te dejes robar ese trocito de territorio o estarás perdida 😉

      ¡Un besazo!

      Me gusta

  4. Que gran verdad yo les puse tele en ls cocina asi que les quito el poder en cuanto llego (lease con voz de malvada) jajaja la otra cara que se pelean por ver clan o disney la niña es mas de disney y el niño de clan total que aunque tenga el poder de zapear no veo nada agusto …. Jaja

    Me gusta

  5. Jajajaa, yo solo zapeo los viernes y los sábados, cuando se van pronto a la cama y retomamos el control de la tele (y de nuestra vida) jajaja. La cara B del experimento, es que al día siguiente madrugan! Pero y lo que hemos disfrutado zapeando… qué?? Que nos quiten lo bailaooo.
    Un besazo guapa!

    Me gusta

    • Sí… Es una mezcla de ambas… Digamos que cuando te conviertes “a la maternidad” pierdes el control y ahí empiezas a extrañar y a sentir la necesidad de reivindicar ciertos privilegios y derechos que creías adquiridos… Pero no, ¡nada más lejos! 😉 Mejor tomarlo con humor… Jajajajajajaja

      ¡Un abrazo, preciosa!

      Me gusta

  6. El mando, el juguete favorito de los bebés, cómo les gusta agarrarlo, chuparlo y mordisquearlo! Y cuando crecen y son conscientes de sus poderes… apaga y vámonos (nunca mejor dicho). Se les queda pegado a la mano como si tuviera Loctite!
    Me parto con lo del horario de protección al adulto 😀 En nuestra casa comienza cuando los tres se quedan dormidos!
    Un beso!!!

    Me gusta

    • Jajajajajajaja… Veo que lo has captado… Así es, el horario de protección al adulto empieza justo cuando ellos se duermen, y ojo al matiz, duermen… ¡No acuestan!

      Además son listos… Porque les das uno de juguete , que también están muy logrados ¡Y no cuela! Nooooooo… ¡Quieren dominar el mundo! 😉 Siempre nos quedará la Teletienda…

      ¡Un abrazo, preciosa!

      Me gusta

  7. Creo que tu Saltamontes junior respetará al menos durante los primeros meses, el derecho de su madre a ver tele 🙂 Al menos así me pasó a mí. Hasta que mi niño cumplió los 6 meses, me vi TODO Grey’s Anatomy, con él teteando o dormido en mis brazos. Iba a empezar con Private Practice, pero empezó a gatear y ya fue imposible. Así hasta el sol de hoy. La verdad es que desde mucho antes de ser mamá no veía tele, pero me pasa algo similar a lo tuyo con la compu. No hay forma de que esté tranquila intentando leer las noticias (mentira, en twitter y fb) sin que mi niño venga y me exija que le ponga la canción de Pocoyó 🙂
    Un besito.

    Me gusta

    • Sí… Eso espero. Hasta los seis meses quizá sea benévolo. Luego empezaremos con la ronda de Payasos de la tele… La gallina Turuleca… Los Loonies ( Estos igual ya están pasados de moda…) y un largo etcétera. Se irán pasando el testigo y a este caos se unirá el de dos criaturas discutiendo por qué ver en la tele. Sin duda, estoy empezando a perder cualquier esperanza… Jajajajajajaja.

      ¡Un abrazo, mi niña!

      Me gusta

    • … No cantes victoria… La pequeña tomará el poder. No habrá diálogo, sólo será posible la rendición ante la evidencia… Nunca más (o al menos durante los próximos quince años) tendrás el poder sobre tu televisor. 😛

      Amarrense los cinturones… ¡Un abrazo, preciosa!

      Me gusta

  8. Que es un mando??? No recuerdo ni sus funciones ni su forma!!!!!!!!! Y la tele????? Tampoco…….. Gabi tiene el poder…..y cuando llega lo pepe, pepe tiene el poder…..en el salón y Gabita se larga corriendo a mi cama…..y se siente de nuevo poderosa!!!!!!!!!

    Ais….zapear…….que recuerdos aquellos…..en los que tenía un mando en mis manos……

    Me gusta

    • Veo que se han aliado en tu contra… Los “astros” se han alineado para despojarte del suave tacto del poder… Digo del mando. Bendito smartphone y bendito Ipad!! Jajajajajajaja pero algún día recuperaremos el poder ¿Será demasiado tarde?

      ¡Un besazo!

      Me gusta

  9. si si los dibujos son fantásticos, y a veces, salvo bob esponja, hasta tienen argumento… pero que quieres que te diga… hecho de menos incluso algún capitulo de bricomania!!!
    Gracias por comentar!

    Me gusta

  10. Nosotros teníamos la costumbre de ventilarnos las pelis del Señor de los Anillos cada navidad y quedarnos fritos.. ainsh que tiempos. Pero bueno tengo que reconocer que a veces me gustan más los dibujos a mí que a la peque..jejejeje

    Me gusta

¿Me dejas un pensamiento?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s