14 semanas… ¡Seguimos creciendo!

Casi seis semanas sin plasmar novedades sobre el embarazo, ya se me estaban haciendo largas, y se me han acumulado muchas cosas para contaros. Metida de lleno en el segundo trimestre os puedo contar que…

Al comenzar la semana 8 tuve un pequeño susto que finalmente sólo quedó en eso. Amanecía manchando un poquito y me dirigí a Urgencias temiéndome lo peor. Nerviosa y angustiada pude ver que el embrión estaba perfectamente. Su pequeño corazoncito latía con fuerza. Dos semanas de descanso y todas las precauciones habidas y por haber.

Lo cierto es que hasta ese momento no piensas que ese tipo de cosas sean “normales”, pero cuando te ocurren, comienzas a hablar con otras mamás y poco a poco vas comprendiendo que es mucho habitual de lo que parece. Eso no quiere decir que si ocurre, no debas acudir al centro de salud, pero lo mejor es tomarlo con naturalidad. No adelantar acontecimientos y mantener la calma. Las palabras de la ginecóloga que me atendió fueron bastante contundentes “Lo que tenga que ser será. Si ha de ocurrir ocurrirá. Si ha de salir adelante saldrá”. Estadísticamente hablando entorno al 33% de los embarazos se malogran durante el primer trimestre, y aunque eso quiera decir que es más que habitual, pasar por esa situación no es menos traumática.

Quiero aprovechar para agradecer a todas las personas que me habéis animado y mimado durante esos días. A todas las que habéis estado día a día pendientes de mía. ¡Gracias!

Las siguientes dos semanas fueron de reposo e inactividad absoluta. Todo ello ayudó muy probablemente a que el aumento de peso que sufrí entre visita y visita a la matrona fuera más de lo deseable. La gente cuando lo digo se ríe, incrédula. No se lo toma en serio. Pero yo cada día que pasa me reafirmo. Mi cuerpo durante los embarazos tiende a expandirse sin piedad. Lo que en cualquier otro momento no supondría nada, durante el embarazo todo se traduce en kilos de más. Conclusión, a mí me engorda hasta el aire que respiro. He dicho. 4 kilos en un mes… No digo más.

Las pautas de la matrona fueron intentar modificar al menos cinco hábitos o rutinas diarias que yo considere que pueden favorecer un aumento de peso más paulatino. Un control de peso semanal en casa y un control estricto de la alimentación, reduciendo cantidades en función “del gasto” que vaya a realizar y vigilando el tipo de alimentos. Por mi parte me he planteado los siguientes objetivos:

  • No echarme justo después de comer.
  • Retirada de dulces y golosinas (Madre mía lo que me está costando esto… Reconozco que algún día peco).
  • Aumentar la actividad física. Aunque después del susto abandoné el gimnasio definitivamente, me siento más activa. Procuro ir a los sitios andando siempre que puedo. Evito los ascensores generalmente, etc.
  • Ser más consciente cuando como fuera de casa de los alimentos que pido. Esto a veces es complicado, pero procuro ser formal.
  • Asignatura pendiente… báscula. (Miedooooooo…)

Eco14El día 2 de diciembre, me dieron los resultados del triple cribado, la prueba que determina el porcentaje de probabilidades de que el niño pueda tener algún tipo de malformación y/o síndrome. Creo que todas las mujeres embarazadas sufrimos en algún momento ese miedo de ¿Estará bien?¿Vendrá sano? Y para mí supuso una tranquilidad y una relajación tremenda conocer los resultados. Aunque sigo sin ser inmune a la toxoplasmosis, y debo extremar las precauciones con mis dos pequeños “moposos” (derivado de la mopa 😉 ), las carnes,  verduras y frutas, el resto de la analítica fue más que satisfactoria. Siendo el riesgo de Trisomía T21 < 1/10.000 y Trisomía T18 < 1/100.000

Durante la ecografía pregunté (sin esperanza de obtener respuesta) si sería posible conocer el sexo del bebé. Para mí sorpresa y (lo reconozco) disgusto… a la ginecóloga le pareció ver “un lazo azul” asomando en la entrepierna… Aunque aún es difícil confirmarlo con total seguridad, en casa ya hemos pensado nombre, si definitivamente y de aquí a la siguiente ecografía no muta… Se llamará Xabier, con B…

“Xabier es un nombre euskera que proviene de un topónimo vasco común que significa casa nueva.

La forma castellana antigua de Xabier, es Xavier de donde procede el actual nombre castellano Javier. Esta forma antigua es la que se mantiene en catalán y también es usada en francés e inglés.” 

En estos momentos el feto mide alrededor de 9 centímetros desde la cabeza hasta el pubis, y tiene aproximadamente el tamaño de un puño cerrado. Aún no noto movimientos. Es increíble la calidad y la perfección con la que se aprecian los rasgos y las formas en la ecografía. 🙂

Los cambios corporales más significativos son aparte del aumento excesivo de peso, el aumento de la “pechonalidad”…, la gran barriga que tengo teniendo en cuenta que todavía nos encontramos en la decimocuarta semana de embarazo y la cantidad de granitos que no dejan de aparecer en la frente ¡Ni en la adolescencia tuve así la frente!  Maridín está viviendo con mucha sorpresa todos los cambios que está sufriendo mi cuerpo.

¡Hasta la siguiente ecografía!

38 pensamientos en “14 semanas… ¡Seguimos creciendo!

  1. Pingback: 18 semanas… ¡Prueba superada! | El rincón de Mixka

  2. Qué bonito Vero… La verdad es que da igual niño o niña, la ilusion e intensidad con la que se vive un segundo embarazo es increible… Es muy diferente del primero verdad? precioso post

    Me gusta

    • ¡Hola guapa!

      Buff… Tiene que ser una sensación horrible. Gracias a que ese síntoma no lo he tenido. A mí al principio me daban asquete las cosas… Pero se me pasó en seguida… Tiene que ser horroroso ingerir algo y echarlo…

      Seguro que ahora estás estupenda… Ya me pondré a dieta! Con lo rico que está todo!! 😉

      ¡Un besote!

      Me gusta

  3. Después de mi desconexión por maternidad veo que me he perdido lo de tu sustillo, pero me alegro de que todo quedase en nada y de que el embarazo siga adelante con fuerza. No tengas miedo a la báscula, aunque recuerdo tus antecedentes del embarazo anterior, pero digo yo que no tendrás por qué engordar tantos kilos siempre ¿no? Y camina mucho, porque yo que soy de engorar es lo único que hice a diario y al final, tras llegar la bichilla al mundo, peso 11 kilos menos que antes de ser fecundada…

    Me gusta

    • Madre mía 11 kilos menos… Si yo consiguiera mantenerme en el peso que estoy, casi hasta me daba por satisfecha…

      En este segundo trimestre ya me noto más activa, pero el clima invernal y las lluvias hasta ahora no me han ayudado mucho 😦

      ¡Qué alegría que estés de vuelta! Con ganas de leer novedades sobre la peque! Me paso por tu casa, que he visto que has publicado.

      Un abrazo!

      Me gusta

  4. ¡Ay, niña, que te tengo abandonaíta! Pero estoy de ‘medio-relax’ del tuiter y así me va, que no me entero de na, pero es que necesito un descansito del patio de vecinas 😀

    ¡Qué genial que todo marche! Y que sepáis ya el sexo y tengáis nombre y todo. Pues nada, siendo chico… ya van dos 🙂 Así podrás aprovechar muchas más cosas del mayor, piénsalo 🙂

    Besitos mil

    Me gusta

    • ¡Hola mi niña!

      Yo tampoco me paso mucho por Twitter últimamente, no doy a basto…A veces esas épocas de relax y desconexión son necesarias!

      La verdad es que fue un alivio ver la ecografía y ver que todo estaba bien. El resultado ha sido muy muy muy bueno, osea que ya estoy mucho más tranquila.

      Nano está muy contento porque será otro nene… 😉 dice que así aprovechará todos sus juguetes… ¡Ya veremos!

      ¡Un besazo enorme!

      Me gusta

  5. No sabía que estuviste en reposo y tampoco que sería niño, ya veo que el “disgusto” lo tienes superado no?
    Yo con este segundo ya no me disgusté, es lo que hay asique… nos quedaremos sin vestidos ni lacitos… jaja. Lo importante es que vengan sanitos.
    Besos

    Me gusta

    • ¡Hola guapa!

      Sí… Pero pasó y es mejor que las mujeres sepan que es algo muy común. Aunque el susto no te lo quita nadie.

      Respecto al sexo… La verdad es que tengo bastante claro que este será mi segundo y último hijo, y la verdad me hacía ilusión una niña. Pero bueno… Nada de lazos. Asumido. Jajajajajajaja

      ¡Un abrazo fuerte!

      Me gusta

  6. Faltaba el Papi orgulloso pero aquí estoy!!! estoy muy entusiasmado porque el enanito está bien y por que Mixka está bien también, pero un apunte, ni un susto más!!!! Que en una de esas me quedo “pegao” …(a que se parece a mi…jijij 🙂 )

    Me gusta

  7. No me había enterado que habías pasado esas dos semanitas en reposo por el “incidente”, sino hubiera entrado a darte ánimos segurísimo.

    La verdad que la ecografía es una pasada, se ve muy bien ya a “Xabier” o a su versión femenina, la verdad que no me canso de ver ecografía, me parece mentira que sea de dentro de una barriguilla.

    Me alegro que los resultados de las pruebas hayan dado todos bien, estás hecha una joven lozana!!

    Y sobre el peso tranquila, relájate y disfruta, creo que quitarte las chuches es una crueldad.

    Mil besos

    Me gusta

    • ¡Muchas gracias preciosa!

      La ecografía se ve fenomenal. La verdad es que la ginecóloga era una máquina con el ecógrafo. Creo que es la primera vez que no me la tienen que interpretar… Jijiji

      Yo también me alegro mucho, no veas tú la tranquilidad que eso me ha dado.

      Y como te dije ayer… ¡No a la crueldad prenatal! ¡Viva las chuches!

      ¡Un besazo enorme!

      Me gusta

  8. No sabía nada del percance que tuviste, menos mal que todo quedó en un sustito! Pero que no se repitan!
    El nombre es muy bonito, a mí me encantan los nombres “de toda la vida”, no acabo de entender a los padres que inventan nombres para ir de originales (pero bueno, que cada uno haga lo que le dé la real gana, faltaría más!). En gallego también se escribe Xabier 🙂
    Y enhorabuena porque sea niño!
    Un beso!!! 🙂

    Me gusta

    • ¡Hola Mª Isabel!

      Sí, fue un sustillo, pero ya pasó. He querido contarlo porque desde luego es algo muy habitual y creo que es mejor contar las cosas con naturalidad. Saber que cosas feas pueden pasar sí, pero saber que el hecho de manchar no implica sí o sí un aborto, creo que esas cositas es mejor compartirlas. A mí me ayudó mucho conocer la historia de otras madres y ver que es algo normal.

      El nombre me gusta mucho, y tanto en euskera como en gallego la pronunciación de la X es muy dulce. A mí tampoco me gustan los nombres super modernos y rebuscados… Pero como tú dices para gustos están los colores ¿Verdad?

      (Yo soy de las tuyas… Azul sí o sí, y nada de volantes hija. Sólo sabemos hacer pitos, pero lo importante es el atuendo interior 😉 )

      Un besazo enorme!!

      Me gusta

  9. Ohhhh mi sobri guapo!!!! Lo de manchar, es más común de lo que creemos, pero bueno el peque está bien y eso es lo que cuenta.

    El peso… pasamos palabra. Lo llevo pegado a mi cuerpo en forma de lorzas del mal. Que siga creciendo, hasta que le podamos ver la carita.

    Un besazo!!

    Me gusta

    • ¡Hola tía orgullosa!

      Dicho así, suena un poco mal… Pero lo digo en el buen sentido… jajajajaja… 😉 La verdad es que yo al principio no veía nada… Pero es verdad que se aprecia muy bien la ecografía y oye, qué monada ¿No? (Amor de madre…)

      El peso… Sí, estoy contigo, pasamos palabra.

      Un besazo enorme y junio está a la vuelta de la esquina. ¡En nada tenemos el equipo de fútbol en la familia!

      Me gusta

  10. Hay qué bonito el nombre! No sabía nada de lo que te había pasad jo… Menos mal que fue sólo un susto! Ahora que sabemos qué es, te podré mandar mi regalito jeje

    Muaks preciosa

    Me gusta

    • ¡Gracias guapa!

      Me alegro de que te guste el nombre que hemos elegido. El de chica también es precioso… 😉 Sí, fue un sustillo pero todo ha salido fenomenal y seguimos creciendo ambos… el Alien y yo cogiditos de la mano.

      ¡Un besote enorme! Todo se agradece, de corazón, pero con que estés por aquí cerquita, para mí es más que suficiente. 🙂

      Me gusta

  11. Me encanta el nombre que habéis elegido 🙂
    Lo del aumento de peso que te voy a contar yo…encima te pillan las navidades…(por cierto, me encanta como has puesto la cabecera jejeje)
    Un besote!

    Me gusta

    • ¡Gracias Maca!

      Tú eres de las mías, todo lo que baje de 20 kilos es una broma ¿eh? jajajajajajaja… Me pillan las navidades, mi cumpleaños, la comida de Navidad del trabajo, el cumpleaños de mi padre, de mi madre… Ah, una comida con mis amigas… Vamos, que otra cosa no sé, pero comer… Pero bueno, procuraré ser formar y decantarme por los tonos verdes 😉

      ¡Un besito fuerte preciosa mía!

      Me gusta

  12. Si es un chico se tiene que llamar Xabier, no puede ser de otra manera… Jeje
    Y si es niña pues no voy a desvelarlo pero también con J… 😉
    Desde luego que suena a tópico pero como decimos todas lo importante es que venga bien!
    Y lo de los kilos no te obsesiones, en cuanto empieces a moverte ya verás como se frena la cosa!
    Un besazo y disfruta de ese embarazo!

    Me gusta

    • ¡Hola preciosa!

      Schhhhh… No desveles el secreto, a ver si va a mutar y me fastidias la sorpesa! 😉 Sí, tienes toda la razón Virgi, de tópico nada. Es cierto y si dijera lo contrario, mentiría, que con el niño preferí niño y ahora quería niño, es decir, sí que tenía preferencia en cuanto al sexo, pero desde luego y por encima de todo… Que venga bien. Eso siempre.

      Los kilos son mi talón de Aquiles hija… Es lo que hay y así se lo hemos contado. Es cierto que me noto más activa. Antes primero era la siesta, por encima casi de cualquier cosa. Ahora también la agradezco, pero el día que no puede ser, tan contenta. Noto que me muevo mucho más.

      ¡Besitos gordos linda!

      Me gusta

    • ¡Gracias preciosa!

      Bueno, ahora ya estoy asumiendo que adiós al lazo rosa… Nano está encantado, y dejando de lado mi parte egoísta, para él creo que es mejor.

      Respecto a lo de comer… ¡Por dios! ¡No me animes!… Jajajajajaja… Para mí uno de los mayores placeres de esta vida. 😉

      ¡Un besote fuerte!

      Me gusta

      • Para él y para ti, misma habitación, ropa, juguetes… es menos lio. Ya te prestaréa mis hijas cuando tengas mono de lacitos 😉

        Me gusta

  13. Hola guapa!! otro chicarrón! que bien :). Lo del sustillo, me pasó a mi también con el segundo, además sobre la semana 8-9, igual fui a urgencias, me hicieron eco, todo ok , no me mandaron reposo eso si. Vida normal y 5 añitos tiene ya.
    Lo de los kilos no te obsesiones mucho,si luego los pierdes bien, pues solo limitar un poco esas cosas que tanto gustan (chuches,dulces…) y estar activa.
    Me alegro mucho que todo vaya viento en popa!
    feliz día!

    Me gusta

    • ¡Hola Lydia!

      La verdad es que yo debo de ser de otro planeta hija mía… Eso y la falta de información, que tampoco ayuda. Ahora, después del sustete otras mujeres, muchas además, me habéis ido contando vuestras experiencias, y ahora sé que es algo muy normal y que no siempre implica aborto.

      Respecto al peso… pues cuando me pongo en plan “soviético” como digo yo, pierdo peso, pero soy propensa a engordar. En el momento que descuido la dieta o el deporte… ¡Adiós! De todas formas, afrontaremos lo que venga. Yo y la mujer globo que llevo dentro… 😉

      ¡Un besazo enorme guapísima!

      Me gusta

  14. Uyuy Cuántas cositas… Menos mal que sólo fue un susto y el bebé y tú estáis bien… Yo creo que el sexo aún es pronto, en la de las 20 semanas te confirmarán o te dirán que el lacito ha cambiado de color jajaja… No compres nada por si acaso cambia… Los kilos ya los perderás, disfuta y ya esta. Mil bezasos

    Me gusta

    • ¡Hola guapa!

      La verdad es que sólo fue un susto, pero la falta de información que tenía al respecto hizo que fuera bastante gordo… Pero como se suele decir, ya pasó.

      Respecto al sexo, quiero ser realista. Yo creo que cuando ven el colgajete… Ya es bastante difícil que se equivoquen. Aunque es cierto, que la ginecóloga dijo que las niñas pueden tener el clítoris hipertrofiado y parecer un pequeño pene… En cualquier caso, yo me voy haciendo a la idea.

      Lo de los kilos, ya no es una cuestión estética, que también. Es más lo mal que lo pasas, la dificultad en los movimientos, lo pesada que te encuentras… Y luego lo mucho que cuesta volver a recuperar las formas… De todas formas, lo tengo asumido. Terminaré como una mesa camilla igual que con el anterior. jajajajajajaja…

      ¡Un besazo enorme preciosa!

      Me gusta

¿Me dejas un pensamiento?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s