La maternidad de la A a la Z: Con “H” de Hijo mío…

Querido hijo mío,

Hay muchas cosas que aún no he podido decirte y que llevo muy dentro de mí. No sé si aún eres capaz de entender todo lo que significas para mí, ni si seré capaz algún día de transmitir con palabras la explosión de sentimientos que burbujean en mi interior. La palabra amor toma una nueva magnitud cuando una mujer se convierte en mamá. Y es que hay tantas maneras de amar…

Seguramente todas las mamás digan lo mismo de sus hijos, pero cuando te miro pienso… ¿Cómo es posible que algo tan bonito y tan perfecto haya salido de mí? Eres el regalo más grande del mundo. El presente más bonito que me ha dado esta vida. Mi obra maestra. Eres una prolongación de mí y aunque sé que tengo mucho amor para dar, no puedo dejar de pensar en lo difícil que me está resultando imaginarme a mí misma queriendo así a otra personita. ¿Pero realmente se puede querer hasta el infinito y más allá a dos hijos? Seguro que sí… El amor de las mamás hacia los hijos es capaz de eso mucho más.

Hijo, sé que muchas veces cometo errores, ser mamá es un aprendizaje constante. Sé que entiendes eso y no tengo mas que mirar a tus enormes ojos verdes para saber que perdonas cada una de mis meteduras de pata. Eso no quiere decir que no me duela errar. Me esfuerzo por ser cada día mejor y trato de aprender de mis errores, así como tú también has de aprender de los tuyos. 

Aparte de todo lo que te quiero y de todas las cosas preciosas que vivimos juntos día a día, también hay momentos en los que como tu madre que soy me toca sufrir. Siento que vivo en una lucha constante con una de las personas que al igual que yo, más deberían luchar por tu bienestar y felicidad. Es agotador, y no te niego que a veces me dan ganas de tirar la toalla y abandonar la lucha… A fin de cuentas cuando tú seas mayor te darás cuenta de todas estas cosas, aunque sé que tu inteligencia dejaría a más de uno o una con la boca abierta… Puedo llegar a comprender que en ocasiones me extralimito en mi papel, ya que quizá esa no sea mi lucha. Pretender que terceras personas se impliquen igual que yo en tu educación, en tu crianza… Pero es que en mi subconsciente no concibo que sea de otra manera, y por eso sufro, me duele y a veces incluso lloro…

Hijo, yo también lloro por ti, muchas veces, aunque tú no me veas hacerlo. Lloro cuando alguien te hace daño, o cuando veo que sufres amargamente por la distancia de esa persona de cuyo nombre no quiero acordarme. Sé que es importante para ti. Sólo quiero que sepas y tengas presente que nunca, jamás, voy a permitir que nadie, absolutamente nadie te haga daño, y créeme que si alguien lo hace, pagará las consecuencias. Puedo perdonar cualquier herida que se me haga a mí, lo olvido, no importa… Pero tú hijo mío eres mucho más que mi propio yo.  

Ahora que mamá está esperando un hermanito… o hermanita, no quiero que pienses en ningún momento que dejo de pensar en ti. No quiero que ni por un segundo pienses que vas a dejar de ser importante. Es cierto que me encuentro más cansada, mi humor es un poco cambiante… Y hay ciertas cosas que ya no hago contigo porque tengo miedo de hacer esfuerzos y que por ello tengamos otro susto… Quiero que sepas que sé que vas a ser el mejor hermano mayor del mundo, porque tienes miles de millones de toneladas de amor para regalar. 

Lo que más deseo en este mundo es tu felicidad. Me da igual que seas arquitecto, electricista, astronauta o piloto de fórmula 1… ¡Qué mas da! Estaré orgullosa de ti de cualquiera de las formas. Lo que jamás me perdonaría es que un día dejara de lucir la sonrisa en tu cara. No, eso jamás. Sé feliz hijo, lucha por tus sueños, estira tu brazo, alarga tus dedos hasta que sientas que estás a punto de rozarlos, y cuando estés ahí, en ese punto, da un último impulso. Nunca dejes de soñar. Nunca dejes de luchar. Yo siempre estaré a tu lado, con la mano tendida, y si tropiezas ahí estaré para ayudarte a proseguir en tu camino, para recomponer las piezas del puzzle roto, siempre a tu lado. 

Hoy quiero regalarte esta canción que describe perfectamente lo que eres para mí. El regalo más grande… tú, hijo mío. Todas las palabras son pocas par describir el amor que siento por ti.

Te quiere, mamá.

 

(Te invito a que la escuches entera… No te dejará indiferente su letra)

Consulta aquí mi diccionario completo de la p/maternidad de la A a la Z

La p/maternidad de la A a la Z es un carnaval de blogs iniciado por Trimadre a los Treinta que consiste en que cada p/madre participante describa un sentimiento al que ha descubierto un nuevo sentido con la p/maternidad, o una faceta de su personalidad que desconocía antes de ser p/madre. El objetivo es crear en red, colaborando un@s con otr@s, un “Diccionario de p/madres” con el que reírnos, emocionarnos y conocernos un poco más.

54 pensamientos en “La maternidad de la A a la Z: Con “H” de Hijo mío…

  1. Pingback: Mi diccionario maternal: EPÍLOGO. | El rincón de Mixka

  2. Es una carta preciosa!!! Me has emocionado!!! Has plasmado lo que yo creo que todas las madres sentimos por nuestr@s hij@s un amor infinito, incondicional y que no se puede comparar con ninguna otra cosa. Aunque yo solo tengo una hija sé por experiencia de amigas que tienen dos tres que los quieres igualmente con locura y de la misma manera que al primero, estoy segura que cuando lo tengas en brazos esas dudas se esfumarán.
    Guarda esta carta preciosa para leérsela a tu hijo, creo que le encantará escuchar estas palabras tan bonitas y emotivas que le has dedicado.
    Un abrazo!!

    Me gusta

  3. Guapa, ya te he dejado un mensaje en FB, pero quería decirte algo mas: Querer, querrás a tus hijos por igual así tuvieras 10. 🙂

    Yo tuve miedo en mi segundo embarazo de no querer tanto a mi niña como adoraba a mi enano mayor, pero alguien me dijo que el amor por los hijos no se divide entre el numero de ellos que tengas, si no que se multiplica por cada uno y no se equivocó.

    Del otro implicado ausente….solo te digo como hija de padres separados, que al final cada uno aprende a ver lo que hay con el paso de los años y lo gestiona de la mejor manera posible.

    Tu eres su madre y “solo” su madre, con lo grande que eso es y lo mucho que significa. 😉

    No tienes que suplir las faltas de la otra parte, solo tratarlas con normalidad de cara a tu hijo.
    El precio lo pagará su padre con el tiempo y será el quien mas pierda.

    Un abrazo y que sepas que me ha encantado y enternecido mucho tu carta.

    Me gusta

    • Gracias Blanca…

      Muy orgullosa de él. Mucho. Pero ni más ni menos que cualquier mami de sus niños. Creo que ese orgullo se desarrolla junto con el bebé dentro del vientre materno… Jajajajajajaja somos únicas con nuestros niños… Ains…

      ¡Un besito preciosa! La madrAZa más tierna… 😉

      Me gusta

  4. Que bonita carta a tu hijo, por supuesto que se puede querer a dos hijos aunque es difícil y te pondrán a prueba mas de una vez , pero si es posible quererles a los dos.y respecto a lo otro que le dices a tu hijo, te digo un refrán el tiempo pone a cada uno en su lugar. Besos

    Me gusta

    • Así es Aida… Toda la razón. Yo te digo otro… A todo cerdo le llega su San Martín… Y arrieritos somos, y en el camino nos encontraremos. Lo único que puedo decirte es que mi conciencia está tranquila y que duermo con total tranquilidad todas las noches.

      Sé que se rebelarán… Jajajajajajaja pero en el fondo esa también es parte de la magia de los hermanos ¿No? 😉

      ¡Un besazo enorme!

      Me gusta

  5. Me ha emocionado, yo no se si lo querrás igual pero se que eres una madrAZa y que tienes corazón para todos, y la lucha con el que hace daño a tu hijo, seguro que con el tiempo se arrepiente y ya sera tiempo perdido, estoy segura de que tu hijo sabe lo que haces por él

    Me gusta

    • Jo… ¡Gracias preciosa!

      En el fondo… Y eso es lo que demuestra que soy una oveja disfrazada de lobo (Sí, lo he dicho bien). Si ne enfado y me duele y me cabreo, es porque estoy segura de que no mide las consecuencias que tendrán sus actos. No vale agasajar con juguetes y chuches… No, eso no vale. Eso se olvida. Todo lo demás no. Y sé, y me consta que algún día le pasará factura. Ojo, me molesta por mi hijo. Porque no podría soportar que lo pasara mal. De ahí que a veces… “Me extralimite” en mi papel de madre divorciada. En fin…

      Muchas gracias por tus palabras. Tú sí que eres una super madrAZa… 😉

      ¡Besazooooo!

      Me gusta

  6. Ay bonita! Como dicen por ahí (porque no lo he vivido en carne propia), cuando una es mamá por segunda vez (o tercera, o cuarta!), el amor no se divide, sino que se multiplica 🙂 Me gusta leerte, porque no puedo negar que sí me gustaría volver a ser mamá, aunque no creo que eso vaya a ocurrir en un futuro cercano… No sabía que habías tenido un susto. Yo también lo tuve, y no quise salir de mi casa por un buen tiempo. Piensa en positivo, rodéate de hermosos pensamientos y de la buena energía que transmites y que por ello, vuelve a ti. Un súper abrazo para ti y para tu niño que siempre tendrá a su mamá para velar por su felicidad. Un beso!

    Me gusta

    • ¡Hola preciosa!

      Me ha encantado cómo lo has expresado. El amor no se divide, sino que se multiplica. Me quedo con eso.

      Seguro que algún día es tu momento. Yo también pensé que no llegaría y seis años más tarde me animé.

      Debe de ser muy común tener pequeños manchados, pero yo no tenía ni idea, la verdad. Hasta que no te pasa y la gente no te empieza a contar… No eres consciente de lo común que es. Lo cierto es que todo va sobre ruedas.

      ¡Un abrazo muy muy muy fuerte!

      Me gusta

  7. Yo tb cuando me embaracé de Gabi pensé….. La querré igual que a Beita???? Y pensaba, reflexionaba, tenía dudas, curiosidades….. Y no te se explicar pero es incomparable….. Ni más ni menos… A ambas las adoro y quiero con locura……

    Ya verás

    Mamadedos

    Me gusta

    • Ay Bea…

      Lo sé… Y cada día veo que es normal eso que pienso. Que todas las mamás lo han pensado en algún momento del segundo embarazo… Ahora sólo quiero que llegue el momento de tenerles a los dos conmigo, juntitos…

      Locura pero de la sana de verdad. 😉

      ¡Muak!

      Me gusta

  8. Preciosa..me quedo con esto: Puedo perdonar cualquier herida que se me haga a mí, lo olvido, no importa… Pero tú hijo mío eres mucho más que mi propio yo.  
    No se.sabe lo que duelen hasta que los tienes.
    Un beso supermama

    Me gusta

    • Así es Marilo… Y es que además lo siento tal cual. Todo el dolor que yo pude sentir en su día, se convirtió en indiferencia… Pero cuando veo llorar o enfadarse a mi niño por ciertas cosas… Eso se convierte en ira. Me sale el monstruo de tres cabezas que llevo dentro y no perdono.

      Un besazo enorme para ti preciosa mía… ¡Tú sí que eres una supermamá!

      Me gusta

  9. Preciosa carta!!! Me has emocionado! Es precioso el amor que se les tienen a los hijos, algo difícil de explicar y que de verdad solo entiendes cuando eres madre.
    Estás con las hormonas a tope eh? Pero me encanta!!!! Muacks

    Me gusta

    • Hola Vir!

      A flor de piel tengo las hormonas querida… Jajajajajajaja…

      Muy difícil expresar sentimientos. Las palabras sientes que no te llegan, que se quedan cortas. Y efectivamente, yo creo que cuando realmente sabes y comprendes todo lo que ellos hicieron por ti y por qué lo hicieron, es cuando te calzas sus zapatos. Hasta ese momento no es mas que pura intuición… Inexplicable. Amor en estado puro.

      Besotes gordos!

      Me gusta

    • Gracias Paula,

      A veces pecamos (o peco) de no decir las cosas, de darlas por sentadas. Pero creo que es necesario expresar y decir lo que sientes. Seguro que lo sabe… Sin embargo, me encantaría que algún día la leyera, cuando sea un poquito más mayor, para que entienda la magnitud de los sentimientos que tiene su madre.

      ¡Un besote!

      Me gusta

      • Jo… No sabes las ganas que tengo… 😉

        El otro día comenté con mi marido, que el día que nazca quiero que antes que nadie sea él quien entre a ver a su hermano. Ese momento lo quiero grabar a fuego en la memoria. Y es un momento de los cuatro. 😉

        ¡Cuando me pongo ñoña no tengo precio! Jeje

        Me gusta

  10. Ayyy cuñada, que bonito.

    Claro que le querrás igual y ya verás que precioso es verlos juntos.

    Y del sin nombre… tranquila mi sobrino te tiene a ti y a un hombre bueno a su lado para crecer feliz. Aunque el se merezca lo peor.

    Un beso grannnndeee y amorosooioi

    Me gusta

    • Ay…

      Qué ganas tengo de que llegue ese momento. De verles juntos, y ver y palpar esa complicidad 😉

      De lo otro… Mejor corramos un (es)tupido velo… Que si no es por pitos es por flautas siempre tiene que poner el toque amargo a las cosas…

      En fins… ¡Un besote fuerte apretujado!

      Me gusta

  11. Increíble Vero, sin palabras, un post precioso, me has emocionado. Estoy segura de que si podremos quererlos igual, aunque no te creas que tampoco paró de preguntármelo.
    Un besin

    Me gusta

    • ¡Hola María!

      Yo creo que aunque todas sabemos que sí, también todas tenemos esa duda en algún momento. Duda que desaparecerá en el momento que les veamos la carita. Que no veo el momento además!

      Fue muy emocionante para mí escribirlo.

      Un besazo 🙂

      Me gusta

  12. Precioso post Vero! No dudes ni una sola vez en si vas a querer a otro hijo igual, porque te aseguro que sí… esa es la grandeza de una madre! Emocionantes cada una de tus palabras a tu hijo, que estoy segura sabrá ver la grandeza de quien lo escribe. Besitos guapa!

    Me gusta

    • Muchas gracias Noe…

      Miles de sentimientos a flor de piel. Y es que es tan difícil de expresar lo que sentimos… A fin de cuentas estas palabras que yo le dedico a mi peque, no dejan de ser los sentimientos que cualquier mamá siente por sus hijos.

      ¡Ay qué ganas de ponerle cara a la lentejita!

      Me gusta

  13. Amore mio…yo tenia miedo de no querer a mi Ulises tanto como a Athenea pero en nuestro corazón ahora puedo decir que si se puede..se ama exactamente igual…Aquí me tienes llorando como un bebé y la canción me encanta es preciosa y dos artistazos..Muaksss preciosa

    Me gusta

    • ¡Ay… Tere!

      Eres la ternura personificada. Sé que le querré igual. Cuando llegue el momento y le vea por primera vez, todas las dudas se esfumarán. Pero se les quiere tanto que parece imposible.

      La canción es puro sentimiento.

      ¡Un besito guapísima!

      Me gusta

  14. Me ha encantado! Cuánto amor transmiten tus palabras! Y no dudes ni por un segundo que al segundo lo querrás exactamente igual!!
    Me ha gustado mucho esa canción (y eso que la Amaia Montero no me va nada), no la conocía pero me ha parecido preciosa.
    Un beso 🙂

    Me gusta

    • ¡Gracias Isabel!

      Comparto tu poco gusto para con Amaia Montero. Pero es que dice tanto esa canción…

      Sé que le querré igual porque todas las mamás lo decís y a fin de cuentas se ha gestado en el mismo sitio que el primero. Le daré la vida de la misma forma que al primero. Pero es tan fuerte el sentimiento que parece imposible que se pueda igualar.

      ¡Un abrazo fuerte!

      Me gusta

    • ¡Gracias guapa!

      ¡Lo haré! 😉 Si arañáramos un poquito hacia dentro… Todas escribiríamos cosas similares. ¿Qué madre o padre no siente algo así? Lo difícil es expresarlo, traducir en palabras el sentimiento… Y fíjate que incluso lo leo y creo que me quedo corta… Jajajajajajaja

      ¡Un besazo!

      Me gusta

  15. Ay, nena, que me has emocionado! No te digo desde donde te estoy leyendo, porque perdería todo el encanto. Pero si lo que has escrito se lo haces ver al bombonazo de tu hijo, él también se sentirá super orgulloso de una madre tan molona.
    De pequeños no nos damos cuenta dr tantas cosas que hacen nuestras madres (y padres) por nosotros, y sólo cuando crecemos y nos convertimos en padres, vemos lo complicado que es a veces.

    Besos!

    Me gusta

    • Hola Marta…

      No le quites encanto… Jajajajajajaja, lo puedo suponer. Es mi sillón de “lectura”…

      Sí, espero que algún día la lea y comprenda lo mucho que le quiero. Es tan difícil describir sentimientos. Pero así es. Cuando te haces mayor y te conviertes en mami o papi es cuando entiendes lo que ellos sintieron (y sienten) por ti.

      ¡Un besote apretujau!

      Me gusta

    • ¡Gracias Lidya!

      Sí… Es increíble que seamos capaces de crear vida. No sé si decir milagro, magia… Es increíble. Y sobre todo cuando son más pequeñines los minutos pasan volando mientras les miras. Inexplicable ese sentimiento tan grande que sentimos por ellos.

      ¡Un besito enorme guapísima!

      Me gusta

¿Me dejas un pensamiento?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s