Esos secretos que hay y no hay en mi bolso

2013-10-22-11-34-22_deco

Aunque ya en su día hablé de él aquí, de ese particular desastre que me caracteriza, hoy me uno de nuevo a la iniciativa de mi querida Terenya. Coincido con ella en que el bolso de una mujer dice mucho sobre nosotras y nuestra manera de ser y hacer las cosas… Aunque en mi caso es curioso… Porque cualquiera que hiciera una incursión en él pensaría que soy el desastre y el desorden personificado y más bien todo lo contrario. Soy una tocapelotas persona muy preocupada por el orden. Cada cosa tiene su sitio y su sitio está perfectamente definido. Rozo quizás la obsesión. O-D-I-O que la gente dejé cosas en mi mesa de trabajo de cualquier manera, nunca, jamás de los jamases dejo mi lugar de trabajo desordenado… Sin embargo, mi bolso es todo lo contrario, curioso ¿Verdad? Quien me conozca un poco puede dar fe de esto que digo.

Me cuesta horrores cambiar de bolso. Sólo lo hago de vez en cuando y me compro colores muy básicos para que me vayan con todo… Negros, marrones, azules… He probado a comprar diferentes tamaños para ver si de alguna manera eso podía influir y cambiar mi desorden, pero lo cierto es que nada de eso ha funcionado. Da igual la versión que utilice.

Suele ser bastante habitual aquello de introducir la mano en busca de cualquier cosa y ¡Sorpresa! Juguete a la vista. Últimamente nos hemos aficionado a los huevos Kinder y la sorpresa siempre va a parar a mi bolso, ahí queda olvidada y el día menos pensado y en el momento y lugar que menos me lo espero, aparece. Para dentro otra vez.

Soy un auténtico desastre y soy una madre bastante usual en ese sentido. Nunca llevo kleenex, ni toallitas ni nada que se le parezca. Si alguna vez encuentras en mi bolso un paquete, es porque mi santa madre me lo ha dado. Cuando se acaban… ¡Bye, bye, hasta la próxima! Soy consciente de lo útil y necesario que sería llevarlo por aquello de los “por si acasos” pero nunca me acuerdo de meterlo… Pero… ¿Suelo olvidar más cosas? Siempre. Tengo barritas de Arnidol en casa, dos. Pero siempre en casa. Jamás las verás en mi bolso. Siempre olvido meter una botella de agua… Soy la reina de la compra de botellines de agua.

Lo que siempre suelo comprobar y no salgo de casa, ni cierro la puerta antes de hacerlo, son las llaves de casa. Dos llamadas a los bomberos (mi querido marido que es un poquito desastre…) han conseguido que nunca, nunca cierre la puerta de casa primero, sin haber antes comprobado que la llave no está puesta en la cerradura interior de la casa, y segundo, que mi juego de llaves no está dentro del bolso. Un imprescindible también… el cargador del móvil. Sí, ahora lo transporto continuamente conmigo… y es que ¿Cómo podíamos vivir antes sin teléfono móvil? Pues oye, podíamos, pero lo cierto es que ahora no puedo salir de casa sin teléfono y sin cargador… Por lo que pueda pasar, me gusta estar localizada. SIEMPRE. Sobre todo cuando mi niño no está conmigo.

Mi bolso también es un archivo improvisado de listas de las compra viejas, tickets de compra, calcamonías, pegatinas, tarjetas de visita que nunca consulto, porque cuando necesito un teléfono o una dirección siempre recurro a Internet (o casi siempre). Un auténtico desastre. Eso sí… Todo ello en su departamento correspondiente. 😉

Lo que suelo echar en falta muchas veces es una pequeña libreta donde anotar cosas. Bolígrafo suelo llevar… Pero nada donde anotar, y esos viejos tickets inservibles me suelen hacer las veces de “libreta” improvisada. Para un apuro… me suelen servir.

Tampoco suelo llevar “cosas de chicas” como maquillaje, espejo, pinzas, peine… Nada. En el trabajo tengo un mini neceser con todas esas cosillas (excepto maquillaje), pero nunca en el bolso. Reconozco que algunas cosas podrían ser útiles, pero no me da por ahí.

En realidad no llevo nada fuera de lo normal, nada friki ni extravagante, creo que el conjunto quizá pueda parecerlo, y seguramente lo es (o la que lo porta). De vez en cuando hago propósito de enmienda y le doy media vuelta sobre la mesa para intentar poner un poco de orden, desechar lo inservible y hacer limpieza… Estas ocasiones suelen coincidir con el cambio de bolso. Cuando lo hago, consigo mantener el orden durante unos “días” pero poco dura la alegría en la casa del pobre…

Otro elemento que sería digno de estudio… Es mi monedero, pero ese, lo dejamos para otro momento.

Mi bolso es la antítesis de mi personalidad… Orden absoluto vs Desorden indiscriminado.

31 pensamientos en “Esos secretos que hay y no hay en mi bolso

  1. mi bolso…o debería decir mis bolsos??? Todos los días cambio de bolso, de color, de forma, tamaño…pero me sé de carrerilla lo que tengo que llevar siempre: Monedero, pañuelos, toallitas, agua, llaves del coche, de casa, txartela y llaves del curro,móvil y chicles. Ese es el kit básico. No llevo boli ni libreta, tengo una app de notas en el móvil donde apunto todo o me pongo alarmas en el calendario de google para que me avise. En la cocina suelo tener 3 o 4 colgados siempre, llenos de papeles, cartas del banco, ramas y hojas del parque, envoltorios de chuches. Hay veces que para volver a meter el kit básico en el bolso que voy a usar tengo que rebuscar en los demas jajajaj

    Me gusta

  2. La verdad que si que es llamativo, que seas super ordenada y el bolso sea tu mini desorden… pero bueno al no ser que tengas un organizador de bolsos que se llevan a hora mucho, creo que todas somos un poco desorden en el bolso… yo hasta dejo tiradas monedas si voy con prisa, las tiro dentro y que sea lo que sea algun dia apareceran…jejeje… saludines….

    Me gusta

  3. Mi bolso también es un desastre en cuanto a cosas de chicas, excepto por un cepillo plegable para no andar por ahí toda despeluchada, no llevo de nada. Ahora empiezo a pensar en lo mucho que se ampliará mi contenido cuando llegue la bichilla. ¡Menos mal que podré ponerle su propio bolso colgando del carrito!

    Me gusta

  4. Pues no se si será casualidad… O que somos el mismo horóscopo. Pero mi bolso siempre es un desastre! Y para el resto de las cosas soy muy ordenada! Sobre todo en el trabajo… Y antes de atender a nadie tengo que tener todo organizado y colocadito. De lo contrario me da mucha inseguridad.
    Yo también me olvido las toallitas y no suelo llevar maquillaje, ni limas ni nada… A veces me ha pasado de no llevar ni pañuelos de papel y darme un ataque de alergia… Pufff no se como puedo ser tan desastre en este tema
    Besitos guapa! Y haz más cositas asi para conocerte un poco más 😉

    Me gusta

    • Hola Virgi!

      Pues oye… Quizá sea Sagitario que nos lleva por el mal camino “bolsil”… Yo en mi puesto de trabajo soy igual que tú. No soporto el desorden. Y en casa igual. Soy Marisargento… Juas juas juas!

      Un besote preciosa mía. A ver si nos podemos hacer un hueco en una de estas escapadas a Madrid y nos tomamos un café todas 🙂

      Me gusta

  5. Que curioso esto que dices de tu bolso y el caos que reina en él… Y pensándolo bien… no los he sacado en fotos, pero todo lo dicho va metido en neceseres… suelo llevarlo casi todo ordenadito y por el contrario yo soy bastante caos en casa!! con decir que ordeno cosas que luego no encuentro… me puedo pasar horas buscando algo que he cambiado de sitio para ordenarlo… un desastre! jajaja
    Qué bien que te has unido a la iniciativa! Gracias por participar ^-^
    Besos

    Me gusta

    • ¡Hola guapísima!

      Gracias a ti por llevarla a cabo… Ahora sólo me falta encontrar un rato y leer al resto de participantes (Que lo haré seguro).

      ¡Qué envidia tu orden y pulcritud! Lo digo totalmente en serio, me envidia, sana, pero soy incapaz de mantener ese orden en el mío, IN-CA-PAZ. Sin embargo en casa soy un sargento… ¿Qué te parece? jajajajajaaja… En fin.

      ¡Un abrazo fuerte apretado!

      Me gusta

  6. Ualaaaa si me he mareado sólo de leerte! Esto no puede ser, no, no.. ahora mismo te metes un paquete de kleenex en el bolso! El desorden pase, lógico porque las madres llevamos tanta cosa que se remueve todo, pero los kleenex son vitaaales!
    Muy bueno lo de los bomberos, yo pensaba que en esos casos se llama a un cerrajero jeje…Alguien quería ver yogurines? 😉

    Me gusta

    • ¡Hola preciosa!

      ¡No te marees mujer! Y si lo haces tranquilidad… No llevo ni una tirita pero conozco los primeros auxilios a la perfección… Un sobresaliente me avala… Jajajajajaja

      Lo de los bomberos realmente tiene explicación. Vivimos en una urbanización que está justo al lado del parque de bomberos. Pir su trabajo además, mi marido tiene relación y contacto directo con ellos… ¡No veas tú el pico que nos hemos ahorrado al no tener que llamar a un cerrajero! Jijijijiji

      ¡Un besazooooo!

      Me gusta

  7. Bufffff … mi bolso??

    Ya lo sabes…kilos y kilos de cosas que jamás utilizo, pero como ahora no llevo bolso si no bolsa y de bebé puea llevo lo justo de las buenas madres jajajajjaja aunque el compartimento mio sigue siendo un caos jajajajaj.

    Tu bolso no dice lo que eres… jajajajjaja.

    Besotes!

    Me gusta

    • ¡Hola mujer biceps!

      Sí… Sí, has leído bien. MUJER BICEPS. Porque para coger tu bolso primero hay que tomarse un buen plato de cocido de la abuela… Para poder levantarlo. Recuerdo un bolso negro (Por cierto hija mía, calidad deluxe, para aguantar semejante carga… Jajajajajaja) Graaaaaaaande… Redooooonnnnndo… Eso sí, siempre lleno de cosas útiles, las que a mí me faltan.

      Ahora con ese pequeñín que sueles llevar, creo que tu espalda lo agradecerá.

      Nota al lector: Avalan mis palabras las miles de veces que el carro ha volcado, sin niño dentro, sino hubiese sido una catapulta, literal. Jajajajajaja ¿Verdad o mentira? 😛

      ¡Un besote guapísima!

      Nota aclaratoria 2: El bolso no dice cómo eres… Jajajajajaja ¡Y punto pelota! 😉

      Me gusta

    • ¡Hola guapísima!

      ¡Pues como ha de ser! Yo he probado bolsos grandes, pequeños, medianos, sin bolsillos, con bolsillos… Lo único queda cambia es el tamaño del desorden y de la mala uva cuando meto la mano dentro para buscar algo y no lo encuentro…

      ¡Espero que te unas! Así podremos conocerte un poquito más. 🙂

      Un abrazo…

      Me gusta

  8. Jajaja, desorden ordenado 🙂
    Yo soy todo lo contrario a ti… Ni un ticket de la compra y dos o tres paquetes de pañuelos que voy acumulando… Siempre meto uno nuevo por si acaso, jejeje. A ver si ésta tarde subo las fotos de mi bolso 🙂

    Me gusta

    • ¡Hola guapa!

      Así es, ordenada-desordenada… Esa soy yo. Mi bolso es mi pequeño mundo de desorden y caos. 😉

      Realmente, lo digo en serio, me dais envidia (sana). Yo no llevo pañuelos a veces ni cuando estoy con catarro… Y prometo y juro que no tengo nada en contra de esos paquetitos tan monos y útiles que nunca uso…

      ¡Un abrazo doble!

      Me gusta

  9. Jajajaja tia que identificada me siento….
    El caso es que hace un tiempo empecé a cambiar más de bolso y las voy pasando las cosas inservibles de unos a otros xD
    Si mi Cari viera eso con lo pesada que soy para el orden en casa me mata xD

    Me gusta

    • ¡Hola guapísima!

      Me dejas mucho más tranquila… Yo decía, reina el orden en casa y mirar el bolso es como entrar en Kosovo… ¿Tendré trastorno bipolar? Jajajajajaja Pero veo que tú eres del estilo, vas volcando tu desastre de bolsa a bolso.

      Tranquila, a tu cari de esto ni palabra… Schhhhhhhh… 😉

      ¡Un besitooooooo!

      Me gusta

  10. Pues yo soy toodo lo que mi horóscopo virgo dice ordenada total tanto en armarios de casa,muebles de cocina y bolsos y pluralizo porque ahora preparo dos de cochecitos a veces tres xd. Suelo llevar todo lo que a ti te falta jaja.

    Me gusta

    • ¡Hola cielo!

      Pues querida… Te diré una cosa… ¡Te envidio! De verdad. Yo sólo recuerdo las cosas que me faltan cuando las necesito y no están. Es que realmente no me paro ni a pensar… ¿Debería coger algo?

      El coche del peque, cuando usaba, sí lo llevaba con toallitas. Agua, nunca. A ver si con lentejita me hago un poco más responsable. Igual me hago un “check list” jajajajajaja para que no se me olvide nada.

      ¡Un besazo preciosa!

      Me gusta

  11. Mejor no hablamos de bolsos, que aquí la menda es la reina del desorden en tooodo, pero es que para colmo soy la típica mujer aficionada a los bolsos, y en tooodos y cuando digo todos no exagero reina el caos absoluto, que si papeles, bolis, chicles, toallitas, chupetes, juguetes sonoros que suenan en mitad de una clase de la universidad (sí, me ha pasado). Meter la mano en un bolso mio es seguramente decir algo como… Anda!! Mira!! La goma que buscaba.. y así un millón de cosas… Y el monedero otro tanto de lo mismo… pero que se la va a hacer sonos madres!! (Excusa barata, pq antes de ser madre era igual) BESAZOS BICHEJOS ENORMES PRECIOSURA!!

    Me gusta

    • ¡Hola princesa!

      Bueno… Algo ya tenemos en común, nuestro bolso es un desastre… Pero con una diferencia. ¡Tú llevas de todo!

      Habrá que hacer propósito de enmienda ¿No? Aunque nos dure dos días y volvamos a lo mismo… Un día de orden será mejor que nada 😛

      ¡Un besazo enorme!

      Me gusta

¿Me dejas un pensamiento?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s