Seis semanas… Y el Alien ya quiere asomar

2013-10-15-14-34-00_decoIITan sólo seis semanas de gestación y la pequeña lentejita, que en estos momentos no ocupa más de lo que ocuparía una pepita de una naranja, ya empieza a hacer de las suyas. Aunque durante los primeros días, sí, digo bien, días, pasó desapercibida, ya va reclamando su espacio y desde luego quiere hacerse notar. Puedo ratificar que es cierto eso que dicen de que el segundo embarazo se hace notable antes que el primero, he de decir que mi barriguita ya va adquiriendo formas prominentemente redondeadas. Dos lorzas laterales sirven de apoyo a la susodicha, y es que igual que en el primero, mi cuerpo se ensancha a pasos agigantados. Tanto es así, que me he visto obligada a comprar mis primeros “pinguitos” prenatales.

No puedo decir por el momento que tenga síntomas molestos, salvo el sueño de rigor y una sensación de hambre constante que hace que llegue a casa queriéndome comer a Dios por las patas, sin ganas de articular palabra, cero diálogos. Me dirijo directamente a la nevera, saco el plato que previamente suelo dejar preparado y los dos minutos de microondas se me hacen horas. Eternos.

Por las mañanas, estos últimos días sí que estoy notando una especie de malestar, comparable al de un mal viaje incómodo en coche, un “mal cuerpo” que de repente se olvida de todo síntoma después de tomar el ágape mañanero.

Por las noches, mi apetito sigue vivo y voraz… Pero curiosamente a estas horas sólo se queda en eso, en apetito… porque cuando me dispongo a comer, el hambre se me va por completo. Como por obligación y sin ganas. Mis dos chicos me juran y perjuran que los alimentos tienen sabor, pero lo cierto es que a mí, no me saben a nada. La verdad es que por un lado tengo que decir que me alegro… Tengo que conseguir como sea regular mi aumento de peso, logrando que sea proporcionado.

Bueno, y ahora llega el momento confesiones… [Inserte aquí música de terror]. He (Re)descubierto que efectivamente hay un Alien que vive en mí, y que gracias a que he sido consciente de ello, aunque a veces le tenga que apretujar hacia adentro para que no haga acto de presencia… en ciertas situaciones, SIENTO que me va a estallar el esófago, mis carrillos se ponen rojos, noto como el calor me llega hasta las orejas y me obligo a mi misma a respirar, tomar aire despacio… Y relajarme. Creo que por el momento puedo decir que he conseguido acallar al bicho interior que me domina un poco… ¡Pero me cuesta! Si de por sí soy una persona sincera, que a veces incluso podría decir que demasiado, “mi estado” ha provocado en mí una necesidad imperiosa de espetar las cosas. Me solivianto con facilidad… Seguiré en esta línea “consciente”, pero no prometo nada. He de decir, que con el nacimiento del vástago igual que vino el Alien se fue.

Aparte de mi temperamento enfático, he de destacar mi variable estado de ánimo… De 0 a 100 en dos segundos… Que ahora estoy riendo, pues en diez minutos se produce en mí la metamorfosis, María Magdalena hace acto de presencia. Soy una persona bastante dura, y no soy de lágrima fácil. Ojo, que eso no quiere decir que no sea sensible, no, sensible soy, que no ñoña, y no suelo llorar con demasiada facilidad… Sin embargo, el embarazo ha logrado que me emocione viendo el anuncio de “El Otoño cae en El Corte Inglés”

2013-10-15-14-20-42_decoEl pasado viernes, día 11, tuve la primera visita con la matrona. Me dio un folleto informativo que aún permanece intacto en mi bolso, monísimo y gordísimo… Ahí todo rosita él… (Probablemente terminará leyéndolo maridín, y le pediré una sinopsis…), me fui con tres citas agendadas y dolida, muy dolida… Pero asumí el serio compromiso conmigo misma mismamente, de controlar mi peso. 65 kilos como 65 soles… La valoración fue por parte de la matrona, “Estás en la media pero hacia arriba… Has de cuidarte”. Y yo que me veía monisisísima oye… Pues no. Estoy rechoncha. Para celebrarlo me llevé a maridín a comer por ahí. Que no hombre, que fue una despedida calórica en toda regla… 😉

No será hasta el próximo 2 de diciembre cuando llegue el momento de la primera ecografía, mira que son rácanos en la Seguridad Social… ¡Pero si para eso todavía falta un montón! Durante esa ecografía y con los resultados de la analítica que previamente me habré hecho en la semana 10, descartaremos posibles malformaciones en el feto mediante la técnica del cribado. Estoy segura de que todo irá bien, no tiene por qué ser de otra forma… Pero me quedo mucho más tranquila descartando posibles anomalías. Si hubiera algún indicador negativo, procederíamos a realizar la prueba de la amniocentesis. Crucemos los dedos.

La recomendación por parte de la matrona ha sido la de mantener mi actividad física, por lo que mientras pueda (y tenga ganas, que ese es otro cantar…) seguiré yendo al gimnasio, aunque lógicamente me toca decirles adiós a mis deportes favoritos… En fin, todo sea por el bien de lentejita.

Se me ha olvidado (mentira) comentar otro efecto secundario de este embarazo… Mi maridín. Que el pobre está sufriendo cosa mala… Durante el escaso tiempo que duró la visita con la matrona me llamó dos veces por teléfono, me puso varios Waths up y no se teletransportó porque no pudo. Él sufre al ver mis cambios de humor, el sufre en sus “cannes” algún gritillo que otro, y es que oye, ¡Alguna vez el Alien tiene que salir! También le está tocando sufrir (lo siento, son daños colaterales) una dieta obligada, ya que nunca he sido amiga de hacer varias comidas en casa… Por lo que cuando yo estoy a dieta, a dieta estamos todos. El único que se salva es Nano. Y digo está sufriendo… porque el otro día (lo siento cariño, si no cuento esta anécdota reviento y no es plan, que lo pongo todo perdido) al pobre le dolía la cabeza… Cualquier ser humano que se precie, para tomar una pastilla de Ibuprofeno hubiera tomado un vaso de agua. Pues no, el tomó una magdalena. Sí, sí, así, a palo seco… convencidísimo de que lo hacía para que pasara mejor. En fin… “C’est la vie”

¡Besos mil! Seguiremos informando…

Imágenes propias

57 pensamientos en “Seis semanas… Y el Alien ya quiere asomar

  1. Pingback: Balanceando… Me ¡Hasta la vista 2013! | El rincón de Mixka

  2. Madre mía, no tengo perdón, 4 días he tardado en dejarte un comentario…
    Dile a tu matrona que se relaje, por favor, que 65 kilos no son nada con los 72 que pesaba yo cuando me quedé embarazada.
    Ya he leído por tw que los “ascos ” van a más… Espero que el cariban haga efecto y se vayan pronto.
    Un beso guapa!!!
    PD: ¿entonces, al rino naranja le hemos dado unas vacaciones? ;P

    Me gusta

    • ¡Hola guapísima! Supongo que me habrá querido poner al orden porque le “confesé” que en el anterior había engordado 25 kilos…

      La verdad es que se pasa mal, porque son ascos “físicos”, osea que me encuentro hasta rara… Pero bueno, la verdad es que se me pasa al ratito. El otro día fui a comer por ahí, y comí por primera vez espaguetis con gambas y calamares en su tinta. Me supieron requetebien… Pero después de las horas, me acordaba del plato y sentía un asco… Jeje, muy curioso.

      La verdad es que estoy dominando muy bien el temperamento… Algún brote de histeria me sale… Juas! Pero lo llevo bastante dignamente 😉

      ¡Un abrazo!

      Me gusta

  3. Mira que me hiciste reir, pero si te sirve de consuelo yo el alien lo llevo dentro desde que naci y asoma muy seguido asi que no te estreses que es normal. Jeje pobres maridines pero como bien dijiste Vero, C´est la vie.
    Besotes =)

    Me gusta

  4. Es tu barriga????, me encanta!!!!…..A ver si no van a ser lentejitas?????…..
    Me recuerda un poco a la mía casi al final del embarazo, moriña (añoranza) de barriga, tocarla a todas horas…..ayyyy!!! que al final me contagio….
    P.D: Ommmmmmmmm para relajar a ese alien maligno…..
    Besiños guapa!!!!

    Me gusta

    • ¡Hola guapísima!

      Eso me cantan algunas… ¡Ejem! Que me vsn cantando las yres mellizas… En realidad, no hay antecedentes en la familia. No creo que sea posible… ¡Glup!

      Ten cuidado que en Twitter hay un virus que si respiras tres veces seguidas, te quedas embarazada… 😛

      ¡Un besote para Galicia!

      Me gusta

  5. Valeeeeee…que siii que no es sugestión jajajaja…como ya te felicite y en parte ya sabía de esta Tu nueva situación con “alíen” intentando asomar..XD te voy a comentar…
    CON UNA MAGDALENA??!!! es que eso crispa a cualquiera jajajajaja
    Besitos wapa!

    Me gusta

  6. El segundo asoma antes y se tarda más en hacerla desaparecer… pero qué más da! Lo importante es no pasarse 😉 el libro es fantástico para las entretenidas horas de visita al señor roca, cuando vayaa dura 😉 yolo tenía verde.
    Y los cambios de humor… las hormonas son unas hediondas, pero terminan apaciguandose, y aunque los maridos nos miman estos meses, no te pases, que luego lo devuelven :p

    Me gusta

    • ¡Hola Marta!

      A la casa del señor roca… Me llevo el móvil… Y leo… Blogs… Jajajajajaja Pero cambiaré móvil por libro. Yo es que la otra vez era lo único que leía… Me podía leer hasta la publicidad de las revistas. Sin embargo ahora no encuentro tiempo.

      La barriga me preocupa relativamente… Sé que la recuperación será más dura, pero ya tengo fichada unas clases de hipopresivos en mi gimnasio habitual ¡Que vienen de perlas!

      ¡Ya te contaré!

      Me gusta

  7. Enhorabuena guapa, otra vez xD
    Lo del hambre me suena…. Jajajajaja el microondas interminable xD
    Yo sólo puedo añadir una cosa a esa barriga:

    1,2,3, las tres melliiiizas

    Me gusta

  8. “0-0”, eso es una barriga de 6 semanaaasss??? yo no entiendo (ya sabes que estoy en la fase 0), pero yo pensaba que eso se ponía así mas o menos a los cuatro meses. Anonadada me he quedado!!
    Y por cierto, ese Alien vive conmigo desde que tengo uso de razón, asi que mira, algo que mi marido tiene ya ganado, aunque no creo que se enfatice más, no? porque mis cambios de humor ya son de “toma pan y moja”!!!

    Me gusta

    • ¡Hola guapísima!

      Doy fe. Seis semanas mondas y lirondas… Pero tranquila. Dicen que es normal con el segundo. Cuando te toque será algo más comedida la cosa…

      Jajajajajaja… No creo que tengas un Alien dentro tú… ¡Pero si eres un cielo! 😉

      Un abrazo

      Me gusta

  9. Jajaja,yo también de embarazada tenía unos ataques terribles de sinceridad!!!!y no me callaba ni de debajo del agua!!!!
    El libro de la matrona,a mi me vino muy bien,de hecho es el único que conservé de la época de embarazo y parto,y en la lactancia también lo consulté muchas veces

    Me gusta

    • ¡Hola guapa!

      Pues está bien saberlo… Tengo que buscar como sea ratitos para leerlo… 😦 ¡No tengo tiempo de nada!

      Respecto al carácter, mis amigas, las que bautizaron al Alien, me dicen que estoy haciendo un trabajo de autocontrol de la pera! Jajajajajaja… La verdad, no salto ni la mitad de las veces que quisiera.

      ¡Un besazo!

      Me gusta

    • ¡Hola guapa!

      ¡Madre mía! ¡Una falta escasa! La verdad es que a veces no se cuenta por lo que pudiera pasar… Pero si está de pasar algo, a fin de cuentas, se acaba contando de todas formas. Yo creo que estas noticias… ¡Hay que celebrarlas pronto! 🙂

      Un abrazo…

      Me gusta

  10. Pues yo que estoy ya en la recta final ¡vuelvo a tener el mismo sueño que tenía al principio! me parece a mí que al final esto de los síntomas se acaba repitiendo. El mayor efecto secundario que yo he notado en el futuro papá ¡es que ya ha engordado 3 kilos con el embarazo! En esta casa todos nos funciona al revés. Supongo que debes estar ya ansiosa por la primera eco. Verás que todo va bien, además tú ya eres una experta en esto y lograrás mantener la calma ¡a pesar de los cambios de humor!

    Me gusta

    • ¡Hola guapísima!

      Y tanto que en la recta final… ¡En cualquier momento nos sorprendes con la noticia!

      A mí en ese tema (el del peso) poco me importaría que fuera el papi quien cogiera los kilos… Es alto y está bien de peso. Pero me temo que eso no se puede elegir ¿verdad? 😉

      La verdad es que se ne va a hacer muy larga la espera hasta la primera ecografía… Pero, es lo que toca.

      ¡Un abrazo!

      Me gusta

  11. Juaassasaaaaaa nenita controla, que tampoco te acuerdas que se hace muuuuuyyyy largo!

    Hermano…padre de la lentejita… paciencia que no te queda na’ …si quieres consejo llama a tu cuñado ja ja ja ja o desahogarte nada más.

    Menudo barrigon vaa a tener jajaja vas a flipar.

    Me lo voy a pasar como una enana estos 9 meses… jajajaja

    Besotes panzosos.

    Me gusta

  12. Eiiiii a mi me pasó igual, con la mayor ni se me notó que estaba embarazada hasta los 6 meses, pero con el peque, a los dos meses no me cerraba ni el pantalón. La matrona, delicada ella, dijo que es porque para el segundo ya estás “dada de sí” jaja o sea musculos de la barriga fofillos vamos…
    Por otra parte el segundo parto suele ser mucho más rápido! Ya irás contando, cuidate mucho..
    Un abrazo

    Me gusta

    • ¡Hola guapísima!

      Madre mía… ¡Seis meses! A mí con el primero a las ocho semanas se me notaba también. Será que soy de barriga fácil… Jajajajajaja…

      La matrona muy delicada no fue, no. Pero las cosas como son, es la pura realidad. Incluso la recuperación (ya me iréis contando) es muy diferente con el primero y el segundo ¿verdad?

      ¡Somos carne de gimnasio! ¡Hipopresivos al poder!…

      Muchas gracias. Un abrazo…

      Me gusta

  13. No te había felicitado aún. Zorionak amatxu!! No sabes la envidia que me dais las que al menos sois personas durante el embarazo. Yo me convertí en un despojo que sólo podía estar tirada en algún rincón. Qué recuerdos…. Mucho ánimo con la dieta y los efectos colaterales…. qué los aguanten un poco no? Algo tendrán que sufrir! No todo lo vas a llevar tú!! Un abrazo grande.

    Me gusta

    • ¡Gracias cielo!

      No sé qué ocurre con tus comentarios. Se suelen ir a SPAM… ¡Jo, qué rabia!

      ¡Eskerrik asko potxola! Bueno… Yo te confieso, que me he prometido a mí misma disfrutar. Luchar contra mi Alien y mis cambios de humor. Y es una lucha en toda regla… Con el primero, tengo sentimientos encontrados, la ilusión y alegría de tener a mi hijo en mis entrañas… Versus mi estado físico, que dejaba mucho que desear… Ya conté ambas versiones en dos post. No fue un camino de rosas. Espero lograr ser feliz en este.

      La dieta la llevo FATAL…

      Muxu bat eta eskerrik asko… 😉

      Me gusta

  14. Felicidadeeeees! Si te sirve de consuelo, mi tripa hizo lo mismo que la tuya, salió de golpe a las seis semanas para que se notara bien el tema en la boda de mi primo.
    Tengo el mismo folleto en verde y aunque peso bastante mas que tu (dime que almenos eres pequeña de estatura…) Ni dieta ni nada, solo que me controlara para no engordar.

    Me gusta

    • Hola bella…

      Es que quería hacerse notar el bichito/a… Reclaman su espacio.

      El folleto aún no lo he mirado, aunque me dicen que está muy bien en algunos comentarios. Entre los estudios y el blog no encuentro tiempo para otras lecturas. Fíjate que estoy hasta dándole vueltas a la opción de aparcar el blog… Me da mucha pena… No sé lo que haré.

      Pequeña soy todo… Jajajajajaja, tamaño mini. 157 cm. Osea, que el peso estoy de la media hacia arriba y la talla de la media hacia abajo 😛

      ¡Un abrazo, y espero tener noticias de tu embarazo!

      Me gusta

  15. Hola guapa! Ya habia oido que segundos embarazos de notan antes! Que barriguilla mas chuli 😉
    Ahora a disfrutarlo y tus chicos que tengan paciencia que el embarazo es un estado maravilloso!

    Me gusta

  16. Jajajajajajaj jajajajajajajajaj dio miooooo!q embarazo taaaaan variopinto nos espera,estoy ansiosa por leer las futuras entregas de esta aventura Jijijijijijiji por cierto estaría genial una visión de tu maridito ver el toro desde la otra barrera,un super besazoooo familia!

    Me gusta

    • Hola mi niña…

      ¡Ay ni veas la ilusión que me hace cada día que entro en casa y veo tu orquídea! Eres lo más, y aunque pasemos meses sin hablar, sabes que te quiero bruja. Mi casualidad… 😉

      Maridín ya tiene bastante con lo suyo… 😛 aunque se lo propondré.

      ¡Un besazo preciosa!

      Me gusta

    • ¡Gracias guapísima!

      Sí… Maridín siempre me cuida mucho en condiciones normales… Imagínate, embarazada.

      La barrigota espero que se estanque un poquito. Con Nano tuve una tripa que parecía imposible que un cuerpo enano como el mío pudiese llevar aquello a cuestas. En fin, lo disfrutaré de todas formas. Si algo tengo claro, es que este es el último… Con lo cual… ¡A tope!

      Un abrazo.

      Me gusta

¿Me dejas un pensamiento?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s