En el saloncito con… Raquel y su momento musical

Seguro que te has preguntado el por qué de ese título tan… poco usual para el saloncito, pero es que ¿No has visto el calendario?… ¡Casualidad! Es día 21, ¿Y qué ocurre el día 21? Pues que es nuestro ya tan esperado momento Logo Momento Musicalmusical. Al que yo no podía faltar… He participado en todas las ediciones. Es uno de mis carnavales de cita inexcusable, pero… ¿Cómo hacerlo?

Con el permiso de Isabel (y cuando hablo de permiso… hablo de permiso literal) vamos a hacerlo de una forma distinta. Sí, siempre estoy innovando y haciendo cosas raras… Pero es que soy así… Será nuestra “salonista” la que aparte de sus palabras nos desvele cuál es su momento musical vibrante, que es el tema de esta semana.

Esta semana tenemos a una persona muy especial en el saloncito. Mujer, mami, emprendedora, bloguera y a la que he tenido la suerte de conocer (incluso en persona) a lo largo de estos meses de mi andadura virtual. Encantada y dispuesta a sentarse en este espacio humilde y chiquitín, pero eso sí, acogedor y compartir con todos y todas vosotras un pedacito de sí misma.

Muchos y muchas de vosotras quizá no la conozcáis por su nombre… Avatares, nombres imposibles, que nada tienen que ver en muchas ocasiones con la persona que hay detrás de esos espacios en los que compartimos tanto… Y yo vengo y te hablo de Raquel ¿Raquel? Quizá si te hablo de Las camisetas de mami… o de El horno de mami

LOGO LCM2

Una mujer intensa, sensible, dulce, simpática y comprometida. Pero por encima de todo eso una mamá. ¿queréis conocerla un poco más?

Sólo quiero invitarte a que, si lees esto y alguna de las palabras te sugiere algo, un pensamiento, un momento, un sentimiento ¡¡Bea y yo estaremos encantadas de que lo compartas!! Vamos allá…

¡Vamos con ella!

Dulce: Donuts, durante el embarazo de mi hija mayor sólo me apetecía comer donuts. Me acuerdo que siempre que íbamos a hacer la compra iba directamente a por ellos. Jejeje, ni que se fuesen a acabar.

hands-105455_1280 (1)

Sensaciones: La sensación más bonita y más difícil de explicar que he sentido en mi vida fue el momento en el que nacieron mis hijas. Todavía me parece increíble que unas “cositas” tan perfectas y tan preciosas se pudiesen hacer dentro de mí. Lo que es la naturaleza, el milagro de la vida.

Mis amigas han sido madres después que yo y todas me preguntaban que se siente y yo creo que es una experiencia tan maravillosa, tan llena de sensaciones que es difícil de explicar.

Miradas: Me quedo con la mirada que tenía el padre de las criaturas cuando nacieron. Era una mirada llena de emoción, de amor, pero a su vez de tristeza (cuando nació nuestra hija mayor hacía poco que había fallecido su madre, por eso Rosa se llama así, y no podíamos evitar echarla muchísimo de menos).

Hogar: En este caso voy a hablar de mi hija mayor en exclusiva porque me viene a la mente el momento en el que llegamos a casa con ella. Ya estábamos solos, y sin libro de instrucciones, menos mal que siempre ha sido una niña buenísima y nos lo puso muy fácil. Además, fuimos aprendiendo los tres juntos.

Aficiones: Cuando nacieron teníamos muchas ganas de poder hacer cosas con ellas que nos gustan mucho: montar en bici, esquiar, salir a la montaña, ir a buscar setas… Ya ha llegado ese momento y la verdad es que ahora no concibo hacer esas cosas sin ellas.

margarite-74886_1280Sonrisas: Me quedo con todas las sonrisas de mis hijas porque tienen la virtud de dedicarme una siempre que estoy bajita de moral, parece que tienen un radar.

Sin duda, lo mejor del día es ver que ellas son felices. Creo que todas son especiales, pero si tuviese que quedarme con una creo que me quedaría con la sonrisa que puso mi hija mayor cuando conoció a su hermana.

Insomnio: Puff, aquí le hemos dado. Si me despierto por la noche me cuesta mucho dormirme de nuevo, sin embargo el papi según se está metiendo en la cama ya está “frito”. Así que por las noches la niñas directamente llaman a papá, a no ser que estén malitas que, entonces, suelen llamarme a mí.

Momento  musical vibrante: Cuando Verónica me propuso hacer un mix para participar en el momento musical de La isla de la música me pareció una idea estupenda. Tenía que encontrar una canción que me hiciese vibrar y que a su vez estuviese relacionada con mi maternidad.

La verdad es que me ha costado seleccionar la que, para mí, es perfecta: Gymnopédie No.1 de Erik Satie. Estoy segura de que la mayoría no la conoceréis…

 

¿Qué tiene ver con mi embarazo y mi maternidad? Pues bien, yo tengo varias pasiones, una de ellas es el piano. Lo he tocado desde pequeña y lo dejé con 17 años, cuando mi profesor me pedía más horas de estudio y yo no podía porque tenía que estudiar para selectividad.

Lo retomé cuando nació mi hija mayor y esta fue la primera canción que toqué después de 10 años en el dique seco (madre mía lo que me costó).

Está canción me recuerda a mi recién estrenado título de mamá y al amor que me tienen mis padres y mi marido porque fueron ellos los que me regalaron mi piano de media cola justo un mes antes de que naciese Rosa. Aquí explico su historia

Locura: Una locura era lo que decían mis amigas que iba a hacer cuando les dije que me quería quedar embarazada de mi hija mayor. Ellas ni siquiera tenían novio y me decían que era muy joven, que disfrutase, que tenía mucho tiempo por delante… Pero había llegado el momento porque la “llamada” llega cuando llega, ¿no? Y es algo de lo que no me arrepiento ni mucho menos, me encanta ser mama y no creo que me haya perdido nada porque la vida está llena de etapas y ésta es la que quería vivir ahora.

Descanso: Pues en este punto no me puedo quejar porque las dos han dormido fenomenal, de hecho, desde los dos meses dormían toda la noche del tirón. De lo que sí que no puedo decir lo mismo es de la comida porque la pequeña no ha empezado a comer hasta este verano.

Sueños: Como toda madre sueño con que mis hijas sean unas niñas felices. Y con que el día de mañana tengan una familia tan bonita como la que formamos nosotros.

Espero que tengan tanta suerte como yo y que encuentren a una persona maravillosa con la que compartir su vida porque el papi de las criaturas es la mejor persona del mundo. Siempre está ahí cuando le necesitamos y se desvive por sus chicas, como dice él.

Dos: Mis hijas. Son dos niñas completamente diferentes, no parecen que sean hermanas. Si empezamos por el físico una es morena y otra rubia (como mi hermana y yo de pequeñas).

Mi hija mayor es como su abuela, una bellísima persona. De hecho, muchas veces, pienso que tengo a mi suegra en casa. Es un niña muy buena, a veces demasiado, aunque también saca su carácter cuando es necesario. La verdad es que no es muy cariñosa, menos con su padre y pink-163499_1280conmigo, a nosotros nos “come” a besos. Le afectan mucho las cosas, por ejemplo si una amiga le dice que ya no es su amiga hace un mundo. Rosa es como un libro abierto expresa todos sus sentimientos tal y como son.

Mi hija pequeña es como yo, una mujer con carácter y un mimo andante. Es más difícil de llevar pero luego te dice que le ha dado un ataque de besitos y que te los tiene que dar todos y se te olvida todo. A Carla no le afectan tanto las cosas y si alguien no quiere ser su amigo, por ejemplo, se busca a otro. Es más reservada con los sentimientos tienes que “buscar” mucho para que la final te cuente como se siente.

Como podéis ver son como la noche y el día, pero son nuestros dos tesoros y nos las cambiaríamos por nada del mundo.

Manos: El papi tiene una cometa con las manos impresas de las dos. Se la regalamos el primer día del padre en el que ya estaba Carla, así que están sus manitas con tres meses, son mínimas. Me encanta cuando la volamos, creo que es un recuerdo precioso. Espero que nunca se rompa.

Agua: Rosa nació muy pequeña y antes de tiempo, por eso se pasaba todo el día durmiendo y había que despertarla para comer. Recuerdo que cuando tenía una semana le dimos un baño totalmente dormida porque llegaba la hora del baño y de comer y no se despertaba, así que decidimos darle un bañito a  ver si así se espabilaba y no hubo suerte 😉

sign-26344_1280Sol: Mi hija mayor es de mayo y la pequeña de noviembre. Con la segunda eche mucho de menos el sol y poder salir a la calle a dar largos paseos como hacíamos con la mayor. Fue un invierno muy frío y muy duro porque ella estaba malita y no podía salir a la calle por el frío (hasta nevaba el día que salíamos de la maternidad). Creo que si tengo otro intentaría que no fuese en invierno.

Verano: Me quedo con el primer verano de Rosa en Asturias. Fue nuestro primer viaje como padres, madre mía llevábamos de todo. Ahora lo pienso y  hubiese llevado la mitad de equipaje.

¡Gracias Raquel!

¿Te apetece sentarte conmigo en el saloncito? Mándame un email y nos tomamos un café virtual. Bienvenida o bienvenido a mi casa… elrincondemixka@gmail.com

Imágenes cortesía de www.pixabay.com

.

22 pensamientos en “En el saloncito con… Raquel y su momento musical

  1. Raquel me parece una persona de lo más encantadora!! La conocí el #8J en el desayuno, que menuda alegría cuando la reconocí, y nada de tímida, eh!! y un encanto en persona cuando hablas con ella.

    Me gusta

  2. ¡Yo quiero una primera niña de buena como la tuya para que nos facilite esos primeros días como papás primerizos! Y lo de los donuts… a mí siempre me han gustado pero parece que con el embarazo también me pongo ansiosa cuando los veo, tanto en el supermercado como en las vitrinas de las pastelerías. ¡No sé cuántos me habré comido ya!

    Me gusta

    • Hola guapa!

      Seguro que la bichilla es formal y os pone fácil la adaptación. Buenos son todos los bebés 😉

      Yo cada vez estoy más convencida de que algunas mujeres vendéis vuestra alma al diablo… ¿Cómo es posible que con esa debilidad “macrocalórica” adelgacéis? Jajajajajaja ¡qué envidia! Ains…

      ¡Un besito guaposa!

      Me gusta

  3. Gracias por regalarnos este ratito de salón y de cafe, con momento musical vibrante y tanta sinceridad y buen rollo.
    Dulce: los besos de mis dos amores.
    Sensaciones: todas las que me ha regalado la maternidad. Un montón de sensaciones que no soy capaz de describir con palabras.
    Miradas: las que me regalan tanto Papá como Luna…esas miradas que me derriten.
    Sonrisas: la sonrisa de Luna. Esa sonrisa permanente que ilumina su rostro y nuestras vidas.
    Momento musical vibrante: cuando Papá me dedicó la canción de Los planetas “Alegrias del incendio”…..cuando tu estas a mi lado parece que estoy ardiendo…
    Locura: la que pensaron que me diera cuando lo deje todo, para empezar de cero, con la persona más maravillosa del mundo, Papá. Que en tan poco tiempo me ha hecho la persona y la madre más feliz del mundo.
    Sueños: sueño con seguir siendo asi de feliz, darle un buen futuro a nuestra pequeña y que sea muy, muy feliz.
    Dos: Papá y Luna, mis dos amores, los que dan sentido a mi vida.
    Manos: las grandes manos de Papá, que ha heredado Luna, y con las que acaricia las mías desde que nació, para tranquilizarse y quedarse dormida.
    Agua: tantos y tantos momentos de disfrute en nuestros baños, cada día más divertidos.
    Sol: el compañero de la Luna, que me alumbra, me da vida, energía. La luz.

    Me gusta

    • Hola preciosa…

      Con el permiso y el perdón del resto, te digo ¡gracias! Después de muchas entrevistas, has sido la primera en compartir lo que significan cada una de las palabras y has complementado perfectamente la entrevista… Muchísimas gracias por tu generosidad… Espero que algún día te animes a sentarte conmigo 😉 para mí será todo un placer.

      … Gracias…

      Me gusta

¿Me dejas un pensamiento?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s