La maternidad de la A a la Z: “A” de alma

En esta nueva edición y ya es la octava de la p/maternidad de la A a la Z, me uno al resto de “compis” con muchas ganas. Llevaba semanas con mucha ilusión de sumarme pero entre unas cosas y otras ha sido imposible.

Soy bastante cuadriculada y tengo que empezar por la A… ese ya es un rasgo que dice mucho de mí. Me define bastante bien. “Empezamos por el principio y acabamos por el final”, aunque bueno, últimamente me estoy sorprendiendo a mí misma, quizá un día de estos, cambie la tónica.

Al principio iba a hablar de “albardada” que es como estoy últimamente, jamás he necesitado agendas. Mi cabeza ha sido una auténtica máquina para recordar cumpleaños, médicos, citas, teléfonos, nombres, caras, matrículas… Sin embargo en estas últimas semanas ando de la Ceca a la Meca, renqueando y olvidándome hasta de lo único que me había planteado hacer… En fin, sin embargo, no es un rasgo maternal. Simple y llanamente estoy agilipollardada cansada.

He dudado mucho y me ha costado encontrar la palabra con la que definir un sentimiento que llegó a mí y ahí perdura desde el momento que fui madre. Mi palabra de esta, mi primera semana va a ser…

Alma. Según la definición que consta en Wikipedia…

El término alma o ánima (del latín anima) se refiere a un principio o entidad inmaterial e invisible que poseerían los seres vivos.

baby-99771_1280Para mí, alma es mi hijo, sencillamente. Es una extensión de mi ser, es un sentimiento que brota dentro de mí, un dolor indescriptible cuando le veo sufrir y una alegría infinita cuando le veo reír. Su sentimiento es el mío. Cuando él se cae, yo caigo con él también, me duele tanto como a él. Y cuando él se viene arriba yo me siento llena, completa, satisfecha.

Pero lo que más hace que se manifieste mi alma es su ausencia. Un nudo en el pecho que no me deja respirar. Un hueco en el pecho,  un gran vacío, un eco perfectamente audible de la angustia que siento, un dolor intenso que no me deja ser razonable ni coherente. Un grito ahogado en mi garganta que intenta evitar el llanto, aunque no siempre lo consigo.

Cada verano temo la llegada de este momento que sé que se producirá  sin posibilidad de evitarlo, es un hecho, y aunque ha pasado ya mucho tiempo, y quizá debería haberme adaptado a la situación, cada vez que llega esta época es como si me arrancaran sin ningún tipo de piedad algo de las entrañas. Es ese sentimiento invisible de que me quitan algo de mí, como si me clavaran mil puñales, como si me dejaran desnuda en plena calle.

Su padre se lo lleva en verano 15 días, es la desventaja de ser mamá separada y cada vez que se acercan las fechas siento un sufrimiento y un desasosiego inexplicable. Tengo la sensación de que mi niño sólo está “a salvo” cuando está conmigo, soy tan necia de pensar que algo va a salir mal. Siento que me arrebatan vida cada vez que se lo llevan. Me roban el alma. Son los peores días de mi vida que se repiten año tras año desde que mi hijo tiene un año.

Estoy triste, vacía. El otro día mi niño me abrazó, lo hizo muy fuerte, aferrándose a mi cuello como si temiera que me fuera a escapar. Me miró y me dijo muy bajito, “Ama, me quedaría así el resto de mi vida”. Tiene sólo seis añitos y esas palabras de niño grande a veces hasta me asustan. Yo estoy segura, de que también soy su alma.

Hace poquitos días, Pao de Mi mundo es Muriel, Diario de una mamá primeriza (Hija, que no nos conocemos como quien dice y qué cariño te he cogido jodía) publicaba un post sobre la primera separación de su hija, y le comentaba lo mucho que la entendía. He intentado transmitir ese sentimiento tan inmensamente difícil de explicar. Ella me decía ¡No estamos sólas! Y este verano cuando mi niño se vaya, gritaré al aire ¡No estás sola!

Consulta aquí mi diccionario completo de la p/maternidad de la A a la Z

La p/maternidad de la A a la Z es un carnaval de blogs iniciado por Trimadre a los Treinta que consiste en que cada p/madre participante describa un sentimiento al que ha descubierto un nuevo sentido con la p/maternidad, o una faceta de su personalidad que desconocía antes de ser p/madre. El objetivo es crear en red, colaborando un@s con otr@s, un “Diccionario de p/madres” con el que reírnos, emocionarnos y conocernos un poco más.

43 pensamientos en “La maternidad de la A a la Z: “A” de alma

  1. Pingback: Mi diccionario maternal: EPÍLOGO. | El rincón de Mixka

  2. Qué entrada tan bonita, Vero… Te diré que mis padres se separaron cuando yo tenía 13 años y mi hermana 8, yo nunca me he ido el mes de vacaciones con él, si acaso un finde, mi hermana sí. Pero bueno, no es eso a lo que iba. A lo que iba es a que Nochebuena sí que me voy con él, y se me parte el alma, desde el primer año. No soporto irme de mi casa y dejar a mi madre. Y no la pasa sola, no creas, que van sus hermanos {mis tíos} con sus peques con ella, ha tomado el rol de matriarca ya que mi abuela murió y tiene la casa llena.
    Con esto te quiero decir que Diego lo pasará genial con su padre, pero seguro que te echa muchísimo de menos y que está también deseando volver a verte. El vínculo con una madre es fortísimo, y creo que se acentúa para las mamás separadas y sus hijos. Las mamás separadas críais de una manera diferente. Los padres de mi mejor amigo están divorciados y es increíble la relación que tiene con su madre, es adoración y respeto por encima de todo. Y por lo que dejas conocer de ti y de Diego, como la frase que cuentas aquí, vas a hacer de él un chico súper especial y sensible, se le nota… Y esas ausencias os enseñarán a quereros más y a daros muchos más besos cuando os reencontreis.
    Un beso, preciosa!

    Me gusta

    • Muchas gracias guapa…

      La verdad es que se pasa fatal, pero es cierto que el vínculo que se va creando es especial.

      La Navidad la llevo fatal, sobre todo porque en Nochebuena es el cumpleaños de mi madre y es como que añoro estar todos juntos cuando está fuera…

      Pero hay que aprender con todo en esta vida, y de las experiencias una va aprendiendo y haciéndose más fuerte.

      Un besito y gracias pir tus palabras… 🙂

      Me gusta

  3. Pingback: La maternidad de la A a la Z: “M” de Madrenohaymasqueuna | El rincón de Mixka

  4. Me he emocionado al leerte y tengo el corazón un poquito encogido. Hoy no tengo al pequeño vikingo conmigo (sus abuelos se lo quedan unas horas una vez por semana), y me siento un poco sin saber que hacer, como con un vacío que no me deja hacer nada sin pensar en él, ya no sé disfrutar si lo tengo lejos.

    Me he intentado imaginar como me sentiría si mi hijo me dijese lo que te ha dicho el tuyo, yo creo que sería uno de los instantes más felices de mi vida.

    Supongo que ese sentimiento de vacío nos acompañará toda la vida, y quizá cuando sean adultos podremos sobrellevarlo mejor viendo que son felices, y que todo el amor, la compañía y el haberles dedicado cada uno de nuestros pensamientos, harán de ellos unos adultos seguros, sensibles y capaces de dar todo el amor que un día les dimos nosotras.

    Ánimo, esos 15 días pasarán volando!

    Me gusta

    • Hola guapa!!

      Si… Pasan rápido cuando ya han pasado… 😉 ahora ya le tengo aquí, y digo bueno… Ya está! Pero los días previos a que se marche y los primeros días, estoy fatal. No sé si a esto llegaré a acostumbrarme algún día!

      Sé que el disfruta mucho y ese es mi mayor consuelo. Ahora, que me voy haciendo mayor, comprendo cada día más a mi madre, cuando yo me iba lis veranos con mis abuelos a La Rioja, lo mal que lo debía pasar…

      Un besazo y gracias por tu comentario guapísima!! 🙂

      Me gusta

  5. Hola guapa!! Que bonito lo que has escrito!! Yo no lo hubiera explicado mejor!! Ese sentimiento de vacio verdad?? De que te falta algo…pero te digo una cosa, tomátelo con calma, disfruta de tiempo para ti y desconecta lo que puedes que las madres también necesitamos descansar y luego volveras a la marcha con las pilas cargadas!! Mucho animo!! Esos 15 días se pasan volando fijo!! Un beso!

    Me gusta

    • Hola guapísima!!

      Sí, intento tomármelo con calma, pero a veces el subconsciente te traiciona… y los sentimientos florecen. Pero bueno, es lo que hay. 🙂

      Gracias por tu visita guapa!!! Por cierto guapa… Menudo disfraz de charlestone que te curraste!!! 😉 Muak!

      Me gusta

  6. Después de tantos comentarios poco podría añadir en forma de halago hacia tu entrada. En realidad nos damos cuenta de que somos mamis con inquietudes y procedencias muy diferentes, pero con muchísimas cosas en común ! Besos y desde hoy te sigo en tu rincon

    Me gusta

  7. Jolín, llorando estoy. Acabo de leer a Vero y la separación de u hija y tu hablas de lo mismo. Y se me pone la piel de gallina, porque, por desgracia, el algo que conozco tan bién. Y es algo que va a volver a pasar y no se si estoy preparada para ello. Mi hijo mayor también se iba con el padre, pero pr suerte para mi, nunca quiso llevárselo tantos días, nunca eran más de dos o tres, pero odiaba los días que le tocaba con él. Luego, se fue del país, y por esa parte, respiré tranquila.
    Y cuando creía que todo iba bien, otra vez la misma situación. Otra vez separada y con un bebé. De momento, se la lleva los sábados entre 3 y 4 horas y lo paso fatal, pero solo de pensar cuando se la quiera llevar a dormir, cuando el próximo verano se la quiera llevar de vacaciones…. Joder, me duele el alma de pensarlo.
    Pero este sabado, pensaré en vosotras y pensaré que tampoco estoy sola.

    Besazos

    Me gusta

    • Ay, mi niña…

      No quiero hacerte llorar, eh??? La próxima vez algo muy alegre y con risas…

      Yo me separé también cuando el niño tenia sólo 1 mes y medio, te entiendo. Rodeada de gente por todos los sitios, apoyo al 200% de amigas y familia… y sin embargo una soledad y una tristeza y un sin fin de sentimientos… Pero tú lo sabes bien. De todo se sale. Y saldrás para arriba. Una no se casa o se junta con alguien pensando que va a pasar nada malo, pero la vida es así. Cada vez estoy más segura (aunque espero no tener que pasar por ello nuevamente) que los amores y las parejas de hoy en día no son para toda la vida. Miro a mi alrededor y es lo que veo… No sé chica…

      Recuerda que como han dicho por aquí, tienes una ventanita abierta, sólo tienes que asomarte, que seguro que alguna siempre está ahí.

      Un besote enorme. Y un fuete abrazo!!!

      Me gusta

  8. Pingback: La maternidad de la A a la Z: M de Mujer | La_New

  9. Hola guapa, bienvenida al diccionario y felicidades porque has entrado por la puerta grande. Hablas a corazón abierto y eso se percibe. Yo no estoy separada pero imagino que debe ser muy duro separarte de lo que al fin y al cabo es tu vida, aunque sepas que estará bien.
    Un beso grande y me quedaré por aquí…

    Me gusta

    • Hola guapa!!

      Sí, soy de abrirme sin pudor alguno. A veces también es un problema… Pero así soy yo.

      La verdad, es que nunca he dudado que el peque esté bien con su padre, estoy segura, porque se va encantado de la vida. Si algo no fuera bien, entiendo que no querría irse. Pero la verdad, eso no me sirve de consuelo. A lo mejor es que también somos un pelín egoístas? Quizá…

      Un besote grande y bienvenida a este rinconcito. 😉

      Me gusta

  10. Bienvenida, preciosa… Y YA ESTABAS TARDANDO, jajajajaja.

    Qué gustazo leerte, qué belleza en tus palabras. Y qué decir de este estreno… has empezado por la primera letra, y por el principio de todas las cosas. El alma de nuestra existencia son nuestros hijos, ellos son una parte de nosotras y nosotras una parte de ellos. El alma da sentido a todo, es vida, en definitiva… es ser madre.

    A mí Grandullón me ha pedido que me case con él… y qué quieres que te diga. He aceptado. Porque sí, porque también quiero, como él razonó al pedírmelo, no separarnos jamás. Y porque se casan las personas que quieren estar juntas para siempre. ;))

    Muchísimas gracias por emocionarme tanto!!!!!! Un besazo!

    Me gusta

    • Ay… ya sabes que tenía ganas de unirme, pero quiero abarcar tanto que algo tengo que dejar, sino, es imposible llegar a todo.

      A… Sí… soy cuadriculada y ordenada y metódica y, y, y… jajajaaja Me gusta tu definición, mucho más que la de Wikipedia, vamos a proponerla!!!

      Ay, encima con anuncio de boda!! Qué ilusión Nieves! La verdad es que cuando decides casarte (yo al menos, las dos veces…) lo haces con el convencimiento de que es para siempre, para toda la vida, porque tienes claro que esa es la persona con la que quieres compartir tu vida, pero… a veces pasan cosas, o la convivencia es complicada, en fin, tantas posibilidades como historias. Enhorabuena chatilla!!!

      Un besazo!

      Me gusta

  11. El otro día me dio por pensar cómo sería mi vida si me separara y solo pensar en estar sin mis hijos, no verles y vivirles día a día, me puse mala. Es una situación muy difícil en la que espero no verme nunca, y por eso entiendo tanto el significado de tus palabras, a pesar de no vivir una situación así.

    Me gusta

    • Hola guapa!

      Esperemos que no tengas que pasar por ello, claro que no. Es una situación muy difícil y aunque seguro que a cualquier edad se lleva fatal, cuando los niños son pequeños es más duro aún. Aunque supongo que a una madre que tenga un crío de 12 años si le preguntas te dirá que también es difícil… A cada uno le duele lo suyo, es bobada.

      De verdad te deseo mucha felicidad y que nunca tengas que pasar por nada que se le parezca.

      un abrazo enorme!!

      Me gusta

    • Muchas gracias!!

      Sí, yo lo siento así desde luego. Os estoy leyendo a tod@s y sois un volcán de sentimientos e historias interesantes!! Tenía ganas de unirme, aunque creo que voy a tener que dejar algún carnaval porque sino, no tengo tiempo para escribir otras cosas… Y no me da la vida para todo!!

      un abrazo y un besote enorme!

      Me gusta

  12. ¡Ay las separaciones! Mi suegra siempre nos decía: “si no pensáis estar juntos para toda la vida no nos hagáis pasar por una boda”. Y después de casarnos empezó a decir “si no pensáis estar juntos para toda la vida no vayáis a tener niños”. Y ahora que tenemos a la bichilla en camino ya cree que no hay posibilidad de separación. pero eso es tan impredecible… Mis padres se separaron tras 23 años de matrimonio, así es que ¡nunca se está a salvo de esto! Y tiene que dar una penita dejar ir a los niños tantos días seguidos… ¡pero ánimo porque siempre vuelven!

    Me gusta

    • Hola guapa!!!

      Lo cierto es que la familia y el entorno también lo pasan muy mal con las separaciones. Cuando no hay niños de por medio es como más fácil. Puedes pasarlo mejor o peor, pero al final el único vínculo son bienes materiales, que eso mira, esto para ti, esto para mí y fuera, aquí paz y después gloria. Pero cuando hay críos la cosa cambia. Lo curioso es que en lugar de hacerlo más fácil se suele complicar bastante más.

      Yo creo que en esta vida estamos para disfrutar del momento y si no funciona, pues chica, bye bye!!! No es el primer matrimonio con una edad más adulta que decide que eso no funciona y cada uno hace su vida, son felices independientemente y se acabó.

      Un abrazo guapa!!!

      Me gusta

  13. Ainsss los pelos de punta me has puesto…yo no he vivido todavía una separación de más de un día, pero entiendo perfectamente lo que dices, sólo de pensarlo se me pone un nudo en la garganta. Cuando lleguen este año esos temidos 15 días recuerda que aquí estaremos para animarte, hacerte reír o lo que se tercie 😉
    Me ha encantado tu post, un besin

    Me gusta

  14. Había empezado a comentarte y el ordenador ha hecho dgfgdfbdl… Así que empiezo!!

    En primer lugar, me encanta el diseño de tu blog y tu avatar!! Enhorabuena a La Endorfina!!!
    En segundo lugar, las separaciones siempre son dolorosas, pero piensa que vas a recuperar un tiempo para tí, que también se agradece. Aunque cierto es que 15 días, se te van a hacer una eternidad!!!

    Un besazo y mucho áinimo

    Me gusta

    • Ay! No sabes la rabia que me da cuando me pasa eso. yo encima que soy de soltar unas “chapas” en los comentarios que para qué… y cuando le das a publicar se va todo al carajo. Me pone mala…

      La Endorfina se lo curra mucho. Es un solete y es muy fácil trabajar con ella. A mí también me gusta mucho más que el de antes. Me pega más… jajajajaja

      La verdad es que intento convencerme de eso que comentas. Y de hecho lo hago, la procesión va por dentro, pero sí es cierto que aprovecho para hacer cosas que con él no puedo hacer… incluso me suelo pegar unas curas de sueño de espanto!!! jajajaja Soy dormilona. Qué le vamos a hacer.

      Un besote y gracias por los ánimos. Muak!

      Me gusta

  15. Muy difícil el día a día, y peor aun esas vacaciones.
    Pero es parte de nuestra vida como madres, no? aprender a separarnos poco a poco. A dejarles alas como decía Pao en otro post (te lo recomiendo)
    Y lo más difícil debe ser que tu nene no lo note, tu tristeza.
    Te deseo mucha fuerza , que dos semanas se pasan en un pliqui!!!

    besos

    Me gusta

    • Hola guapa!

      Totalmente, forma parte de nuestra vida y de nuestro papel. No van a estar con nosotras toda la vida, eso es ley de vida. Sí, leí el post de Pao, y entendí perfectamente su sensación 😉

      Mi niño es (como todos) una bala, y las caza al vuelo. Yo intento que no se me note, pero de tonto no tiene un pelo. De hecho, él estoy segura que también lo pasa mal. El año pasado, cuando llevaba 4 días fuera de casa me lo tuvo que traer porque no hacía más que llamar a su madre (osea, a mí) y me lo tuvo que traer…

      Muchas gracias por los ánimos. Aprovecharé para hacer esas cosas que no hago normalmente. jejeje

      Un besazo!

      Me gusta

  16. Ay Mixka!!! Nena, soy un mar… entre vos, Vero y la Noni con M de mamá esta semana sí que me hicieron llorar… Cómo las entiendo y eso que Muriel es muy chiquita todavía y no soy separada… pero esas horas separadas para mí fueron un suplicio, lo juro. Si es que cuando volvieron ese día, él estaba contento por lo bien que lo había pasado la peque y yo rompí en llanto dramático… no estaba enojada pero no podía evitarlo. Él me entendió y yo a él pero que dolor mijita!!! Si es que nuestr@s peques son nuestra alma desde el minuto cero en que decidimos tenerlos y traerlos al mundo. Esa simbiosis que es difícil de explicar pero en cada separación aunque sea mínima nos salta la ficha!
    Bienvenida hermosa, yo sabía que ibas a aportar muchísimo a este diccionario de la maternidad y me alegra muchísimo tenerte en el grupo…
    Gracias por la mención… creo firmemente que no estamos solas… podemos acompañarnos con nuestros pañuelos y una taza de café virtual, sabiendo que somos madres y que este sentimiento es compartido… en tribu, los malos tragos se llevan un poco mejor…
    Un abrazote de oso, para mimarte!!! Loviuuuuuu yo también nena 😀

    Me gusta

    • Hola princesita!!

      Ains… no quiero haceros llorar!! Pero sí es cierto que a veces necesitas hacer “pum” y soltar todo lo que llevas dentro. Expresar tus sentimientos y cómo te sientes.
      La verdad es que mi marido (el actual y definitivo, insisto…) me mima mucho y me ayuda a pasar este trago tan amargo.

      La próxima prometo algo más alegre y divertido. Vamos a llenar de mejor de risas el A-Z aunque a veces, tocará soltar lagrimita seguro.

      Besooossss!!! 🙂

      Me gusta

  17. Hola,
    Comparto esa definición de ALMA=Hij@ (en mi caso hija) Yo no sé lo que es estar separada de ella ni un sólo día desde que nació hace ya 25 meses y creo que no podría. Por mucho que me enfade con ella cuando hace alguna trastada o necesite descansar, no podría estar un día sin ver su cara de pícara.

    Me gusta

    • Hola guapa!!

      Sí, es una sensación difícil… Y bueno mujer!! Las regañinas a veces también son un poco necesarias!! Criar con apego y con amor no es óbice para que de vez en cuando haya que echar alguna bronquilla. Y se da por hecho que se hace con ánimo de educar…

      Un besote. Una vez más se ratifica mi versión de que el cordón umbilical nunca se termina de cortar…

      Me gusta

  18. Uffff yo te he visto en primicia….. ese momento que haces de tripas corazón. Ye entiendo a mi se me pone el nudo en la garganta solo pensarlo ask no me quiero ni imaginar el pasar esos días, pero ya te lo he dicho también aunque no sea consuelo. ….esos días no estás sola.

    Me gusta

    • Hola corasao!!

      La verdad es que soy consciente de que no estoy para nada sola, es un vacío interior. Al contrario, se que si abriera esa boquita de piñón, ahí estaríais todos y todas. Pero a veces pasa que cuánta más gente tienes alrededor, más sola te sientes.

      Gracias por demostrar que estás ahí…

      Muak!

      Me gusta

  19. Pues va a ser verdad que tienen mucho en común nuestros posts!!!! ;)) Me encanta que hayas elegido la palabra “alma” para hablar de cómo te sientes ante la ausencia de tu hijo. Has estado bastante más comedida (y menos dramática) que servidora, que me he autoproclamada una yonkarraaaa de mis hijos, jajajaja.
    Enhorabuena por tu súper estreno!!! Me ha encantado!

    Un besazo

    Me gusta

  20. Ay, Mixka… yo todavía no he experimentado esa separación tan larga, y aunque ahora me veo tan pichi y tan fresca, seguro que si llega el momento de pasar varios días separada de ella me dolerá y me daré cuenta de lo duro que es.

    Cuando este año vuelva a pasar, ya sabes: te asomas a la ventanita del 2.0 que habrá mucha gente dispuesta a darte un abrazo virtual desde la distancia. ¡Mucho ánimo!

    Y preciosa tu primera entrada. ¡Por todo lo alto!

    Me gusta

    • Hola guapa!

      La verdad es que en esos días en los que me encuentro tan baja, mi marido (el actual y definitivo…) me mima mucho. Una de las primeras veces incluso me arrancó de casa… Y ahí que nos fuimos a las doce de la noche a comer un helado… jejeje

      Gracias por abrirme la ventanita 😉

      Un besote grande!!

      Me gusta

¿Me dejas un pensamiento?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s