La obesidad infantil. Reeduca y ganarás en salud.

food-31770_1280La obesidad es un trastorno nutricional que cada vez afecta más a la población infantil. Aunque debe quedar claro que la obesidad no implica necesariamente sobrepeso. No debemos confundirlo.

Según los últimos datos, cerca del 40% de la población infantil es obesa, una cifra importante y que no debemos perder de vista ya que los problemas de la infancia, repercutirán directamente en la salud en la etapa adulta.

La obesidad puede ser causa de diferentes factores, entre ellos al factor genético, sin olvidarnos que el aumento de la obesidad se debe sin duda a la ingesta calórica por encima de las necesidades. Como más de lo que mi cuerpo gasta… Aunque también puede deberse a enfermedades endocrinas como pueden ser el hipotiroidismo, etc.  Aunque no son los únicos factores, no vamos a entrar en profundidad en este tema. Sin embargo, como norma general, son los malos hábitos tanto alimenticios como de rutinas poco saludables las que terminan provocando obesidad.

Sí debemos tener en cuenta y conocer cuáles son los síntomas de la obesidad, que nos pueden hacer sospechar y por lo tanto será un indicador de que debemos actuar:

  • Se percibe un gran aumento de peso en poco tiempo.
  • Malos hábitos de alimentación.
  • Dificultad para respirar y ahogo, incluso con un esfuerzo mínimo.
  • La dificultad en la respiración puede interferir en el sueño, provocando apnea del sueño y despertares frecuentes, lo que causa somnolencia durante el día y otras complicaciones.
  • Dificultar para eliminar el calor del cuerpo de forma eficiente, por lo que sudan más  de lo habitual.
  • Se entumecen los pies y los tobillos, a causa de la acumulación a este nivel de pequeñas a moderadas cantidades de líquido (edemas).
  • Aislamiento, depresión y ansiedad derivados del aislamiento y las burlas de sus compañeros, o la dificultad para rendir en los deportes y juegos.
  • Cuadros a nivel neurológico que llegan a simular tumores cerebrales por aumento de la presión intracraneal.
  • Complicaciones óseas.

¿Qué hacer? ¿Cuál es el tratamiento más adecuado?

El mejor tratamiento es la prevención o un diagnóstico precoz, siendo fundamental una correcta alimentación, estableciendo hábitos alimentarios adecuados, con la realización de ejercicio físico. Se puede integrar el ejercicio físico en la rutina diaria poco a poco, por ejemplo ir andando al colegio, utilizar menos el ascensor y subir los pisos por las escaleras,…

No hay dietas mágicas. La reeducación en hábitos de vida saludables e inculcar a los más pequeños y pequeñas que el cuidado de la salud es fundamental para evitar patologías futuras es sin duda el mejor tratamiento. ¡Adelántate al problema! ¡Come sano, haz deporte y mímate!

2 pensamientos en “La obesidad infantil. Reeduca y ganarás en salud.

  1. Recuerdo cuando vivía en Barcelona las burradas que veía en el metro….niños a las siete de la mañana “desayunando” patatas fritas de bolsa. Así como no va a llegar la obesidad? y todo lo que pngas por delante!! donuts y patatas no son desayunos!

    Me gusta

¿Me dejas un pensamiento?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s