Ocho patitas tiene mi pulpo

Compartir tiempo con nuestros pequeños y pequeñas no tiene precio… Os voy a dar la “receta” para hacer un gracioso pulpo de lana que se convertirá en su amigo de dormir, en el guardián de su cama, o en un bonito detalle para regalar. Lo mejor, y lo que más les gusta, por encima de la propia manualidad, es sin duda estar contigo. ¡Vamos a ello!

Material  necesario:

  • Un ovillo de lana
  • Una hebra de lana de color rojo
  • Un lazo
  • Dos botones

¿Cómo empezamos?

Vamos a empezar creando el cuerpo de nuestro amigo pulpo. En primer lugar iremos haciendo círculos con la lana, igual que cuando ayudábamos a la abuela a deshacer una pieza hecha con lana. La largura dependerá de lo grande que quieras hacer el pulpo. Daremos muchas vueltas, hasta que creamos que ha adquirido un grosor suficiente como para quedar bien. Le haremos una lazada en la parte superior, dejando una pequeña cresta.

Haremos a continuación con la misma lana un ovillo que nos servirá de relleno y que introduciremos dentro de la cabeza del pulpo, cuando hayamos introducido el relleno, haremos otra lazada para sujetarla. Cortaremos en la parte superior para hacer la cresta y en la parte inferior, para dejar lo que luego serán las patitas sueltas, tal y como se muestra en la siguiente imagen:

Dándole forma

Prácticamente ya tenemos el cuerpo de nuestro amigo terminado… Ahora sólo nos queda contar las patitas… ¿Cuántas patitas tiene un pulpo? Exactamente,  8 patitas. Dividiremos la lana en ocho partes, intentando repartir la lana en partes iguales. Y haremos trenzas que iremos anudando en la parte de abajo. Tal y como se muestra en la siguiente imagen:

Ya casi está listo

Ahora sólo nos quedan los últimos retoques. Recupera los botones que serán los ojos de nuestro pequeño nuevo amigo y cóselos en la carita… con cuidado de no hacerlo ni demasiado juntos, ni demasiado separados. Utilizaremos la hebra de lana roja para hacer la boquita, que la coseremos con una forma de gran sonrisa.

La decoración de nuestro pulpo puede variar en función de tus gustos, de a quién se lo vayamos a regalar o de si hace frío o calor… podemos improvisar una bonita bufanda o una elegante corbata. Incluso podemos decorar cada una de las patitas con un lazo de colores. Eso, lo dejo a tu elección, dadle rienda suelta a vuestra imaginación. Seguro que si le preguntas a tu hijo o hija, tendrá una magnífica y creativa ocurrencia.

Y en la siguiente imagen puedes ver el resultado final:

PulpiElPulpo

Recuerda, que el objetivo es pasar un rato agradable con tu pequeño o pequeña. Esta actividad es ideal por si facilidad, su bajo coste y por el resultado.

¡Espero que os haya gustado!

4 pensamientos en “Ocho patitas tiene mi pulpo

  1. Hola
    Gracias por explicar como se hace el pulpo.
    Me ha venido genial,he hecho mi mascota,la pulpita flamenca, para actividades de flamenco en el aula,con peineta y todo.
    Un saludo

    Me gusta

¿Me dejas un pensamiento?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s