La anorexia infantil

http://pixabay.com/en/photos/?image_type=&q=alimentaci%C3%B3n&orientation=&order=best&pagi=3Vamos a ir conociendo poco a poco algunos de los trastornos de la alimentación que pueden darse en los niños y en las niñas durante el ciclo de edad infantil. Vamos a empezar por el, seguramente, más conocido por todos y por todas, que aunque se relacione normalmente con edades más avanzadas, también puede darse en la etapa que nos ocupa:

La anorexia infantil.


Veamos primero sus características más comunes:

  • La anorexia infantil tiene un cuadro clínico distinto al de la anorexia nerviosa de la adolescencia. No se encuentra la distorsión ni el sometimiento a una imagen ideal como en la anorexia nerviosa de la adolescencia. Su universo lo constituyen sólo las figuras de apego (la madre por ejemplo)
  • En la infancia la inapetencia puede responder a enfermedades orgánicas, un catarro, anginas; o crónicas, enfermedades digestivas; pero también puede haber anorexias de causa psicógena, con formas simples y transitorias como las que aparecen tras el destete, el nacimiento de un nuevo hermanito, y formas complejas como la anorexia esencial de la infancia que afectar incluso al 33% de los niños menores de 8 años. Algo puntual como la interrupción de la lactancia materna puede ser motivo que desencadene una anorexia infantil crónica. Clasificación de la anorexia infantil: Del lactante. Infrecuente, casi siempre orientada a alguna enfermedad que cursa con este síntoma. La fisiológica, relacionada con la disminución de las necesidades del organismo en el segundo año de vida. La psicógena, originada en trastornos internos o factores ambientales (imposición de alimentación excesiva).
  • Pueden influir factores como la personalidad el niño. No hace distinción de sexos.

¿Cuáles son los síntomas más habituales?

  • Dificultad para comer persistente. Se da todos los días, durante al menos un mes.  
  • Suele evidenciarse un retraso en el crecimiento. Retardo en el desarrollo psicomotor e incluso en el habla.
  • Aunque tengan apetito, se niegan a comer. Los niños y niñas con anorexia tienen inapetencia, sin una razón aparente.
  • Se manifiesta de diferentes formas con el fin de escapar del “castigo” que constituye para estas personas tener que comer: dolores abdominales, vómitos, escenas emocionales de la forma más diversa; con malos hábitos como morderse las uñas, tartamudeo, enuresis (incontinencia urinaria).
  • Cambios de carácter súbitos, como ira, agresividad o llanto.
  • El bebé o niño rechaza la comida., varía de comida en comida entre cuidadores.
  • Otros síntomas: Desnutrición de grado variable, cambios endocrinos y metabólicos secundarios,  estreñimiento, bradicardia, hipotermia y deshidratación.

¿Cuál es el tratamiento adecuado?

  • El tratamiento más duradero y efectivo para los Trastornos de la Conducta Alimentaria es alguna forma de psicoterapia con atención médica maneto nutricional.
  • En primer lugar, corrección de la malnutrición. Aumento del peso y corrección y reeducación de los hábitos alimentarios.
  • Tratar los trastornos psíquicos que se basan en 3 aspectos: Detección precoz, coordinación de los servicios sanitarios implicados y control ambulatorio.
  • La familia debe tomar parte en el tratamiento. Además, un tratamiento médico sustentado en controles periódicos, a fin de restablecer las funciones orgánicas afectadas.
  • La hospitalización se recomienda cuando se han derivado problemas físicos que pueden poner en peligro la vida.

La prevención es en sí un tratamiento por contribuir a que no aparezca. Ejemplo: hacer de la hora de comer un momento de felicidad y comunicación en la familia. Ser tolerantes con determinadas incorrecciones en cuanto a modales y conductas. Respetar al niño como un verdadero ser humano. Demostrar siempre que alimentarse es una necesidad vital para mantenernos saludables. Hacer vivir a nuestros hijos una vida feliz en la que sus emociones estén acordes a su edad y temperamento.

Os recomiendo que veáis el siguiente vídeo en el que se explica muy bien este trastorno. [Pincha aquí]

Fuentes bibliográficas: Patricio José Ruiz Lázaro, Petra Sánchez Mascaraque (Pediatra y Psiquiatra. Madrid) / Educar.org / GuíaInfantil.com /Gramma

4 pensamientos en “La anorexia infantil

  1. mi gorda ha dejado de comer y consume muy poca leche no se quiere apartar de mi yo lo relaciono a que hay varios nacimiento en la familia y una hermana mia que la cuidaba ya no la cuida mas. puede ser?

    Me gusta

    • Hola Paula,

      Los niños suelen ser muy susceptibles a los cambios. A veces les cuesta asimilar por ejemplo, un cambio de vivienda, la llegada de un hermano, la vuelta al trabajo de mamá, etc. Cada peque lo manifiesta o afronta de una manera diferente.

      Primero habría que saber la edad de la niña. Porque es cierto que hay edades en las que simplemente reducen la ingesta de alimento, en cuanto a cantidad se refiere, porque su nivel de crecimiento cambia. Por ejemplo: durante los dos primeros años de vida, el bebé casi casi duplica su tamaño, por tanto la cantidad de alimento que necesita es importante. Llegada esa edad, los niños suelen reducir notablemente su apetito, pero se debe a eso.

      En cualquier caso, si observas pérdida de peso y que esa situación persiste, lo más aconsejable es que acudas al pediatra.

      Un abrazo

      Me gusta

¿Me dejas un pensamiento?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s